Tiempo en Capital Federal

21° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Este 14km/h
  • Domingo 2 de Octubre
    Cubierto14°   23°
  • Lunes 3 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   18°
  • Martes 4 de Octubre
    Nubes dispersas12°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/10/2022 11:06:15
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Espacio Marcó del Pont: Entrevero de arte e historia

En la centenaria casona de Flores hay talleres, espectáculos y exposiciones.

Por Laura Brossio
Email This Page
Casa_Marco_del_ Pont

El ruido del tren contrasta con la paz y tranquilidad que transmite esa casona colonial, señorial, casi escondida, pegada a la estación Flores del Ferrocarril Sarmiento. Ubicada en Artigas 202, actualmente funciona como Espacio Cultural Marcó del Pont –depende del Gobierno de la Ciudad– y encierra una historia fascinante.

Atravesamos su precioso pórtico de hierro pleno de arabescos y por un rato nos transportamos al pasado. La casona consta de varias salas que, en forma de U, rodean un gran patio interno, a la manera de las antiguas casaquintas de las familias ricas porteñas. La circundan árboles majestuosos: magnolios, palmeras y un ombú que tiene 320 años. El jardín está engalanado por esculturas de metal, de arte reciclado, realizadas por Alejandro Curto; entre ellas se destaca la del cacique ranquel Arbolito, que dio muerte al oficial prusiano Federico Rauch -contratado por Rivadavia para combatir a los indios- en la batalla de Las Vizcacheras. Rauch era famoso por su racismo y extrema crueldad.

Otra auténtica reliquia es una parte de una locomotora del Ferrocarril Nacional del Noroeste del año 1894. Otra belleza del lugar: un mural inconcluso de mosaiquismo en cerámica. En el interior, se encuentran cuadros con los planos de la casa, fotos de distintas épocas y de los ex propietarios.

La casona, que era el casco de una quinta, fue mandada a construir en 1860 por Antonio Marcó del Pont, descendiente de una familia de comerciantes catalanes. Tiempo después se inauguró, pegado a la residencia, el Ferrocarril del Oeste, el primero del país. A fines del siglo XIX, la mansión fue sede de reuniones de personalidades como Bartolomé Mitre.

Durante la epidemia de fiebre amarilla, en 1871, la casona funcionó como hospital-escuela, y en la Revolución de 1890, como hospital de sangre. En 1913 se estableció allí el atelier del pintor Ventura Marcó del Pont. En 1929 fue adquirida por el ferrocarril.

Más tarde, la casona cayó en el abandono. En 1976 fue declarada Monumento Histórico Nacional. Sin embargo, recién después de 20 años, en 1998, se restauró de acuerdo con el diseño original gracias a la iniciativa de los vecinos y con el financiamiento del Ministerio de Economía. De todos modos, la casa permaneció en desuso hasta el 2000, cuando pasó de la órbita del Ente Nacional de Administración de Bienes Ferroviarios (ENABieF) a la de la Subsecretaría de Cultura porteña. De este modo, el 4 de mayo de ese año se inauguró como centro cultural, tal como lo habían propuesto las organizaciones barriales. Unos meses después se instaló la biblioteca de la Junta de Estudios Históricos de San José de Flores.

En la actualidad, la casona cuenta con una galería donde exponen diversos artistas. También hay un gran escenario –adornado con un pintoresco fileteado– donde se brindan espectáculos los fines de semana, muy concurridos. Además, se desarrollan ciclos de cine, narración oral y óperas comentadas. Y hay un taller de tango y milonga.

En el Marcó del Pont se ofrecen talleres gratuitos de teatro, tango, dibujo y pintura, murales, fileteado porteño, coro, canto, modelado de figuras, candombe, salsa, entre otros. Concurre más de un millar de alumnos. El año cierra con una gran muestra colectiva. Este año se sumarán talleres para niños. Y el Pami también utiliza las instalaciones para organizar cursos a jubilados. “La idea es devolverles el centro cultural a los vecinos”, señaló Yamil Lombardi, coordinador del espacio cultural.

Espacio Cultural Marcó del Pont: Artigas 202. TE 4611-2650. Abierto de 10 a 20 horas.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario