Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 55%
Viento: Suroeste 25km/h
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Enric Marco Soler: «Deberían estar prohibidos»

El científico valenciano opina sobre los resultados de la aplicación de luz LED en su ciudad. Los efectos negativos en la salud pesan más que el ahorro energético.

Email This Page

El Jefe del Departamento de As­tronomía y Astrofísica de la Uni­versidad de Valencia, Enric Mar­co Soler coordinó el estudio “La contaminación lumínica generada por LEDS blancos” que puso en cuestión la eficiencia y el impacto de estas luminarias adoptada en la provincia de Valencia.

¿Por qué se instaló con tan poco deba­te la tecnología LED en la iluminación urbana?
Es una tecnología relativamente nueva para iluminación exterior, y ha llegado para que­darse. Sin embargo, antes de implantarla no se ha hecho ningún estudio costo-beneficio durante todo el ciclo de vida de los LED, des­de que se construyen hasta que se estropean y se reciclan. Y el reciclaje es complicado ya que en los componentes electrónicos del LEDhay metales pesados que son dañinos para el medio ambiente. No es válido que se diga que una vez construida, la lámpara LEDes energéticamente más rentable que la usual lámpara de sodio. Hay que tenerlo todo en cuenta. Sólo en los últimos años han empe­zado los primeros estudios académicos sobre el ciclo completo de vida y su eficiencia. Y los resultados, de momento, revelan que las lám­paras de sodio son todavía más eficientes. Las empresas han vendido su producto centrán­dose sólo en el consumo y sin tener presente los problemas colaterales de su uso.

En Buenos Aires se reemplazará el 70 por ciento de las luminarias. Y el ar­gumento es que ahorrarán un 50 por ciento de consumo eléctrico y que el impacto ambiental será positivo, ¿cuál es su opinión?
Cuando se dice esto, se está hablando del ahorro por luminaria. Sin embargo el ahorro podría ser mucho mayor si en vez de cambiar las lámparas se hiciera antes una buena audi­toria luminotécnica y energética en todo Bue­nos Aires. ¿Se ha hecho? Esta auditoria debe­ría responder si faltan o sobran luminarias, si están bien distribuidas, si las calles están bien iluminadas, o falta luz, o si hay demasiada po­tencia reactiva que se paga pero no se usa, entre otras cuestiones. Además, los LEDson dispositivos electrónicos que funcionan con corriente continua. Para instalarlos en ilumi­nación exterior, que funciona en corriente al­terna, deben incorporar un transformador de corriente que se calienta, y, por tanto, tam­bién consume energía. Lo del impacto am­biental positivo no lo entiendo. ¿Se refiere a que, como duran más, su construcción y uso implica un impacto menor en la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera? Esto es la historia de siempre. Todavía no he visto un es­tudio serio sobre esa afirmación.

¿Hay contaminación lumínica?
Si el LEDes de color blanco, el problema se agrava mucho más ya que el componente azul de la luz blanca se difunde más en la atmósfera de acuerdo con la ley de disper­sión de Rayleigh (recordad el fondo azul del cielo, que proviene de la luz blanca del Sol) y, por ello, se produce mayor deslumbra­miento a los peatones, a los vehículos y ma­yor contaminación lumínica en el medio na­tural ya que se observará mucho más lejos.

¿Cuáles son sus conclusiones?
Nosotros estudiamos básicamente la conta­minación lumínica causada por el alumbrado público del área metropolitana de Valencia sobre los tres parques naturales más próxi­mos. Pero desde el verano pasado, un pro­yecto de la Diputación de Valencia, el orga­nismo provincial, incentivó la implantación de los LEDen más de doscientos poblacio­nes cercanas a la ciudad. Todo ello sin estu­dios técnicos ni ambientales. El único argu­mento fue el ahorro por luminaria. Además, posteriormente comprobamos que se están instalando LEDde luz blanca, que desde el punto de vista físico, medioambiental y de sa­lud humana son los más dañinos. Esta luz lle­ga más lejos, deslumbra más, afecta a las comunidades animales y vegetales, sobre todo a los insectos, y finalmente también a la salud humana. Los insectos no ven en el mismo rango espectral que no­sotros. Ellos son ciegos al color rojo y, sin embargo, ven muy bien el azul y el ultravioleta, que nosotros no pode­mos ver. Una luz blanca, sea de LEDo de otro tipo, con su necesario compo­nente azul, les atrae muchísimo. Los insec­tos voladores utilizan los astros para volar. Si observan a lo lejos una luz blanca malgastan su corta vida, quizá de sólo un día, para volar hacia ella. Creen que están siguiendo la Luna cuando realmente giran alrededor de la luz y suelen morir de agotamiento, de hambre, por electrocución, depredados o simplemente se quedan ciegos.

¿Y el efecto en los humanos?
Hay estudios muy cualificados sobre cómo inciden sobre la salud humana las luces blan­cas o azules en la iluminación nocturna. El ser humano es una animal diurno. El cuerpo se adapta a los ciclos día/noche a través de un mecanismo que se encuentra en la glán­dula pineal. El transmisor de la información es la hormona melatonina que sólo se se­grega en horas nocturnas. Sin embargo, si se detecta alguna luz blanca, o azul durante la noche, se inhibe la producción de melato­nina ya que se interpreta que es de día y, por ello, en vigilia. El efecto de esta cronodisrup­ción sobre la salud es la envejecimiento pre­maturo, problemas cardiacos, alteración del sueño, deterioro cognitivo, trastornos afecti­vos. Además, niveles bajos de melatonina en sangre pueden inducir el crecimiento de al­gunos tipos de cáncer.

Usted vive en una zona donde ya está comenzando esa conversión, ¿cómo es su experiencia cotidiana?
Mi experiencia es negativa ya que se están implantando sin control, sin estudios téc­nicos y además sin tener en consideración afectaciones medioambientales. Parte de la población protesta por el excesivo deslum­bramiento, o por no tener una iluminación uniforme ya que algunas veces la luz no lle­ga al suelo. Sin embargo, la mayoría de la población no expresa todavía su opinión ya que no se ha planteado que la contamina­ción lumínica sea un problema. La tecnolo­gía es nueva en Valencia. Ya veremos que pasa dentro de unos meses.

Hay consenso entre gobiernos y em­presas sobre esta tecnología.
El argumento es únicamente el ahorro a cor­to plazo sin evaluar todo el ciclo de vida de los LED. Hay otros mecanismos para ahorrar mucho más eficientes que ya he expuesto. Hay que reconocer que los LEDhan venido para quedarse, pero todavía no son suficien­temente eficientes para sustituir, a las lámpa­ras actuales de sodio de alta presión. Si bien los LEDblancos reproducen mejor el color de los objetos que las luces de sodio, este su­puesto beneficio no compensa los proble­mas medioambientales. El empeño de insta­lar LEDde luz blanca es totalmente estúpido, deberían estar prohibidos. En España las lu­ces con componente azul (color blanco) están totalmente prohibidas en los parques natura­les. Sin embargo, no se dice nada de las cer­canías a los parques, lo cual es un absurdo ya que esta luz les llega directamente.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario