Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 40km/h
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso12°   18°
  • Viernes 30 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Nubes dispersas13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Feletti: ‘El porteño advierte que la política nacional lo favorece’

Es el primer candidato a diputado por el FpV en Capital y habló en exclusiva con Diario Z.

Por
Email This Page

Viceministro de Economía y cabeza de la lista de diputados nacionales por la ciudad de Buenos Aires del Frente para la Victoria, Roberto Feletti considera que las elecciones primarias del 14 de agosto son importantes para la reconstrucción de un sistema político. Confía en el triunfo de Cristina Kirchner en primera vuelta en octubre y anticipa que, una vez en la Cámara de Diputados, dará prioridad a las problemáticas de transporte y vivienda.

¿Cómo viene la campaña?
Estamos trabajando bajo una lógica de contacto directo con la gente, con suertes varias. Yo lidio con un nivel bajo de conocimiento, pero el contacto con la gente tiende a ser muy bueno. Es fundamental tomar contacto con las personas. La Presidenta planteó que en la Ciudad ahora dejamos de ser oposición para ser oficialistas. Nosotros vamos a poner en valor las políticas nacionales y tenemos muchas cosas para mostrar. Entonces, hay que hacerlo con alegría y en contacto con la gente. En un debate con el diputado del PRO Federico Pinedo, le pedí que sea generoso y reconozca los logros. El «estamos bien, venimos bien» del macrismo, los restaurantes llenos, los locales repletos de las avenidas Santa Fe y Cabildo también tienen que ver con nosotros. La gente está tranquila, no está viviendo un clima de incertidumbre, más allá de lo que está ocurriendo en el mundo.

¿Eso significa que existen votantes de Macri que elegirán al Frente para la Victoria?
Creo que sí, porque el porteño es pragmático. Puede escindir la política local de la política nacional, y advierte que ésta lo favorece. Hoy la gente se pregunta cuánto va a aumentar su sueldo y no si va a perder el trabajo. Esto se percibe en la calle.
¿El resultado de las primarias puede funcionar como la encuesta casi perfecta de lo que va a pasar en octubre?
Es muy fuerte decir eso porque primero hay que ver cuál es la afluencia de votantes. Pero evidentemente marcará una tendencia. Si hay un voto masivo hacia nuestra Presidenta, se crearán condiciones favorables para nosotros. Tengo una sensación muy optimista respecto del voto de octubre. En 2007, la Presidenta resultó electa con el 46 por ciento de los votos y en la Ciudad sacó el 24 por ciento. En la primera vuelta, Daniel Filmus y Carlos Tomada sacaron el 28 por ciento. Es dable suponer que eso va a repetirse. Entonces un voto que se acerque o supere el 30 por ciento en la Capital está marcando una tendencia para el país.

¿Por qué cree que las encuestas reflejan un bajo nivel de conocimiento sobre lo que se vota en las primarias?
Porque se paga el precio de que sea la primera vez. Las primarias están pensadas para dirimir representatividades al interior de los partidos y eso, lamentablemente, no ocurrió. También tienen por objeto validar el sistema de partidos políticos. La Argentina es el vigésimo tercer país por tamaño de su economía, tiene un PBI de casi 400 mil millones de dólares, un ingreso per cápita, que tiene aristas de distribución disímiles, de aproximadamente 10 mil dólares. Esa sofisticación de la economía, ese avance, también tiene que estar acompañado por la reconstrucción del sistema político. Las primarias apuntan en esa dirección.

Todo indica que será electo diputado. ¿Qué proyectos tiene en mente?
Fui funcionario de esta Ciudad durante el gobierno de Aníbal Ibarra. Conozco a Buenos Aires, nací en ella, la quiero. Voy a tratar de resolver problemas inherentes al crecimiento económico en la Ciudad. Uno es el transporte. Por cada punto que crece el producto bruto interno, la demanda de movilidad aumenta un 20 por ciento. Tenemos que recrear el transporte público como sistema, tal como fue concebido. Conectividad entre estaciones de tren, subtes, redes de colectivos. Hay que impulsar una sola autoridad metropolitana de transporte, donde converjan Nación, Provincia y Ciudad, que permita coordinar frecuencias, recorridos, líneas, extensión de las redes, cómo y en qué invertir, y que controle subtes, trenes y colectivos. Hay que restituirle al porteño 20 minutos más por día. El otro punto que voy a tratar es el tema del crédito para la vivienda. No podemos seguir con este desequilibrio en las construcciones, que forman parte de la capacidad de ahorro, porque también tenemos que contemplar a un sector de medianos ingresos que podría llegar a una vivienda por la vía del crédito, subsidiando la tasa de interés o financiando la hipoteca, llevando los créditos a 30 años. Hoy para acceder al crédito se necesita ganar de 10 mil pesos para arriba. Tenemos que bajar el escalón a 5, 6 o 7 mil pesos para los grupos familiares. Son dos cuestiones bien urbanas de las que me voy a ocupar mucho.

¿Podemos decir que hay una «macrización» de las campañas en términos comunicacionales?
No sé si hay macrización. Macri conectó con la sensación de bienestar de la gente y se la apropió. Es un mérito. Pero no podría hacer esta campaña si hoy tuviésemos el panorama de 2001. Puede hacerla porque la sociedad realmente está bien. Por supuesto, después aparecen problemas como la inseguridad o que el sueldo no alcanza. Pero la percepción general es que estamos bien. Macri supo conectar en esa dirección y también utilizó herramientas de la nueva derecha, como la eliminación del discurso político o la no complejización de la realidad. Pero la conexión con la sensación de bienestar de la gente es una tarea que nosotros tenemos que hacer. Y de hecho la Presidenta lo hace, porque habla permanentemente de logros: aumento de las jubilaciones, disminución del desempleo.

Uno de los problemas económicos es la inflación. ¿Qué se hace en ese sentido?
Lo que nunca vamos a hacer es establecer políticas de restricción monetaria, fiscal, de ajuste. Entendemos que con crecimiento la inflación tiende a bajar. La gente mayor tiene el recuerdo de la hiperinflación del 89 y sabe que esto es sustancialmente diferente. Si realmente se viera como un problema angustiante, la gente no consumiría, compraría dólares y esperaría. Para la gente más joven, que vivió la crisis de 2001 y que hoy tiene trabajo -aunque hay un sector que todavía no accede-, la preocupación es el empleo.

¿Tiene que preocuparnos la crisis de Estados Unidos?
Sí, porque es una crisis muy severa. Tenemos que proseguir con medidas como las que se tomaron en 2009, de protección del mercado interno, de impulso fiscal e inserción regional. Ese año, cuando se retrajo el mercado mundial, Sudamérica nos siguió comprando. Tenemos un comercio intrarregional de más de 120 mil millones de dólares, diez veces más que hace 15 años. Hoy la Argentina exporta 190 mil autos a Sudamérica, 15 mil millones de dólares en industria y eso representa 300 mil puestos de trabajo. Proteger eso y generar la visión de un mercado interno regional y ampliado es decisivo. Y por supuesto hay que mantener la solvencia macro: el nivel de reservas, sustentabilidad fiscal.

¿Cree que Cristina Kirchner vencerá en primera vuelta en octubre?
Yo creo que sí. En todos los distritos donde hubo elecciones, el Frente para la Victoria recibió un respaldo importante. La proyección indica que Cristina va a ganar en primera vuelta, no sólo por la legitimidad que tienen nuestras políticas, sino también por la perspectiva de futuro que estamos otorgándole a la sociedad.

DZ/rg

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario