Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2021 20:35:12
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Es mi orgullo: estuve en ese lugar

Por Fabio Mosquito Sancineto sobre la vocación. Egresado del Instituto Vocacional de Arte Labardén.

Por Fabio Mosquito Sancineto
Email This Page

Es atractiva la idea de (ponerse a) pensar hoy qué desean ser los niños o jóvenes en el futuro. Carreras. Profesiones. Intereses. Hasta especulaciones. Y así constatar qué predomina. Uno podría imaginarse, siguiendo los patrones televisivos sostenidos por los prejuicios que de ahí emanan, que quisieran ser deportistas o vedettes o agentes de seguridad, o todos bailarines o todos opinadores de todo. En fin… Feo futuro. Mas la realidad siempre es otra y es la que otorga las verdaderas preferencias. Así surgen médicos, abogados, científicos, docentes, paleontólogos, ¡ah! , y también artistas, actores o actrices, que parece siempre quedar en último término de opción aun cuando es el manifiesto deseo en primer lugar. Pero ese absurdo elemento de negación en esta hermosa profesión persiste porque la ignorancia hace creer que sos actor o actriz sólo si aparecés por TV. Y esa ignorancia está impuesta en todas las capas sociales. Desde mi experiencia, vale aclarar qué importante es (ante el deseo concreto de querer andar por estos rumbos) contar entonces con instituciones  espacios que formen en esta línea al adolescente, sumados a los padres en completo apoyo (aunque ellos mismos estén en batalla contra ese prejuicio, ¿verdad?).
Yo tuve ese lugar, llamado antes Labardén, hoy Instituto Vocacional de Arte, espléndido sitio, mágico y contenedor.

Espacio y escenario de tantos juegos, sorpresas y victorias. Donde la valentía de exponerse sobre el escenario arremetía en virtud de apoyarse en esos primeros textos y decirlos, jugarlos, hacerlos piel. Docentes que conocieron mi temprana época de manifestante cultural: Sara Bianchi, Ariel Bufano, Adelaida Mangani, Carmen Giménez, Norberto Vázquez Freijoo, Omar Barrientos. Involucrados con el alumno, inolvidables porque enseñaron el rigor y la exigencia, inocularon la curiosidad aún viva, me estimularon y me ayudaron a ya no más temer. Que ser artista, actor, actriz, escultor, cineasta, director teatral, bailarín, locutor, mago, artista plástico, es posible, muy posible, y somos necesarios en la sociedad y responsables de formar a otras generaciones, aun estas generaciones «gran hermano» tan graciosos y tan víctimas de este morboso sistema que los elimina antes que incluirlos.
Es mi orgullo, estuve en ese lugar, medité mis primeras creaciones, transité las aulas, horas, días, años, y tomé mis primeras fotografías, bailé, creé personajes y hasta pude encontrarme y afianzarme con mi propia identidad. Desde muy temprano.

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario