Tiempo en Capital Federal

11° Max 7° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 50%
Viento: Nordeste 18km/h
  • Jueves 16 de Julio
    Nubes dispersas  12°
  • Viernes 17 de Julio
    Cubierto  14°
  • Sábado 18 de Julio
    Cubierto13°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Escrito en el cuerpo… por un tiempo

El hábito de pintarse la piel es más viejo que la historia, pero hoy no todos se animan a tatuarse para siempre.

Por Ayelén Iñigo
Email This Page
tatuaje

Un nene se hace tatuar un escudo de River en el pecho con un pigmento hipoalergénico que se borrará cuando su madre lo mande a la ducha. Una modelo sale a la pasarela casi desnuda, vestida sólo con pintura que simula ropa sobre su cuerpo. Marcelo Tinelli se convierte en una fiesta de flores, tribales, geishas y querubines que llevará en la piel por el resto de su vida. Ya sea de manera permanente o temporaria, las distintas formas de pintarse el cuerpo son una costumbre que comenzó hace siglos y que –lejos de extinguirse– hoy es una moda adaptable a todo el que quiera hacerlo.

“La gente viene a tatuarse por un montón de motivos. Por cuestiones culturales, porque les gusta determinado dibujo o concepto o hasta porque les parece top”, cuenta Emilce Simurro, quien hace ocho años fundó Aiko Tattoo, su taller en pleno microcentro porteño donde realiza todo tipo de tatuajes.

Dejando de lado el tatuaje permanente más tradicional (y conocido por la mayoría), existen también otras técnicas que permiten experimentar por un tiempo breve qué se siente llevar pintada la piel. Una de las más divulgadas es la henna, que es una tintura hecha en base a la hoja seca de la  lawsonia alba lam, una planta proveniente de la India. Estos tatuajes no provocan ningún tipo de dolor ya que se pintan sin utilizar agujas, aunque duran poco tiempo: de acuerdo con el tipo de piel suelen permanecer entre 7 y 15 días. En las pieles muy claras pueden quedar de color naranja, mientras que en las oscuras casi no se ven. La henna es ideal para las pieles medias o rojizas, donde duran hasta 25 días.

¿Para qué hacerse un tatuaje que va a desaparecer tan rápido? Emilce Simurro explica que “muchos recurren a la henna porque les encantan los tatuajes pero le tienen terror a las agujas, o lo hacen como prueba para ver cómo se sienten con ese dibujo en el cuerpo y decidir si hacérselo permanente. Incluso hay personas más espirituales que lo hacen por una cuestión cultural de respeto hacia el hinduismo y se tatúan mandalas, el ‘Om’ o figuras geométricas”.

Aunque estos tatuajes temporales son inocuos e indoloros, una mala utilización puede ser perjudicial. “Si la calidad del pigmento no es la adecuada puede provocar alergias y algunas lesiones. No olvidemos que entra en el organismo por la piel y va a la sangre”, advierte Diego Amengual, un tatuador profesional fundador de Didi Tattoo. Esto sucede con la llamada “henna negra”, un pigmento al que, para aumentarle su duración, se le agrega parafenilendiamina (ppd), un componente altamente alérgico.

Pero, aunque no lo parezca, a veces 15 0 20 días es demasiado tiempo para quienes quieren experimentar con los tatuajes. Y ahí entran otras técnicas como el body painting o los pigmentos hipoalergénicos, que duran sólo hasta que uno los lave. Si bien la pintura corporal tuvo sus comienzos en las culturas precolombinas como ritual o diferenciación de clase social, hoy es una técnica muy común, principalmente en cumpleaños y festejos infantiles, donde los niños hacen largas filas para que les pinten las caras con flores, mariposas o la máscara de su superhéroe preferido. “Muchas veces los nenes que tienen padres tatuados se hacen estos tatuajes temporales porque les intriga saber cómo les quedaría a ellos lo mismo que tienen sus papás”, cuenta Emilce Simurro.

Ése es tan sólo uno de los casos que Emilce ve en su taller. A veces recibe clientes que se tatúan para seguir una moda, grabar un dibujo que les gusta o, incluso, tapar imperfecciones de su cuerpo. Sea cual fuere el caso, todos los días hay un porteño que toca a su puerta, dispuesto a dejarse una marca en la piel.

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario