Tiempo en Capital Federal

22° Max 15° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 61%
Viento: Sureste 29km/h
  • Viernes 28 de Enero
    Despejado18°   23°
  • Sábado 29 de Enero
    Muy nuboso20°   27°
  • Domingo 30 de Enero
    Parcialmente nuboso21°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 27/01/2022 14:44:09
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Fernando Sanchez: ‘Gobernar la Ciudad no es lo mismo que dirigir Boca’

El diputado de la Coalición Cívica opina que a la gestión macrista le faltan políticas sociales.

Por Karin Miller
Email This Page

¿Cuáles son las perspectivas de la Coalición Cívica en la Ciudad para 2011?

Muy buenas. En principio es bueno que la Coalición Cívica goce de perspectivas de proyecto alternativo, que hasta ahora no tuvo, en términos de conducir y gobernar la Ciudad. Sí tuvimos un buen bloque por la calidad de los legisladores, pero no la suerte de tener un bloque estable. Hay que hacer también autocrítica de las cosas. No tuvimos estabilidad política y, por lo tanto, no logramos tener buena definición política de lo que serían las políticas públicas de cara al proyecto Ciudad de Buenos Aires.

¿Y ahora sí lo tienen?

Creo que ahora lo estamos consiguiendo y tenemos las puntas para poder ser alternativa en la Ciudad: perfil propio, claridad en el planteo parlamentario, buena definición. Se lo dije al jefe de Gobierno: nosotros somos un partido y un bloque de oposición, por lo tanto, abiertos al diálogo. Pero somos un bloque de oposición. Y el segundo elemento que hay que garantizar para poder decirle a la Ciudad que somos una alternativa de gobierno es alguna candidatura que cristalice esas ideas. No nos queremos apurar a hablar de nombres, pero sí queremos que la Ciudad sepa que tenemos varias alternativas.

¿Adrián Pérez es una opción?

Adrián Pérez dijo que a él le encantaría competir en la ciudad de Buenos Aires y que está construyendo un proyecto. Para nosotros eso es muy bueno, es un buen candidato, la gente le cree, algo que falta mucho en la política argentina. Debemos cristalizar y armar lo que en serio significa gobernar la Ciudad. Es muy fácil decir «tenemos equipos técnicos» cuando no los tenemos, y en ese sentido estamos trabajando muchísimo. Es muy fácil decir «tenemos un partido consolidado» cuando, en realidad, falta mucho para que un pequeño gran partido se haga cargo de la gestión en la Ciudad.

¿Cree que Proyecto Sur, como partido recientemente formado está preparado para asumir la jefatura de Gobierno en 2011?

No me gusta decir que otro proyecto no está preparado para eso. Si nosotros estamos trabajando sobre nuestras falencias, me imagino que Proyecto Sur estará trabajando sobre las suyas. De hecho, es un proyecto que tiene un gran peso político en el distrito a partir de un resultado electoral y no hay que desmerecer ese resultado. En el sentido de la perspectiva política creo que nosotros estamos mejor, sabemos con qué contamos para eso y con qué no. Somos dos las fuerzas políticas que sabemos con qué no contamos, el PRO es una. El problema es que el PRO está en el Gobierno. Y entonces cuando uno se da cuenta tarde de lo que no tiene, lo empieza a sufrir la ciudad de Buenos Aires.

¿Qué prioridades tiene el bloque de la Coalición Cívica en la Legislatura?

Nosotros creemos que una agenda parlamentaria no puede ser acotada por ser solo oposición, ni limitada a lo que plantea el oficialismo o la coyuntura. Tiene que ser bien amplia, tener espacio para trabajar sobre la coyuntura -como en el caso de las inundaciones- pero también para ir a las cuestiones de fondo.

¿Cuáles son?

Parece que uno repite siempre lo mismo: salud, educación, vivienda, la mayor parte de las áreas sociales para dar contención, sobre todo en un momento en el que se supone que hay expansión económica pero que gran parte de la sociedad se está quedando afuera de los beneficios de esa expansión. La Argentina es un país de muchos ciclos, vaivenes, y creo que lo único que puede atemperar esos ciclos para que la gente no los sufra tanto son las grandes redes de contención, de inclusión y ciudadanía, como la red de salud pública. La Ciudad supo tener una excelente red de salud pública y Macri la está degradando a pasos bastante acelerados. Creo que es uno de los sectores en donde peor está llevando su gestión. Pero no me quiero quedar sólo ahí. Son necesarias políticas sociales de diverso tipo y estamos obligados a poner énfasis en la agenda social. Por otro lado, la Ciudad también tiene un gran problema de infraestructura que hay que solucionar.

¿Cómo actúa la gestión actual con respecto a estas áreas?

Me parece que está haciendo prueba error en todas las áreas y eso es un gran problema. El costo de aprender en la gestión lo pagan los ciudadanos, no el PRO. En algunas cosas no hay voluntad, en otras hay una visión errada, desde mi punto de vista. Tenemos agendas y planteos muy diferentes. A veces hay un gran conflicto entre la visión de algunos ministros y el propio jefe de Gobierno. A veces el jefe de Gobierno cree que esto -y no lo digo como chicana, lo digo en serio- no es ni siquiera la concepción de la empresa privada transpolada a la gestión pública. A veces cree que es Boca transpolado a la gestión pública. Y entonces comete los gravísimos errores, que nos costaron muchísimo a todos los ciudadanos, con el tema de la Metropolitana y la seguridad, que no es sólo la Metropolitana.

¿Cree que Buenos Aires tiene que tener una policía propia?

Sin duda, todos creemos que tiene que tener una policía propia. Pero disentíamos en los caminos para llegar a tenerla, porque sabíamos que los riesgos y los costos podían ser mucho mayores si se hacía de esta manera. Ahora ya está decidido, pero queremos saber qué policía y con qué políticas de seguridad. Porque la política de seguridad no termina en la policía. Es necesaria la prevención del delito, la articulación con la participación de los ciudadanos y con otros ministerios. Hay que ponerse firme y tener carácter frente al gobierno nacional, que yo sé que no es fácil, yo también soy oposición al gobierno nacional, y no es por capricho. Creo que hay una inmensa mezquindad de parte del gobierno nacional hacia la Ciudad. No sé por qué no quieren a la Ciudad.

¿Considera que a la Ciudad le falta presupuesto?

Si hablamos lisa y llanamente de presupuesto, no tiene problemas presupuestarios. Pero si la Ciudad quiere encarar lo que cualquier jefe de Gobierno quiere encarar, que son grandes obras de infraestructura -que no está mal, porque es cierto que la Ciudad tiene un retraso infraestructural enorme-, ahí hay que empezar a pensar quién va a pagar, de qué manera y cuáles son las prioridades. Macri tiene mal puesta la prioridad, tiene otra agenda con otra concepción de Buenos Aires.

¿Los vetos del Ejecutivo afectaron el funcionamiento institucional de la Legislatura?

Creo que ha empeorado la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo. Se lo dijimos todos los presidentes de bloques de oposición a Macri. El veto indiscriminado y la no reglamentación de leyes implican avasallar las facultades de la Legislatura. Y en ese sentido, está yendo de mal en peor. Nosotros nos vamos a plantar muy firmes para decirle al jefe de Gobierno con qué no se puede meter.

¿Es posible una alianza de la Coalición Cívica con algún sector de la UCR a nivel nacional?

Nosotros tuvimos una estrategia de alianzas en 2009 que creo que resultó positiva para darle al Congreso de la Nación otras mayorías, para ponerle límites a abusos recurrentes del kirchnerismo en términos de cómo se usaban las instituciones de la Nación. Hicimos una alianza en la mayor parte de los distritos con la UCR y en algunos distritos con el socialismo. Hay que ver cuáles son las intenciones de cada uno no sólo en el parlamento sino más allá. Las alianzas pueden ser muchas, ni me circunscribo a la UCR y al socialismo ni garantizo que vaya a haber una alianza con la UCR y el socialismo. Podemos ir solos, con otros partidos, con escisiones de otros partidos, porque el sistema político y partidario es muy frágil en la Argentina, y espero que hagamos un esfuerzo para ir a la consolidación de esos partidos, y no a la fragmentación permanente.

¿Qué opinión tiene del papel de Cobos?

En esta cuestión de implorar por que los partidos se consoliden no hay peor ejemplo que alguien que es el vicepresidente de la Presidenta de la Nación y se quiere constituir en líder de la oposición. Esa acción lleva a que la sociedad no entienda nada. Y en ese sentido es absolutamente reprochable. Yo no fui ni sería kirchnerista, pero desde el primer día supe que no lo era. Yo no entiendo qué le pasa a alguien que llega a la Vicepresidencia de la Nación, no a cualquier cargo. Se tuvo que haber equivocado, entre comillas, bien entrecomillado, mucho, para darse cuenta a los cinco meses que es diametralmente opuesto a la Presidenta a la que acompañó. Me parece cínico, oportunista. Hay una falta de ánimo de construcción de una democracia duradera. Es una persona que siendo vicepresidente de la Nación, lo único que le queda ser y está obligado a ser es vicepresidente de la Nación. No puede ser ni una pieza clave del oficialismo ni de la oposición, él mismo se condenó políticamente. Pero que no nos condene a todos los argentinos a no tener un vicepresidente, porque después sufrimos las consecuencias de no tener los cargos que reemplazan a la Presidenta cuando viaja, etcétera.

¿Qué es lo que más le gusta de Buenos Aires?

Me encanta su pluralidad, el hecho de que sea una ciudad 24 horas, una ciudad que le plantea horizontes a la mayoría. Tenés todas las opciones, si querés ser profesional lo podés hacer, si querés emprender algo lo podés hacer. En estricto sentido lo podrías hacer en cualquier lado, lo que pasa es que acá te reprochan mucho menos si vos querés ser un vanguardista, un innovador.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario