Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Sureste 25km/h
  • Jueves 2 de Diciembre
    Despejado18°   24°
  • Viernes 3 de Diciembre
    Muy nuboso18°   25°
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto19°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/12/2021 03:08:46
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Enfermedades cardíacas: A la cama sin temores

Claves para saber cómo manejarse en la vida íntima luego de haber sufrido alguna afección del corazón o cerebral.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
Stethoscope on heart Stethoscope on heart --- Image by © Sung-Il Kim/Corbis

La mayoría de las personas asocia la invalidez o la incapacidad física con un problema visible, con una situación que, por ejemplo, se detecta al observar a alguien que se traslada con una silla de ruedas o que utiliza elementos o aparatos para poder caminar.

Sin embargo, no toda enfermedad es visible. De hecho, no se tiene en cuenta que una afección cardíaca puede incapacitar para realizar cualquier actividad física o incluso para mantener una vida sexual.

Muchas personas destacadas o famosas murieron por un ataque cerebral o cardíaco.

No se trata de que las personas con problemas arteriales o cardíacos no desean tener relaciones sexuales. Simplemente, lo que ocurre es que tienen miedo de morir durante o inmediatamente después de tener relaciones sexuales.

Y no es un miedo infundado. En verdad, después de haber sufrido un infarto de miocardio o de haber tenido un espasmo cerebral, el médico cardiólogo le prohibirá a esa persona tener relaciones sexuales.

La prohibición, se entiende, será por un tiempo prudencial.

En otro orden, el desempeño sexual siempre será una preocupación para aquella persona que tuvo un problema de índole cardíaco, vascular o cerebral.

Como orientación, aquí describo algunos “chimentos” que deberán ser discutidos y recibir asesoramiento por parte del personal médico a cargo del paciente:

No tener relaciones sexuales luego de haber sufrido alguna situación de estrés significativo: discusiones familiares, violencia en las calles o perturbaciones en el trabajo.

Preguntar si los medicamentos que fueron indicados pueden facilitar o perturbar el desempeño sexual.

Pensar que el esfuerzo desarrollado en un acto sexual puede dañar el corazón, es ignorar que el “esfuerzo” sexual es similar a subir dos pisos por una escalera.

Los médicos, en plural, siempre deberán ser consultados. Es una buena costumbre hacerlo.

En materia de salud, nada mejor que la prevención. O que sacarse las dudas con un médico ante una situación de salud que inquieta. Y sobre todo si se trata de enfermedades severas.

Sin embargo, no ignoro lo que voy a señalar, no cualquier profesional deberá consultarse para saber si se puede o no tener relaciones sexuales.

Es que no todo profesional de la medicina sabe sobre la vida sexual y mucho menos si el paciente que pregunta tuvo un problema cardíaco, arterial o cerebral.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.