Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   16°
  • Martes 18 de Mayo
    Cubierto12°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Entre jueces, uniformes y fragatas

Análisis político por Eduardo Blaustein.

Por Eduardo Blaustein
Email This Page
7169189-fragata_libertad_390.jpg

A diferencia de lo que suelen ser los tiempos kirchneristas, en general caracterizados por el dominio oficial de la agenda, las últimas semanas están siendo marcadas por conflictos políticos e institucionales, más expresiones puntuales de malestar social. En el caso de algunos sectores medios y altos que tienen fuerte apoyo mediático, hay una convocatoria a un nuevo cacerolazo para el 8 de noviembre próximo. Ni el repliegue del discurso oficial en torno de la re-reelección ni la discusión del voto a los 16 figura en el tope de la agenda política. Al mismo tiempo, como se anticipó en esta columna, los mejores anuncios oficiales demoran en tener resultados inmediatos. Sucede así con el Plan Procrear de construcción de viviendas, aunque ya se realizaron varios sorteos para adjudicar créditos. Pasa también con la mora de los bancos privados en entregar créditos para la producción y el empleo. Y lo mismo respecto de la llegada de inversores que se asocien a la YPF recuperada para explorar y extraer hidrocarburos. El ministro Julio De Vido explicó que para equilibrar la balanza energética se necesitarán varios años, reemplazando lo que se importa de energía a razón de un diez por ciento anual.

Los economistas más sensatos, ya no los funcionarios o los académicos cercanos al oficialismo, reiteran que la macroeconomía nacional es sólida, que los pagos de deuda del año próximo serán llevaderos, que ingresarán millones de dólares por exportación de soja, que mejorará el intercambio comercial con Brasil. Poco de ese proceso de mediano plazo está en los titulares de los medios opositores, que se están jugando todo a títulos catastróficos y al preocupante conflicto en la Justicia por la parálisis en la designación de nuevos jueces, incluyendo al que deba eventualmente dirimir la cautelar presentada en torno de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La situación es lo suficientemente grave y delicada como para que el Gobierno haya recurrido a la Corte Suprema para destrabar el conflicto, además de denunciar penalmente a miembros opositores del Consejo de la Magistratura y de la Cámara Civil y Comercial porteña. En cuanto a la Ley de Medios, el nuevo titular de la Afsca, Martín Sabbatella, no sólo rearmó esa suerte de gran frente social que impulsó esa norma, sino que aceleró los procesos institucionales para que la oposición designe a sus representantes en ese organismo. Además viene reuniéndose con todos los grupos empresariales de comunicación que deben adecuarse a la ley, «excepto uno».

Marchas y gendarmes

La última marcha de la CTA opositora con apoyo camionero y del dirigente ruralista Eduardo Buzzi no fue ni tan masiva como dijeron algunos ni escuálida como dijeron otros. En todo caso fue otro llamado de atención sobre la fragmentación de la representación sindical y sobre las pérdidas de apoyos gremiales al Gobierno. Esa pérdida se expresó con algún dramatismo cuando Hugo Moyano por un lado y Antonio Caló por el otro respaldaron los reclamos de gendarmes y prefectos, aunque el segundo se desdijo. La demora oficial en responder a demandas como la de la elevación del piso del impuesto a las Ganancias no ayuda a fortalecer el sustento sindical. Es llamativo que Moyano, en función de su protagonismo o de los armados a los que aspira, pretenda extender con su apoyo el conflicto en Gendarmería, que parece ya reencauzado por el Gobierno.

La noticia sobre los juicios (en un caso ya es una destitución) iniciados a magistrados de provincias que concentraron más que sospechosamente miles de amparos de prefectos o gendarmes fueron invisibilizadas por esas empresas periodísticas.

Que las fuerzas de seguridad y armadas pasen a tener centralidad en función de reclamos, ruidos o desmanejos es otro dato preocupante para el oficialismo y para la institucionalidad. Y que la Armada aparezca involucrada en un eventual manejo turbio de la escala de la fragata Libertad en Ghana es más grave aún. Si se trató de una decisión autonomizada de los marinos, pese a la oposición expresada en un documento de la Cancillería, hay también responsabilidades del Ministerio de Defensa.

Por debajo del ruido

Contra cierta anomia de los sectores gremiales que apoyan al kirchnerismo, o de los que al menos no se declaran opositores, el kirchnerismo sigue avanzando de un modo algo más silencioso en su consolidación territorial. Es un proceso inverso al que viven espacios opositores cuyo casi exclusivo lugar de expresión son los medios.

El que escribe tuvo la oportunidad de asistir al lanzamiento a Unidos y Organizados en Jujuy, donde la cancha de Gimnasia y Esgrima se llenó a pura capacidad de convocatoria de las organizaciones sociales, muy particularmente la Tupac Amaru, conducida por Milagro Sala, una dirigente a la que se cuestiona por manejos presuntamente ásperos, pero que ha hecho en su provincia una obra social extraordinaria. Lanzamientos similares de Unidos y Organizados ya se hicieron en San Juan y La Pampa y en Córdoba.

Hasta hace algo así como un año la Presidenta empleó en más de un discurso el término «institucionalización», sin que quedara del todo en claro si se refería a la institucionalización del proyecto de Gobierno, de sus logros o del espacio de representación kirchnerista. Unidos y Organizados parece ser la respuesta: se trata de la confluencia de espacios diversos dispuestos a consolidar la representación política y territorial del kirchnerismo más puro a lo ancho del país. A veces, como en el caso jujeño, ese armado implica diálogos pero también tensiones con la tradición pejotista o el poder de los gobernadores. Y si es por el caso particular de Jujuy, la sensación es que lo nuevo pasa más por esos esfuerzos del kirchnerismo que por los tradicionales manejos feudales de los gobernadores. Esos procesos de fondo son parte de una realidad mal comprendida, que fluye por debajo del ruido de los titulares de todos los días. Como sea, en estos días el kirchnerismo necesita potenciar y afinar más la gestión además de unirse y organizarse.

DZ/km

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario