Tiempo en Capital Federal

31° Max 23° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 47%
Viento: Nordeste 23km/h
  • Jueves 8 de Diciembre
    Despejado24°   33°
  • Viernes 9 de Diciembre
    Cubierto con lluvias23°   32°
  • Sábado 10 de Diciembre
    Muy nuboso21°   28°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2022 23:58:40
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Estela, con los brazos abiertos y el corazón en llamas

En impecable reconstrucción de época, recorre la vida de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

Por Mariel Gómez
Email This Page

Terminó el rodaje de Estela, la película basada en la vida de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto. Alejada de la frialdad que puede tener un tratamiento biográfico convencional, una impecable reconstrucción de época permite recorrer los sucesos que conmovieron al país desde el período anterior al golpe de 1976 hasta nuestros días.

Dirigida por Nicolás Gil Lavedra, conforman el elenco Susú Pecoraro, Rita Cortese, Fernán Mirás e Inés Efrón.
«La intención de la película ya está marcada por el nombre. Según el diccionario, estela es el rastro que deja en el agua o en el aire un cuerpo en movimiento. Nada mejor que esta palabra para definir a la verdadera Estela, que es movimiento puro, es rastro, es huella», cuenta Gil Lavedra.

Los datos biográficos del realizador no parecen ajenos a la historia que eligió contar. Nació, junto con la democracia, en 1983 y es hijo de Ricardo Gil Lavedra, uno de los camaristas que participaron en los juicios a las Juntas militares.

El guión, escrito por Jorge Maestro y María Laura Gargarella, está trabajado como un relato no lineal, que va y viene por diferentes momentos de la vida de Estela de Carlotto, en una estructura temporal de tipo mosaico. Muestra los años en los que la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo era una directora de escuela, típica representante de la clase media argentina, con opiniones políticas pero sin militancia específica.

En medio de uniformes militares y policiales de época, y con una cuidadosa reconstrucción, se lleva el relato al momento en que secuestran a su hija Laura, en noviembre de 1977, y al asesinato de la joven, en agosto del año siguiente, luego de que sus captores se apropiaran de su nieto Guido. Luego llegará el ingreso de Estela a Abuelas de Plaza de Mayo, entre abril de 1978 y marzo de 1979, las incansables rondas alrededor de la Pirámide, la lucha por la recuperación de todos los nietos sustraídos.

Más allá del compromiso de las arduas jornadas de rodaje, Susú Pecoraro manifestó: «Estoy muy agradecida y feliz de integrar este proyecto. La posibilidad de transmitir el alma y la fortaleza espiritual de una mujer tan excepcional como Estela renueva mi fe en esta profesión. También representa un desafío enorme».

 

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario