Tiempo en Capital Federal

28° Max 20° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 74%
Viento: Sureste 31km/h
  • Jueves 26 de Noviembre
    Despejado20°   27°
  • Viernes 27 de Noviembre
    Despejado18°   28°
  • Sábado 28 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Enfermedad celíaca: Cuando la harina se convierte en veneno

La intolerancia al gluten obliga a una dieta cara y a controlar los alimentos elaborados.

Por Fernando Molero
Email This Page

Practique por un instante el siguiente ejercicio: imagine su vida sin trigo, ni avena, ni cebada, ni centeno.
Imagínese asistir a una fiesta de cumpleaños y no poder probar ni los sándwiches de miga ni la tradicional torta. O que tiene vedada de por vida la experiencia de cenar una pizza acompañada con cerveza en una pizzería cualquiera de Buenos Aires o que el pan, las pastas, las galletitas, los bizcochos y muchos otros alimentos se hubiesen convertido en sus peores enemigos.
Imagine el trastorno que puede significar para usted tener que controlar de por vida todos los alimentos manufacturados que consume -y que pueden contener inadvertidamente gluten-, a riesgo de comprometer seriamente su salud.
Estamos hablando de la celiaquía, una enfermedad autoinmune que afecta al uno por ciento de la población general. Esto significa que aproximadamente unos 30 mil porteños la padecen.
La celiaquía consiste en la intolerancia permanente al gluten, una proteína presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno y en todos los productos derivados de estos cuatro cereales. Además, algunos alimentos industrializados y medicamentos lo utilizan como excipiente, por lo que también se convierten en un problema para los celíacos.
Diario Z conversó con el gastroenterólogo Julio Bai, jefe del Departamento de Medicina del hospital Udaondo. Bai forma parte del Consejo Consultivo del Ministerio de Salud de la Nación y es coordinador del programa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre enfermedad celíaca. Desde hace 40 años se dedica a la investigación y al tratamiento de la celiaquía.
«La celiaquía es una enfermedad que genera daño en la mucosa del intestino delgado. Tiene una alta prevalencia y una diversidad clínica extraordinaria. El único tratamiento comprobado que existe hasta hoy es la dieta libre de gluten -dice Bai-. La celiaquía puede afectar a los huesos, al sistema nervioso, al estado nutricional del paciente y dañar dientes, páncreas, hígado y tiroides. También al sistema hematopoyético, o sea, a la producción de glóbulos rojos por el organismo.»
En casos extremos, puede originar linfomas.
Los síntomas de la enfermedad son numerosos y variados. El principal es la pérdida de vellosidades del intestino delgado y, por consiguiente, una deficiente absorción de nutrientes; pero también abarcan vómitos, diarreas, trastornos de crecimiento, enfermedades de la piel, depresión, infertilidad o casos de aborto espontáneo. Gladys Altamirano, vicepresidenta de la Asociación Celíaca Argentina, hace hincapié en la detección precoz de la enfermedad: «Estamos trabajando para que la medicina se esfuerce por encontrar al paciente celíaco. Por ejemplo, a una persona que presenta anemia recurrente se la trata con hierro o se va por otras vías, cuando en realidad podría tratarse de celiaquía. Trabajamos para que los distintos especialistas que pueden detectar indicios de la enfermedad -como odontólogos, hematólogos, pediatras, ginecólogos- colaboren en diagnosticarla lo más temprano posible».
«Además -continúa Altamirano- hay pacientes asintomáticos que llegan a enterarse cuando se la diagnostican a un familiar. Aunque no presenten síntomas, tienen que adoptar la dieta libre de gluten porque, de lo contrario, con el tiempo su calidad de vida se va a deteriorar». La celiaquía es una enfermedad genética no hereditaria. Sin embargo, las personas con familiares celíacos tienen mayores posibilidades de padecerla.
Está claro entonces que la celiaquía no es moco de pavo, que afecta a miles de personas y que puede tener consecuencias muy serias para la salud. El único tratamiento es una dieta sin gluten. ¿Es esto tan sencillo?
«El problema del tratamiento es el costo -afirma el Dr. Bai-. Realizar una dieta libre de gluten en las condiciones que debe realizarse requiere consumir alimentos que estén preparados de una manera muy especial, para no incluir ninguna de las proteínas tóxicas para el paciente, y esto ha generado una producción de alimentos que tienen un costo probablemente entre dos y tres veces mayor que una alimentación convencional.»
En mayo del año pasado, fue reglamentada la ley nacional 26.588 que declaró de interés nacional la atención médica y epidemiológica de la enfermedad. Por otra parte, una resolución del Ministerio de Salud dispuso que las obras sociales y prepagas cubran un monto mensual de $215 para la compra de harinas y premezclas a quienes la padecen. «Estamos tratando de que la cobertura también alcance a los alimentos elaborados», dice Gladys Altamirano. El gobierno porteño todavía no adhirió a la normativa.
La Ciudad tiene una ley aprobada por la Legislatura en 2009 que establece, entre otras cosas, la obligatoriedad de ofrecer un menú apto para celíacos en los bares y restaurantes porteños. Sin embargo, aún no fue reglamentada.


1º Expo Celíaca 2012

El 5 y 6 de mayo se realizará la primera exposición que reunirá a profesionales de la salud, pacientes, familiares y empresarios del sector alimenticio focalizado en la enfermedad. Tendrá lugar en el Centro Cultural Borges (Viamonte 525) y habrá degustación de productos, charlas informativas y talleres, entre otras actividades.

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario