Tiempo en Capital Federal

21° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 80%
Viento: Sur 39km/h
  • Lunes 22 de Julio
    Cubierto12°   14°
  • Martes 23 de Julio
    Cubierto10°   12°
  • Miércoles 24 de Julio
    Muy nuboso  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Fiesta en salud

Posturas de yoga, meditación, manjares naturistas y mantras con pulso dance. En estos eventos, cada vez más populares, participan familias con sus hijos.

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page
yoga_rave

Es temprano. El espacio enorme de un boliche palermitano como Groove, donde alguna vez vibró un verdadero templo de la bailanta, apenas se ha empezado a habitar. Pero es tiempo propicio para comenzar a percibir lo que será la Yoga Rave, un concepto de fiesta electrónica donde no se vende alcohol y se promociona el no uso de drogas comúnmente asociadas a la música electrónica. Ya se han hecho 40 de estas fiestas en la ciudad, pero es la primera que se hace en una disco enorme, donde suena una música electrónica suave, levemente hipnótica, que pone la mente en clima, creando el marco ideal para aceptar un saque sanísimo de clorofila pura, que llega al estómago como un regalo energizante.

La rave apenas se vislumbra, pero a sabiendas de que estamos en una fiesta electrónica dance que propone que el cuerpo se estimule sólo con música, yoga y meditación, se vuelve natural ver parejas jóvenes con niños bien pequeños, junto a adolescentes ultra lookeados, con estética de colores flúo. Pronto, cuando el sitio va llenándose y hemos comido alguna ensalada energética vegetarianísima, además de un potente brebaje a base de jengibre, comienza la primera huella de lo diferente. Desde el escenario, un atlético y vociferante instructor de mediana edad convoca a una relajación colectiva, con distintas posturas de yoga.

Por la manera en que algunos de los presentes adoptan con velocidad las posturas, se nota que están en el tema. Otros van siguiendo las propuestas a los tropezones, pero imantados por el entusiasmo sonriente del arengador. Para cerrar esta fase, se inicia una meditación colectiva, que puede ser apenas relajatoria para los no muy acostumbrados a bajar el umbral de la conciencia, pero para los que llegan con intensidad a estados concentrados, se recibe como fuente de placer. Eso sí, cuando aparece abruptamente la música del dúo electrónico So What Project!, con sus mantras de variada vertiente cultural, lo primero que se produce es un shock.

Eso sí, la mente y el cuerpo piden a los organizadores –adeptos del Sri Sri Ravi Shankar, con cinco años de experiencia en el país organizando estas fiestas conscientes– que para los próximos eventos tengan un cuidado mayor en la progresión de la intensidad de la música luego de las meditaciones. Eso hará que sea más disfrutable, lo que sí pasa cuando nos recuperamos del fuerte contraste, ya que el cuerpo relajado, la mente atenta y el espíritu festivo bailan felices cuando los mantras bailables estimulan con gracia al movimiento. Cuando se da esta alineación, sea lo que fuere que sintamos con el yoga o las distintas asociaciones que trabajen con meditación, sentiremos que está muy bien bailar, contentos. Y hacerlo compartiendo un espacio del movimiento libre con gente de todas las edades, incluyendo esos niños, muchos, que prueban que para estar bien sólo hace falta moverse. Y eso hacemos, con total conciencia. Y sin humo que nos quite ni un gramo de aire. Eso se festeja, aunque nunca antes hayamos meditado o ni pensemos en hacer yoga.

www.yogarave.org/yr/

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario