Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 51%
Viento: Sureste 21km/h
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Franco Luciani: Armónica con colores genuinos

El músico habla sobre Tango Trío y Grupo Folklore, sus dos nuevos discos, que sintetizan sonidos y paisajes argentinos.

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page
franco luciani franco luciani

Hay músicos, no demasiados, que por designio de su curiosidad y gracia de su talento llegan a expandir los límites de su instrumento o las formas en que estamos habituados a escucharlos. Esto pasa con el rosarino Franco Luciani, notable ejecutante de armónica, quien ha vestido a su instrumento de sonoridades cercanas al bandoneón o el acordeón. En nuestro país, esto sólo puede rastrearse en su nivel en un músico enorme como Hugo Díaz. Y si algo tienen ambos en común es haber hecho que su capacidad de experimentación se volcase para generar una relectura virtuosa de la música argentina.
Con una década recorriendo escenarios del mundo entero y luego de discos como Armusa, Acuarelas de bolsillo o Proyecto Sanluca (junto a Raúl Carnota), el músico ha grabado dos placas de manera simultánea, Tango Trío y Grupo Folklore, usando la denominación de sus grupos como guía sobria del trabajo complejo y disfrutable de experimentación sonora, instrumental y compositiva.
¿En qué te representan como músico el folklore y el tango?
Son las dos músicas con las que estoy trabajando constantemente, son definitivamente mías, aunque hago muchas otras. Es una elección artística y una cuestión de identificación, que me pasa cuando toco en cada rincón de nuestro país y más aún en el exterior. Y hay una riqueza histórica en estos géneros. Claro que participo y soy colega de músicos de todos los géneros, del rock al jazz, pasando por las músicas del mundo y la clásica, pero el tango y el folklore son mi búsqueda, aunque hablaría de música argentina. Nuestro país es muy grande, incluye infinidad de paisajes y por ende un montón de músicas. Hoy, que por suerte se ha achicado el mundo, por el transporte y las comunicaciones, la música está mutando.
En algún sentido tus aproximaciones unifican las regiones del país.
Me parece que sí. La cultura es una herramienta fundamental. Incluso para pensarlo a nivel regional, trascendiendo las fronteras. Pero en un escenario en el exterior, hago honor a la música de mi país, con todas sus regiones. Con el arte estoy resumiendo en una fotografía el lugar de donde soy y eso es maravilloso. Es muy especial, porque uno está haciendo bandera, defendiendo lo que te pertenece y lo que te identifica. Quiero mostrar todo lo que pasa en el país. En mi repertorio, siempre trato de hacer un pantallazo general del mapa musical.
¿Qué estás viendo ahora que hayas pensado como posible al empezar tu carrera?
En realidad lo que estoy haciendo ahora es lo que siempre quise hacer. Y lo que alguna vez me dije que sería muy bueno hacer, tanto vivir de lo que me gusta, como ir concretando proyectos personales, o tener siempre tan buen recibimiento de la gente, de los colegas músicos y del periodismo. Ya estoy haciendo lo que me gustaría hacer hasta el resto de mis días. Y todo esto me genera un compromiso, muy placentero.
Pedro Aznar dijo que admiraba en vos la pasión, el virtuosismo y el buen gusto.
Para mí eso es un premio, porque Aznar es uno de los grandes músicos que hay en la Argentina. Es lindo lo que dice. Uno no hace esto tan consciente. Yo me divierto, pero la cuestión profesional a uno le implica mucho trabajo y en el escenario tenés que dar todo. Sobre el buen gusto, simplemente hago las cosas como me salen y como me formé, en una familia que me enseñó que lo más importante en la música es hacer algo sincero y genuino.
Debe ser placentero descubrir colores nuevos en el instrumento.
La armónica ofrece muchos colores, ya ofrece de por sí sonidos maravillosos. Y al jugar con los colores de los parientes cercanos, como son el acordeón y el bandoneón, se va formando una paleta maravillosa. Y después está el hecho de que uno va a estar toda la vida buscando un buen sonido, algo difícil de explicar. Es hacer hablar a tu manera a ese instrumento, buscarle tu color propio. Y ésa es una construcción de toda la vida, que pasa todo el tiempo. Nunca estás hecho.
¿Qué te dio la música?
Me dio todo, desde muy chico. Me crié con mucha música y cuantas más conocés, más sabés de tu lugar y de los otros. Te abre y amplifica todos tus sentidos, no sólo el oído. Y además me dio una manera de vivir. El arte, en general, nos da una manera distinta de concebir el mundo y la humanidad entera.

 

dz/lr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario