Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 63%
Viento: Sur 21km/h
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Despejado15°   21°
  • Jueves 1 de Octubre
    Muy nuboso13°   19°
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Eternos nuevos exploradores

Arte en movimiento, coherencia compositiva y canciones que pueblan mundos en el primer disco de la banda. 

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page
la_nube_ magica_banda

La música popular grabada vive épocas mutantes y los tiempos de incertezas, como éstos de la industria discográfica, son caldo de cultivo de un arte amante del movimiento. En ese sentido, quien haya comprado el disco de La nube mágica, o lo haya escuchado on line podrá encontrar una especie de cuadro sonoro pintado a muchas manos y total coherencia compositiva. Y aunque son sólo canciones, son todo eso que puede habitar en una canción cuando los músicos saben que en pocos minutos pueden no sólo contarse historias, sino construir mundos. Y si todo lo que viene creando Juan Ignacio Serrano (alias Juanito) pareciera en estado de mutación, este disco lleva a un lugar psicodélico festivo todo lo que ya había mostrado en 12 canciones de amor y 1 botella de vino o en producciones de otros músicos. Desde un inicio con el tema “Formas” nos introduce en un clima bucólico, acústico y coral, pero que va creciendo, en voces que se van incorporando, junto a instrumentaciones eléctricas, pianos saturados, distorsiones, que dan la clave de lo que va a pasar. Y cumplen con creces: esa sensación de comunidad creativa, exultante de entusiasmo, irá pasando por distintas estaciones musicales, con picos épicos como el tema “Conejos”, donde juntan lenguaje vocal y maneras sonoras emparentadas con la canción infantil para hablar con celebrable desparpajo pop del erotismo y sus complejidades. También hay episodios que parecen de una ópera rock de los 60, con frases misteriosas. “Cuando el brillo viene y se va, no te olvides que la lluvia sos vos”, cantan con intensidad en el levemente melancólico “El rey de la selva” y se ponen ultrafestivos en “Ramal de impulsos”, donde se ríen sin malicia de la ciclotimia en las relaciones amorosas. También hay zonas de rock de guitarras y coros folk o regiones de sonoridad vocal medieval. Es muy agradable el clima que dejan los 9 temas. Y si bien los quince músicos están congregados alrededor de Juanito, lo que se percibe en una escucha activa permite mover pies y neuronas.

www.lanubemagica.com.ar

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario