Tiempo en Capital Federal

30° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 71%
Viento: Sur 30km/h
  • Domingo 17 de Enero
    Despejado18°   28°
  • Lunes 18 de Enero
    Despejado20°   29°
  • Martes 19 de Enero
    Muy nuboso21°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Estrategias en el PRO: el nuevo rol de María Eugenia Vidal

Con Durán Barba en caída, Vidal se convirtió en la voz que escucha un deprimido Mauricio Macri.

Por Laura Mendoza
Email This Page

«Yo creo que Mauricio es bipolar», dijo en 2010 Francisco de Narváez, por entonces ex socio político de Macri. Lo aseguró porque el jefe de gobierno porteño buscaba una alianza con el peronismo residual, no kirchnerista, «pero -explicó el Colorado- no tiene vocación por los pobres y sólo piensa en el mercado. ¿Cómo aliarse con el peronismo, entonces?» De Narváez se disculpó casi inmediatamente, porque lo que había querido decir era que el jefe del PRO suele fluctuar, como la personalidad bipolar, entre la euforia y la depresión, entre el desencanto y el entusiasmo. Lo cierto es que hoy, y más allá de cualquier consideración clínica, lo visible es que el ingeniero está agobiado y encerrado en un limbo parecido a la depresión. Sólo así se explica que, en medio de la crisis por los subterráneos, y cuando hasta el titular del Sbase, Juan Pablo Piccardo, entendió que debía dar una mano para destrabar el conflicto, el ingeniero se dedicara a twittear todo el día sobre los avatares de Boca Juniors y su presidente, Daniel Angelici.

Razones para estar deprimido no le faltan. Su principal proyecto político comienza a hacer agua. Los cálculos pesimistas arrecian. Por ejemplo: entre 2013 y 2015, si las previsibles apelaciones no dan resultado, el jefe de Gobierno deberá responder en juicio oral por el asunto de espionaje por el cual está procesado, y ese procesamiento luego confirmado por la Cámara Federal. «Mauricio gobierna la Ciudad porque quiere ser presidente, y si la cosa se complica, pierde interés», dice un hombre del radicalismo que apostaba a una alianza con el PRO. Esa alianza se considera indispensable para que Macri llegue a la presidencia en 2015. Pero desde el propio radicalismo se encargan ahora de demostrar lo contrario. Mario Barletta, presidente de la UCR, le aconsejó tomar una licencia para hacer frente a la situación. Si Macri no se hace fuerte en Córdoba de la mano de la UCR, descontando que pueda lograr una muy buena elección en Santa Fe, y desde luego haciendo una gran performance en las elecciones para diputados en 2013, el certificado de defunción presidencial sólo será una formalidad. El recurso de enfrentar sistemáticamente al kirchnerismo no ha dado resultado. Y los riesgos de consolidarse como partido vecinal están allí, acechando, como lo anticipó quien hasta hace unos pocos meses lo advertía sin pelos en la lengua: Jaime Durán Barba sostenía que no había que enfrentar a Cristina. Su consejo no fue escuchado. Y ahora, mientras María Eugenia Vidal se va transformando en la principal consiglieri, el ecuatoriano abre oficinas y se instala en Asunción del Paraguay.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario