Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 86%
Viento: Sureste 24km/h
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con probabilidad de lluvia19°   21°
  • Lunes 26 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   20°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Federico Salvai: “Todas las mañanas pienso que hay que ponerle actitud”

El flamante legislador del PRO fue durante cuatro años jefe de Gabinete de María Eugenia Vidal. Señala como una de sus preocupaciones el sedentarismo
y la obesidad, un problema presente en la mitad de los chicos porteños.

Por Romina Calderaro
Email This Page
palabras urbanas (2) copy

Es de Géminis, pero no cree en la astrología. Atal punto le es indife­rente la influencia de los planetas, que Federico Salvai des­conoce el signo de su propia espo­sa, la ministra de Desarrollo Social porteña, Carolina Stanley. En lo que sí cree el hombre de confianza de la vicejefa de Gobierno porteño María Eugenia Vidal es en Dios. Y mucho. Se le enciende el rostro cuando re­lata el encuentro de 45 minutos que mantuvieron en noviembre del año pasado, él y su jefa, con el papa Francisco. Por eso sorprende que Salvay haya sido el creador de la página web Chau Tabú, un muy buen sitio que informa sin pelos en la lengua a los adolescentes todo lo que necesitan saber sobre sa­lud sexual y reproductiva para evi­tar el contagio de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no planificados. Con Diario Z, Salvai habló de su flamante rol como le­gislador porteño, del futuro de Vi­dal en la provincia de Buenos Aires y de los problemas y proyectos de la gestión PRO en el distrito.

¿Cómo llevó a cabo la idea de una página web de educación sexual desde el PRO y contra la opinión de la Iglesia Católica?

Los jóvenes se están iniciando sexualmente, en promedio, entre los 14 y 15 años. Hasta diciembre yo estuve a cargo del área de Juventud y teníamos que acercarnos a ellos hablándoles de un modo en el que se sintieran cómodos, con su voca­bulario. Lo charlamos con Mauri­cio y con María Eugenia y los dos nos apoyaron con la propuesta. La lanzamos a la red y hoy es un tema de debate. Queremos evitar que la sexualidad sea un tema tabú: que­remos que se hable y que los ado­lescentes tengan un lugar más don­de obtener información sobre salud sexual y reproductiva. Es una reali­dad y nosotros no podemos negar esa realidad. Desde el gobierno de la Ciudad trabajamos en valores. Este sitio web no es algo opuesto. Se trata de abordar la falta de in­formación, un problema que exis­te y por el que se contagian enfer­medades y se producen embarazos no deseados.

No debe de haber sido fácil.

Pedimos opiniones de todo tipo, in­cluso recibimos al clero y eso es lo bueno. Antes no se hablaba y hoy todo el mundo quiere saber qué es Chau Tabú. Algunos tienen opinio­nes a favor, otros en contra. Lo que en ningún caso pasa es que nos pi­dan que no les demos información a los chicos. En cinco años, esta dis­cusión va a ser ridícula. Quiero su­brayar que Macri apoyó la iniciativa desde el primer momento.

 Usted es legislador porteño y la mano derecha de María Eu­genia Vidal. Muchas veces Vidal tiene más presencia que Ma­cri en los momentos difíciles, como durante los cortes de luz. ¿Cómo se vive eso?

María Eugenia es una vocera más del Gobierno. Ella ha crecido mu­cho, hemos crecido mucho. Yo tra­bajo con ella desde hace ocho años y hoy, por su rol, porque es una de las personas más conocidas, por su trabajo como vicejefa y porque le interesa la gestión, ocupa un lugar como vocera. Pero yo no creo que sea mejor vocera que otros ni que dé más la cara que otros. Es una de las nuevas figuras que ha cre­cido dentro del PRO. Antes Mauri­cio era la única persona conocida y han aparecido otras voces como la de Gabriela Michetti, la de Horacio Rodríguez Larreta. A María Eu­genia le gusta mucho enfren­tar las situaciones, sean buenas o malas. No hay especulación de ningún tipo frente a su ima­gen.

Ahora la han elegido como candidata a gobernadora bonaerense, el distrito más grande de la Argentina.

Estamos preparados y hemos arrancado con todo. Hace ya dos o tres meses que armamos agenda en la provincia. Le in­terrumpimos las vacaciones a María Eugenia y ha recorrido toda la costa, desde San Cle­mente hasta Claromecó, Ba­hía, Necochea. Ahora está re­corriendo el conurbano una vez por semana y todos los fi­nes de semana vamos a alguna ciu­dad grande del interior.

¿Y cómo recibe la gente de la provincia a una figura tan iden­tificada con la Ciudad?

El recibimiento es muy bueno. Y ella está sorprendida del atraso que tiene la provincia en materia de in­fraestructura, de salud y en mate­ria social. No nos extraña. Nosotros estamos muy cerca de la provincia y los hospitales públicos de la Ciu­dad reciben en un 50 por ciento en promedio a gente de la provin­cia de Buenos Aires. Eso marca que pese a todo lo que tiene que me­jorar el sistema de salud de nues­tro distrito, sigue siendo más atrac­tivo que el de la provincia. Nos pasa lo mismo con las escuelas. Espera­mos que a fin de año, María Euge­nia haya recorrido todos los distri­tos de la provincia.

Y mientras tanto tiene que ocu­parse de la vicejefatura. Y los problemas son muchos. Con el subte, por ejemplo.

Estamos hace pocos meses con los subtes. Hemos comprado 400 nue­vos coches y se supone que en 24 meses va a haber mejoras para to­das las líneas. En la línea A siguen faltando vagones, pero con el aire acondicionado se ha hecho un avance tremendo. Y estamos inclu­yendo estaciones saludables, lim­pieza, seguridad. Les pedimos a los vecinos un poquito más de pacien­cia, pero ya se empiezan a ver cam­bios. Hay muchos años de abando­no y de falta de inversión.

Y en el tema inscripción on line, ¿qué fue lo que falló?

El ministro ha hablado profusamen­te de este tema. Se han ido solucio­nando muchos de los problemas. Hay una realidad histórica en la Ciu­dad: la falta de vacantes para chi­cos de cero a tres años. Pensá que en todo el país faltan 500 mil va­cantes, es decir que es un proble­ma general. Pero el ministro ha ga­rantizado que a partir de los cuatro años no va a haber falta de lugar para ningún chico y se han ido co­rrigiendo los problemas del sistema a medida que surgieron.

Esta pregunta es para el legis­lador, ¿va a acompañar el pro­yecto de prohibir a los limpiavi­drios y cuidacoches?

Nosotros no tenemos ninguna duda de que hay que prohibir la ac­tividad: mantenemos esa postura desde hace mucho tiempo. Lo que queremos es que los bloques de la oposición se den cuenta de que no podemos seguir teniendo muertes por conflictos entre mafias que hoy toman el espacio público por no acompañar este proyecto. Quere­mos prohibir esto atendiendo casos particulares y situaciones sociales.

Más allá de las mafias y la coac­ción, hay gente rebuscándose la vida como puede. Esa gente es el eslabón más débil de la ca­dena.

Conozco el tema perfectamente porque trabajé cuatro años como jefe de gabinete de María Euge­nia cuando ella era ministra de De­sarrollo Social. Sé que cada caso hay que atenderlo particularmen­te. Hay familias con vínculos rotos, hay gente en situación de calle, hay gente que está hospedada en hote­les del gobierno, otros que cobran un subsidio. El Gobierno de la Ciu­dad tiene muchos recursos y quizás atendiendo caso por caso se pueda solucionar el asunto.

¿Pero qué va a pasar con la gen­te que sobrevive así?

Hay un Ministerio de Desarro­llo Social que tiene las puer­tas abiertas y va a atender caso por caso. Lo importante es que se tome la decisión política de una vez por todas de eliminar la actividad.

¿Hay algún proyecto en par­ticular que le interese abor­dar como legislador?

El último año en vicejefatu­ra fui secretario de Desarrollo Ciudadano y desde que asumí creé un área que trabaja todo lo que es prevención en salud. Sobre todo, orientado a lo que es sobrepeso y obesidad, que es una problemática no muy conocida, pero que está cre­ciendo y me preocupa espe­cialmente en los niños. Casi la mitad de nuestros chicos tienen so­brepeso u obesidad. Mi intención es impulsar proyectos que introduz­can un cambio cultural en sus há­bitos de alimentación y también en los grandes, porque es un cambio cultural que tiene que hacer toda la familia incluyendo al docente en la escuela. También hay mucho se­dentarismo: Buenos Aires tiene to­dos los problemas de las grandes ciudades y hay que enfrentarlos.

¿Por qué eligió la palabra “Ac­titud” como leyenda en su whatsapp?

Porque todas las mañanas, cuando me levanto, pienso: hay que poner­le actitud. Hay muchas cosas que se resuelven solamente poniendo ac­titud. Nos pasa en el trabajo, nos pasa en la familia. Uno se enfrenta a muchas cosas en el día y hay que buscarle la vuelta. Pondría esa pala­bra en todos lados.

 Preguntas de la A a la Z

A. Edad.

B. Barrio donde vive. Palermo.

C. Estado civil. Casad

D. Signo. Géminis

E. Religión. Católico (mis hijos se llaman Mateo y Juan)

F. Equipo de fútbol. River Plate


G. ¿Sus hijos van a escuela pública o privada? Privada


H. Nivel educativo. Posuniversitario. Soy abogado, licenciado en Periodismo y Comunicación y tengo un posgrado en la Universidad Austral.


I. ¿Cree en la amistad entre el hombre y la mujer? Sí.

J.¿Tiene algún vicio que le gustaría dejar? Fumo cada tanto y me gustaría dejarlo. Antes fumaba mucho, pero ahora corro mucho.

K. ¿Hace terapia? Nunca hice terapia.

L. ¿Qué está leyendo? Estoy sin tiempo para leer.

M. ¿Su infusión favorita? Café.

N. ¿Cuál es su lugar preferido de la ciudad? La bicisenda de Palermo por donde corro cada mañana.

Ñ. ¿Qué quería ser cuando era chico? Periodista deportivo.

O. ¿Cuál es su dibujo animado preferido? Cars, por los chicos.

P. ¿Una salida nocturna? Ir al cine o teatro.

Q. ¿Su comida preferida? El asado.

R. Un defecto. Ansioso.

S. Una virtud. Controlo la ansiedad.

T. Un personaje preferido de la historia. Güemes. Ayudó a Belgrano a defender la frontera.

U. Un hecho que cambió su vida. El nacimiento de mis hijos.

V. ¿A qué hora se acuesta y se despierta? Arranco 6.45 para ir a correr.

W. ¿Cena en su casa? Todo lo que puedo.

X. Un programa familiar preferido. Asado en casa el fin de semana. Es sagrado.

Y. Una cábala. No tengo.

Z. ¿Cuál fue su primer trabajo y a qué edad? A los 16 años fui empleado en la panadería de mi abuelo. Trabajé todo un verano para irme de vacaciones.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario