Tiempo en Capital Federal

13° Max 6° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 56%
Viento: Suroeste 20km/h
  • Sábado 31 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  14°
  • Lunes 2 de Agosto
    Despejado  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Francisco Cabrera, el ministro PRO emprendedor

Reportaje al titular del Ministerio de Desarrollo Económico porteño.

Por laura-narbais
Email This Page

El suyo es un ministerio de bajo perfil. De hecho algunos medios mencionan a Néstor Grindetti (ministro de Hacienda) como el ministro de Economía. ¿Le molesta ese desconocimiento?
Para nada, tengo una excelente relación con Grindetti. En la Ciudad se repite el formato del modelo nacional, en donde el Ministerio de Hacienda local es lo que, en la Nación, sería el de Economía, y se ocupa de la recaudación, de la macroeconomía. El mío se llama de Desarrollo Económico, y atiende la producción, que en realidad es la verdadera economía: que crezca el empleo, la productividad; en el nivel nacional, mi ministerio se llama de Producción, y está a cargo de la ministra Débora Giorgi.

¿Cuáles son los objetivos de su gestión?
Este ministerio está abocado a tres áreas principales: la promoción de la economía de la Ciudad; el deporte; la intervención social. También en mi presupuesto figura una partida para la Corporación Sur.

Para todo eso tiene presupuestado 250 millones de pesos. Sólo el doble de lo que el Gobierno destina a publicidad. ¿Es poco el suyo o es mucho el de publicidad?
Es un presupuesto chico. Para promoción de la economía de la Ciudad tengo 65 millones de pesos; para deportes, 33 millones; para intervención social, 45, y para el área de la Corporación Sur, 96 millones, que incluye su presupuesto operativo.

La mayor parte de su presupuesto se lo lleva la Corporación Sur. ¿Qué hace ese ente con las partidas?
El control de la Corporación Sur no está dentro de la órbita del Ministerio de Economía; simplemente figura, en mi presupuesto, un monto que anualmente debo girarle, y que incluye todo el presupuesto operativo de la Corporación.

¿Cómo piensa lograr los objetivos del ministerio?
La promoción del emprendedorismo es clave. Lo hacemos a través de distintos programas. También impulsamos el crecimiento y desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (pyme), con programas como el fomento de la competitividad y la internalización de las pyme, y el otorgamiento de créditos a tasas subsidiadas, las más baratas del mercado, que llegan hasta un 6,5% anual, a través del Banco Ciudad, para empresas instaladas en el Distrito Tecnológico. Tenemos dos programas importantes de emprendedorismo: Buenos Aires Emprende, por el que se brinda apoyo a los emprendedores más innovadores; y Desarrollo Emprendedor. Les brindamos expertise, tutoría y un acceso a un software que hicimos convenio con Barcelona Activa, un ícono del emprendedorismo en España.

¿Qué le pidió Mauricio Macri que hiciera desde el ministerio?
A Macri le importa mucho el emprendedorismo. Para él, es una herramienta clave de generación de empleo y de movilidad social. Por cada emprendedor que logra llevar adelante un emprendimiento exitoso, se crean cinco puestos de trabajo. El hecho de generar 2.000 emprendedores por año significa 10 mil empleos nuevos.

¿Qué industrias se consideran estratégicas para la Ciudad?
Aquellas vinculadas con la creatividad, con las tecnologías de la información y la comunicación (Tics), una industria que exporta 1.500 millones de dólares por año. Para impulsarla nace el Distrito Tecnológico, que concretamos en diciembre de 2008 en Parque Patricios.

El Distrito parece un proyecto que no termina de arrancar. Los vecinos, por ejemplo, afirman que no se ven grandes cambios en el barrio.
Ya existen 17 compañías funcionando, 46 que compraron terrenos o inmuebles y un consorcio de más de 60 empresas involucradas con el lugar, trabajando en forma asociada. Aún no se ve el impacto real; los vecinos planteaban sus dudas, tenían un nivel grande de escepticismo pero ahora ven que el valor de la propiedad creció un 30% y las inmobiliarias categorizaron la zona como «distrito tecnológico», lo que revalorizó el precio de las casas.

¿En qué etapa está el proyecto de creación del Centro Metropolitano de Diseño?
En esta gestión no sólo ha tomado fuerza la promoción de la industria audiovisual (estamos lanzando un distrito en Palermo, Colegiales y La Paternal), sino también la del diseño. El 14 de septiembre vamos a inaugurar el Centro Metropolitano de Diseño; heredamos de la administración anterior 2.500 metros cuadrados de construcción y vamos a inaugurar 15 mil en Barracas, en lo que fue el mercado del pescado. Allí habrá incubadoras de diseño para apoyar a las empresas con infraestructura, con capacitación, apoyo financiero y que puedan trabajar en red.

La zona Sur de la Ciudad sigue estando postergada, hay enormes asimetrías con la zona Norte.
Falta inversión en esa zona, pero nosotros queremos derivar parte importante de la inversión a esa área; que las empresas inviertan allí y sean motor del crecimiento.

¿No cree que el Estado debería tener políticas activas para eliminar esas inequidades?
Por supuesto. La creación de los distritos, por ejemplo, tiene que ver con un modelo de gestión que implica impulsar la industria y, al mismo tiempo, valorizar y reciclar una zona urbana relegada y generar centralidades distintas en una Ciudad, de tal manera que el trabajo esté distribuido en diferentes zonas y, eventualmente, que la gente viva allí. Por eso, en la zona del Distrito Tecnológico, desgravamos el ABL para cualquier empleado que viva allí y trabaje en alguna de las empresas. Tenemos un plan de mejora del espacio público en dicha zona, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Urbano.

¿Qué obras se están realizando, concretamente?
Estamos trabajando en la poda de árboles, mejorando la luminaria, haciendo obras de bacheo, cambio de veredas.

Cambiando de tema, la justicia porteña anuló un sobreseimiento que lo beneficiaba, junto a Macri y otros funcionarios porteños, en una causa por la concesión del mobiliario urbano. En cuanto designen al juez, deberá dar explicaciones.
Estoy procesado en forma circunstancial, no he participado de la decisión, sino que lo llevó adelante otro ministerio.

Sin embargo, el decreto de concesión lleva su firma.
Sí, porque técnicamente es una concesión, y el área de concesiones depende de mí. Pero es un tema que está en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, que es quien llevó adelante esa decisión (cuando estaba como titular Juan Pablo Piccardo). Las personas que estaban en el comité de adjudicación no dependen de mí.

Sí, pero usted puso la firma, o sea que dio su aval.
El juez va a pedir una aclaratoria, y determinará qué involucramiento tiene cada uno. De todas maneras nosotros creemos que fue una concesión bien adjudicada. Fue una licitación que se hizo antes de que estuviéramos nosotros, previa a esta gestión. Se presentó esa documentación almacenada que, insisto, se realizó antes de que llegara esta gestión, se abrieron los sobres y ganaron los que ganaron.

Uno de los que ganaron es familiar de Orly Terranova, candidato a concejal por el PRO en Mendoza.
El juicio empieza porque la empresa que no gana la licitación (Spinazola) denuncia que parte de la documentación presentada por la familia Terranova, que es Publicidad Sarmiento, era falaz. La candidatura de Terranova es posterior (en 2008), y no tiene nada que ver con la causa.

Recientemente, la Legislatura porteña aprobó, a instancias del macrismo, una suba de la alícuota de Ingresos Brutos que impacta de manera diferente a distintas industrias. ¿Cómo cree que va a afectar esta medida en las empresas y en el consumidor final?
Lo que puede suceder es que los empresarios pierdan cierto margen de ganancia, y como las empresas porteñas trabajan en un contexto de libertad de mercado y buscan, como en cualquier negocio, rentabilidad, eventualmente reaccionen trasladando los precios. Respecto de la competitividad, quizás la diferencia puede darse con la oferta de empresas del interior, pero a su vez la alícuota de la Ciudad es la más baja del país.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario