Tiempo en Capital Federal

15° Max 11° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 75%
Viento: Este 25km/h
  • Jueves 23 de Septiembre
    Cubierto con lluvias13°   16°
  • Viernes 24 de Septiembre
    Despejado11°   17°
  • Sábado 25 de Septiembre
    Despejado12°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Bajo Flores: dos muertos y una ambulancia baleada

Una guerra entre bandas en la villa 1-11-14 del barrio porteño de Flores terminó con dos muertos, dos heridos y una ambulancia del SAME que fue baleada cuando ingresó para asistir a las víctimas. Tensión en el hospital Piñero.

Email This Page
4252040-pinero390.jpg

Además, según sostuvo el abogado Vadim Mischanchuk, quien representa a la Asociación de Médicos Municipales, familiares de los lesionados irrumpieron armados en el hospital Piñero y amenazaron a los doctores para que los atendieran de manera urgente.

Uno de los fallecidos fue identificado como Maximiliano Hernán Milesi y su padre denunció en diálogo con la prensa que su hijo perdió la vida producto de dos disparos efectuados por la Gendarmería, además de decir que el joven «no tuvo nada que ver con una guerra entre narcos o no narcos», ya que sólo transitaba con una moto por el asentamiento junto a un amigo.

El hombre, además, manifestó que la otra víctima mortal fue «una chica del lugar donde lo mataron» a su hijo, mientras que la tía de uno de los heridos reconoció a esa joven como «Chicha» y contó que unos «carros de asalto» que llegaron a la villa habían arribado para concretar un presunto allanamiento en el domicilio de la fallecida.

Por su parte, Mischanchuk relató a DyN que, en la medianoche, «un médico estaba realizando un auxilio en un domicilio» de un paciente de la villa 1-11-14 y «empezó un feroz tiroteo entre bandas».

«En el medio quedó la ambulancia. La Gendarmería tuvo que sacarlos cubiertos», contó el abogado.

A su turno, el chofer del vehículo sanitario advirtió que, si impactaba en el tubo de oxígeno uno de los tiros, que no eran de armas de fuego de «un calibre menor, volaba la camioneta» y quienes «estaban alrededor».

El trabajador, quien se identificó como Claudio, contó al canal Todo Noticias (TN) que fueron al asentamiento por «un código rojo» y, cuando el médico estaba adentro del domicilio, comenzó un tiroteo entre bandas.

«Empezó una balacera, tuve que tirarme al piso… el médico salió custodiado por Gendarmería, cubriéndonos de la mejor manera que se pudo para poder irnos del lugar en condiciones bastante fuertes», concluyó el chofer.

Mischanchuk precisó que uno de los tiros impactó en la ambulancia y, «entonces, la Gendarmería y un policía de la Metropolitana sacaron al médico con escudos de adentro del domicilio, lo hicieron tirar al piso al igual que al chofer y al paciente».

El vehículo sanitario partió luego rumbo al hospital Piñero, donde también «llegó una banda de gente con dos muertos en autos particulares», relató el abogado.

«Violentamente, ingresó en el hospital. Alertada de esta situación, llegó la Gendarmería y desalojó a todo esta gente. Algunos dicen haber visto armas en las manos de estas personas. Y el hospital se transformó en una zona de guerra. Esta gente tirando cosas desde afuera y queriendo entrar», contó.

Y concluyó: «A esto se le suma que, después, ingresaron dos heridos de bala más, producto de ese mismo tiroteo». Por su parte, el director del hospital Piñero, Cosme Damián Pagano, alertó que «se han perdido mucho los códigos» en la sociedad y los médicos están «perdiendo la capacidad de asombro».

«Se han perdido mucho los códigos: ahora, el profesional tiene que salir corriendo (del lugar de atención). Tratamos de cuidar a la sociedad pero pretendemos que la sociedad nos cuide. Esta situación es realmente preocupante, se hace muy difícil seguir atendiendo así. Estamos perdiendo la capacidad de asombro», concluyó Pagano.

DZ/sc

Fuente DYN
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario