Tiempo en Capital Federal

14° Max 10° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 58%
Viento: Suroeste 25km/h
  • Jueves 18 de Agosto
    Cubierto  12°
  • Viernes 19 de Agosto
    Despejado  14°
  • Sábado 20 de Agosto
    Cubierto  15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 17/08/2022 20:19:21
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Fabián Soldini: “Messi sabía que ya no volvería a Rosario y lloró”

Representaba a varios jugadores cuando pescó a la Pulga en las inferiores de Newell´s y lo llevó al Barcelona. La historia secreta detrás del pase más famoso.

Por Dario D'Amore
Email This Page
messi

Nosotros representábamos a Maxi Biancuchi (primo de Leo). Claudio, su papá, me decía, vos tenés que manejar a mi sobrino, no sabés como juega. Muchos te dicen eso, no le di importancia. Pero un día estaba viendo las inferiores de Newell´s, la décima, y había un enano que hizo una jugada maravillosa, como Lionel hoy. Lo llamé a Claudio y le pregunté: ¿tu sobrino juega con la camiseta 9?, ´Sí´, me dijo. Haceme una reunión ya con el padre, le dije, y ahí empezamos. Ese chico, con la casaca número 9, era Messi, con 11 años.”

Fabián Soldini, el protagonista del relato, hoy es representante de varios jugadores nacidos en Rosario, Ignacio Scocco (ex goleador de Newell’s) y Cristian Álvarez (arquero de San Lorenzo), entre otros. Pero tuvo en sus filas a un Messi de edad escolar.

¿Lionel no tenía representante?
Si, estaba con la empresa de Fabián Basualdo y Ricardo Schlipper. Pero el papá, Jorge, reclamaba falta de atención, tanto de ellos como de Newell´s.

¿Falta de atención?
En ese momento, a Lionel ya le aplicaban unas inyecciones para solucionar el problema de la hormona de crecimiento. El tratamiento era costoso, 960 dólares, y ni Newell´s ni la gente que lo manejaba aceptaba darle una mano al padre.

El padre trabajaba en Acidar, ¿la obra social pagaba el tratamiento?
Al comienzo sí, pero, después, en 2000, comenzaron los problemas. Es ahí que nos contactamos. Yo le dije que si Leo tenía representante era imposible. Que mis socios y yo no íbamos a invertir en un jugador representado por otra gente. Entonces Jorge Messi me dice que Schlipper lo deja libre porque no invierte dinero en chicos… Conclusión: la obra social de Lionel pagaba el 50 por ciento y nosotros el otro 50 por ciento del tratamiento, con la condición de que le consiguiera una prueba en Europa.

¿Allí apareció el Barcelona?
Unos meses después. Estaba en auge el tema, por el caso De Petris, que con 13 años se había ido al Milán. Nosotros comenzamos en marzo a trabajar y, en septiembre de 2000 conseguimos la prueba vía nuestro contacto europeo (Juan Mateo) y Juan María Minguella (cercano a la dirigencia de Barcelona, por haber acercado a Maradona, Rivaldo y Romario).

¿Cómo fue el viaje?
Viajamos con Lionel y Jorge, los tres. Tuvimos que hacer todo rápido. Nos avisaron el 1 de septiembre y viajamos el 17. Fueron 17 días.

¿Y la prueba?
Lionel la rompía todos los días. Pero Carles Rexach estaba en Sydney con el equipo olímpico de España. Por eso la prueba duró tantos días. Cuando Rexach llegó, estuvo cinco minutos, vio una jugada genial de Leo y se fue.

¿En ese momento se firmó el famoso contrato en la servilleta?
No fue fácil. El Barcelona estaba en crisis. Los dirigentes estaban todos peleados. Hasta qué Minguella los apura y les dice: ‘Si ustedes no lo quieren, buscamos otro club”. Allí hay una negociación, aparece la famosa servilleta (sin validez legal) y una promesa de trabajo para el papa de Lionel por 4.000 dólares y una casa para la familia.

¿Newell´s no cobró nada?
Nada. Mi socio habló con López, el presidente de Newell´s en aquel momento, y éste le dijo que tenía 10 millones como Messi.

¿Entonces?
Volvimos a Rosario. Lionel siguió entrenando en Newell´s hasta fin de año. En enero tuvo vacaciones y el 1 de febrero de 2001 viajamos, ahora con toda la familia, a Barcelona. En el vuelo de Rosario a Buenos Aires, Leo lloró los 50 minutos, sabía que dejaba Rosario para no volver.

Insisto, ¿Newell´s lo dejó ir sin reclamar nada?
Apelamos a la FIFA explicando que Leo tenía que hacer el tratamiento médico y que ni el club de origen ni la familia lo podían pagar. A los tres meses, falló a favor nuestro, en contra de Newell´s y Lionel pudo jugar en Barcelona.

¿Una vez en Barcelona, como siguió la relación entre ustedes?
La mía con Lionel 10 puntos, con el padre, más o menos. Un día, me propuso seguir representando a Lionel él y yo, olvidándome de mis socios. No acepté y la relación se rompió. En ese momento, Leo firmó su primer contrato en serio con Barcelona.

¿Y el contrato que tenía con ustedes?
A decir verdad, no le dimos importancia a eso. Muchas cosas fueron de palabra. Invertimos, entre viajes e inyecciones, 90 mil dólares más o menos.

¿Sentís que tuviste un diamante en tus manos y se te escapó?
No lo miro desde el punto de vista económico. Tengo e-mails fotos, videos de su primer entrenamiento en Barcelona, de su primera visita al Camp Nou como turista. Miles de recuerdos con Leo, cuando me quedaba a dormir en su casa. No me duele lo económico, si no no poder disfrutar de cerca al mejor de todos.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Periodista. Trabaja en A 24, América Noticias, Radio El Mundo y El Suplemento Argentina.