Tiempo en Capital Federal

16° Max 9° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 59%
Viento: Suroeste 16km/h
  • Viernes 7 de Mayo
    Despejado10°   15°
  • Sábado 8 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Domingo 9 de Mayo
    Cubierto14°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Estadio de Balvanera: Pocos vs. todos

Por Gustavo Vera. Legislador Bloque Verde Alameda. Especial para Diario Z.

Email This Page
39

El jefe de Gobierno Mauricio Ma­cri avala un negocio privado, la construcción de un microestadio en la manzana de las calles Moreno, Cata­marca y las avenidas Belgrano y Jujuy, cuando cientos de vecinos rechazan el proyecto y se movilizan asiduamente.

Este proyecto, que todavía no se presentó oficialmente, prevé una me­gaconstrucción de un estadio para recitales con capacidad para 18 mil personas (tres bandejas de tribunas), tres subsuelos de cocheras, emprendi­mientos comerciales alrededor y has­ta se considera la construcción de un hotel de lujo. Los vecinos, que vieron como silenciosamente y a lo largo de dos años se demolieron todos los in­muebles de la manzana 66, se mues­tran organizados y dispuestos a movi­lizarse para frenar el proyecto.

Hace más dos meses se vienen realizando en la Parroquia Madre del Redentor asambleas autoconvocadas en contra de este proyecto. Con una concurrencia de alrededor de 100 ve­cinos por reunión, se organizaron en tres comisiones para trabajar.

Quien también manifestó su apo­yo fue el arzobispo de Buenos Aires Mario Poli. Una vecina le escribió una carta describiendo la preocupación del barrio. Poli levantó su teléfono, lla­mó a la vecina y le dio ánimo a seguir con las asambleas, felicitó a los vecinos y especialmente al presbítero Ricardo Daniel León que abrió las puertas de la Iglesia a la comunidad.

Esta respuesta de los vecinos, acompañada por las distintas institu­ciones y organizaciones ya nombra­das, demuestra que, una vez más, los intereses de unos pocos se ponderan en detrimento de todo un barrio. La contaminación sonora, las vibraciones que afectarían a los edificios (muchos de ellos de construcción antigua), la afluencia de una inmensa cantidad de tránsito vehicular, la peligrosa cercanía al hospital Ramos Mejía, entre otras cosas, no parecen beneficiar a un barrio que en su agenda tiene proble­mas prioritarios como el narcotráfico y las mafias prostibularias.

Vale aclarar que desde la Legis­latura el diputado Pablo Bergel (in­tegrante del Bloque Verde Alameda) presentó un proyecto para pedir in­formación a la Jefatura de Gobierno acerca de la construcción a desarro­llarse, evaluación del impacto am­biental del proyecto, dictamen de la Dirección de Interpretación Urbanís­tica, dictamen del Consejo del Plan Urbano Ambiental, Desarrollador in­mobiliario encargado de la obra y la titularidad dominial del predio.

En definitiva, será el esfuerzo de los vecinos el que determinará que la manzana 66 no sea la manzana podrida del barrio.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario