Tiempo en Capital Federal

28° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 29km/h
  • Jueves 3 de Diciembre
    Nubes dispersas17°   26°
  • Viernes 4 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Estadio de Ferro, el primero de la Ciudad

Primera cancha de la ciudad y cuna de figuras como Marzolini y Márcico.

Por Federico Raggio
Email This Page
Estadio de ferro

 

El estadio Arquitecto Ricardo Etche­verri fue el primer campo de jue­go –de clubes asociados a la AFA– construido en la ciudad de Buenos Aires. Y también el último estadio porteño que contó con tribunas de madera. Continúa situa­do en el mismo lugar de su fundación, ocurri­da hace ya 110 años, un terreno ubicado en avenida Avellaneda 1240.

Pero el estadio Etcheverri –también cono­cido como “la cancha de Ferro”– no es sólo un vestigio de otras épocas de nuestro fútbol. También fue sede de eventos deportivos y cul­turales, como los famosos “test matches” de Los Pumas de los años 70 y 80 y los recitales de Charly García, Mercedes Sosa, Soda Stereo, David Bowie, The Cure y Calle 13, entre mu­chos otros.

Roberto Nardi, jefe de prensa de la institu­ción fundada el 28 de julio de 1904 por em­pleados del antiguo Ferrocarril Oeste de Bue­nos Aires, recuerda que el club fue sede de varios equipos que hacían de local en Caba­llito: “Empezando por el glorioso Alumni, Ri­ver, Boca, San Lorenzo, Vélez, Argentinos, Huracán…”. Y recuerda también otros acon­tecimientos deportivos. “Estaban las famosas noches de ‘speedway’, de carreras de midget y motos, que comenzaron a fines de los 40 has­ta los años 60. Se aprovechaba la antigua pis­ta que circundaba la cancha. Acá era un lleno completo. Ferro recaudaba más dinero ahí que con el fútbol. Después hubo boxeo, rompeco­ches, lucha libre (con la troupe de Karadagian). Y luego la época de oro, en los años 80 tuvi­mos una colonia de vacaciones que albergaba cada año a más de tres mil chicos. Los padres hacían colas toda la noche para conseguir va­cante. Y los dos campeonatos de fútbol del 82 y 84. Teníamos más de 25 mil socios.”

Los títulos obtenidos en el fútbol de prime­ra división (Nacional 1982 y Nacional 1984) pro­bablemente sean los pergaminos más conoci­dos de Ferro, aunque la institución se destacó en varios deportes: fue el primer campeón de la Liga Nacional de Básquet (1985) y el primero de la Liga Nacional de Vóley (1986). Y del club surgieron algunos de los mejores exponentes del de­porte nacional: ex futbolistas como Silvio Marzolini, Héctor Cúper, Al­berto Márcico y Roberto Ayala; Luis Nicolao (el mejor nadador argenti­no de la historia); voleibolistas como Hugo Conte y Carlos Getzelevich, y basquetbolistas como Miguel Cor­tijo y Luis Scola. Actualmente, Ferro revista en el Nacional B.

Hasta hace dos años la única tri­buna de cemento era la platea sur, mientras que la platea norte y las generales oeste y este eran de tablones de lapacho. Daniel Lasky, de la “comisión estadio”, encabeza junto a otros arquitectos y el intendente del club (Jor­ge Maffeo) un grupo de profesionales que lle­vó adelante el proyecto de remodelación del es­tadio. “La nueva tribuna tendrá capacidad para 4.200 personas paradas. Comenzamos con esto a principios de 2013”, detalla Lasky. Y agrega que trabajan de forma gratuita en el proyecto. “Hemos donado nuestros honorarios porque las pasiones no se miden.”

Daniel Visciglio, del departamento de cultu­ra, cuenta cómo llegaron la estructura y los ta­blones de la vieja popular visitante: “En 1937 Boca estaba interesado en Arcadio López, de­fensor de Ferro, y estaba desarmando su can­cha para hacer lugar a la actual Bombonera, que se inauguró en 1940. Parte de esos tablo­nes formaron parte de la estructura de la cabe­cera que fue la que se desmontó”. También re­vela que la popular local se hizo con tablones que eran del Viejo Gasómetro.

Felipe Evangelista (62 años), ex presiden­te durante el período 93-96, confiesa que con­tó “su vida en tablones”. “La tribuna de ta­blón tiene una sensación totalmente distinta a la de cemento: el viento, que se te caiga el carnet o los documentos debajo de la tribuna, ¿me entendés? Lamentablemente va a quedar en el recuerdo. No voy a olvidar nunca las co­sas que viví, no solamente de los partidos y los campeonatos. Debajo de la antigua tribuna vi­sitante, jugaban mis hijas y se juntaban los chi­cos de la colonia de vacaciones, montones de recuerdos.”

Por estos días hay mucha expectativa en Fe­rro. En poco tiempo los hinchas podrán alentar a su equipo desde una popular de cemento. La ilusión es volver a primera división. Y, cla­ro, dar la vuelta en Caballito, como en 1982 y en 1984. Y tal vez se volverá a cumplir el ritual verdolaga: para izar la bandera blanca y verde en el mástil de la plaza Primera Junta.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario