Tiempo en Capital Federal

13° Max 10° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 81%
Viento: Nordeste 19km/h
  • Miércoles 23 de Junio
    Cubierto con lluvias11°   14°
  • Jueves 24 de Junio
    Cubierto con lluvias12°   15°
  • Viernes 25 de Junio
    Cubierto10°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Esther Goris: ‘La felicidad es hacer algo por los demás’

Deslumbra en Coco de París, un papel a la medida de su intensidad personal.

Por Raisa Giussi
Email This Page

¿Cómo te resultó la experiencia de hacer el guión de Ni Dios, ni patrón, ni marido?
La Universidad de Quilmes reeditó hace unos años todos los números de «La voz de la mujer», el primer periódico feminista del mundo, hecho en la Argentina, y ahí conocí esta historia. Los ejemplares originales están en Ámsterdam, en uno de los centros feministas más importantes del mundo. Pedí permiso para hacer una película, me lo dieron y más tarde escribimos el guión con Graciela Maglie. Se hizo con un elenco fantástico con Daniel Fanego, Jorge Marrale, Joaquín Furriel, Laura Novoa y otros excelentes actores. Me interesó hacer visible la lucha política de la mujer. En el periódico se ven imágenes de mujeres al frente de teatros, de galpones donde daban clases a los obreros. Su fundadora fue Virginia Bolten y nadie la conoce aunque tiene una calle en Puerto Madero. Es una mujer que casi toda su vida estuvo presa. En Europa habría sido Rosa Luxemburgo. La primera manifestación obrera que se hizo un 1 de mayo la organizó Virginia a los 17 años y es una de las oradoras más importantes. Hasta Roca admiraba su poder de discurso. Las personas que tienen el don de la elocuencia, con un vocabulario claro y preciso, es porque piensan de la misma manera.

¿Qué opina de que los artistas hagan pública su posición política?
Me parece que ya era hora. Somos muchos los que estamos de acuerdo con Cristina, pero son pocos los que aparecen y las razones son muy comprensibles. No es un detalle menor que ciertos diarios te hagan el vacío, porque entonces hay que ver qué productor se anima a convocarte. Que un artista diga «yo no entiendo de política» es una vergüenza, una persona de la cultura no puede decir eso; si no sabe, que aprenda, porque la política nos maneja todo en la vida. La ideología y la política están en la cama, en la mesa, en tus afectos, en todas partes. Si bien manifestarse cierra muchas puertas, yo creo que abre otras, sobre todo la propia identidad. Habrán desaparecido 30 mil personas, pero desapareció la identidad de muchos más. La noción de hacer algo para mejorar el país y el mundo es muy grande, no hay nada que compense más, ni siquiera el arte, que para mí es una instancia superior. Dicen que la felicidad es la autorrealización y creo que la mayor es la autorrealización trascendente, cuando lo que te hace feliz tiene que ver con el beneficio de otra persona. Estar amputado de una parte tan importante era un castigo que nos estábamos autoinfligiendo. No tengo problemas en resignar una parte actoral si puedo decir cosas que estuve callando durante mucho tiempo, incluso frente a mí misma. Creo que la gran revolución cultural de hoy es poner la política sobre la mesa.

¿Qué la llevó a escribir la historia de Ágata Galiffi?
Nunca tengo muy en claro qué me lleva a hacer algo, cuando me doy cuenta, ya lo estoy haciendo. Por ejemplo, yo nunca planifiqué una carrera. Yo sabía que quería ser actriz, que quería escribir, me interesaba la política. Empecé a militar en la Juventud Guevarista pese a que por el origen social de mi familia hubiese debido inclinarme por el peronismo. Soy hija de inmigrantes campesinos, mi mamá terminó la secundaria a los 70 años. Cuando conocí la historia de Ágata quise hacer el personaje, pero no pude porque yo era mayor que ella. Me fascinó la historia y cuando me quise acordar estaba escribiendo una novela.

¿Con qué se queda de la figura de Eva Perón?
Fue una mujer que supo estar a la altura de su propio destino. Todos nos trasformaríamos si nos animásemos a ser quienes somos, y creo que Eva Perón fue una de esas personas donde el talento y el coraje estaban unidos. El talento para hacer por los demás y el coraje para arrojarse en aventuras imprevisibles. Quizá la estatura de un espíritu se pueda medir por el grado de pasión que lo habita.

¿Y Coco Chanel?
Fue una vida increíble, desde su infancia en un orfanato hasta convertirse en una figura prestigiosísima que trabajó con Dalí, con Picasso. Coco de París pasa por todas las etapas de su vida hasta la madurez, donde se arrepiente de decisiones tomadas. Esto me conmueve, ¿cómo una mujer con semejante éxito pudo ser tan desdichada? Porque le faltó el amor. Murió sola, en su casa, un domingo, justamente el día que no se trabaja, ella que no soportaba no trabajar.

¿Vio algo en la tele que le haya gustado?
Sí, Tratame bien, Ciega a citas, Los exitosos Pells. Pero ahora la prendo y me alarmo, es una herramienta poderosa, pero ha inoculado más veneno que el peor de los políticos.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario