www.discapacitadosemocionales.com

">

Tiempo en Capital Federal

28° Max 20° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 74%
Viento: Sureste 31km/h
  • Jueves 26 de Noviembre
    Despejado20°   27°
  • Viernes 27 de Noviembre
    Despejado18°   28°
  • Sábado 28 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

En el capítulo de hoy: Cosquillas

www.discapacitadosemocionales.com

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page
zabo_Cosquillas

Debe ser como la cuarta o quinta vez que cito una canción de Panza desde que comencé a escribir para este diario, hace ya tres años. En “Sonrisas de Plastilina” Mariana Bianchini confiesa desamparada: “no sé dónde ir, no hay refugio de las cosquillas, te pueden hacer reír pero son de mentira”.
¿Vieron que siempre se le hace cosquillas a los bebés o se busca hacerlos reír? Creo que eso viene de nuestros padres. Si fuera por ellos nosotros nunca deberíamos estar mal o tristes. Es como si pensarán “si se está riendo es porque no está triste, y si no está triste significa que es feliz”. Ojalá fuera tan fácil.
No soportamos ver a alguien triste. Es algo bastante difícil de llevar. Algunos pueden contenerse un poco más, mientras que otros (los que son como yo) tienen la imperiosa necesidad de cambiarle el humor a la persona angustiada. Le damos pelea al mal humor ajeno, a la depresión. Tenemos un chiste para cada ocasión, una payasada para hacer. Somos los que hacemos ese comentario que pone incomodos a todos en un velorio o los que te preguntamos si podemos salir con tu ex ahora que ya cortaron.
Los discapacitados emocionales de este tipo, clowns no matriculados y de preparación autodidacta, suelen ser los que más sufren sus propias depresiones. Estar tristes nos produce un dolor muy grande y difícil de transitar, es por eso que no queremos permitir que nadie se acerque siquiera a ese clima de angustia. Le tenemos miedo a la depresión ajena porque ya sabemos lo que hace la propia. Lo que hizo la propia.
Esto es muy difícil de explicar y no todo el mundo lo entiende. Los que menos lo entienden son aquellos que aprendieron a surfear la tristeza, aquellos que necesitan transitarla para pasar a lo siguiente. Probablemente sea eso lo que pasa con la pareja de Nicolás (24), quien parece no entender por qué no puede dejar de ser un payaso incluso en los momentos en que ningún ser humano racional tiraría un chiste.
¿Alguna vez salieron con una persona graciosa? Es bastante difícil. Lo sé por lo que me contaron mis ex. Siempre tenemos las mejores intenciones, nos alimentamos de la sonrisa que no puede evitar contenerse. Muchas veces mediante un chiste logramos destrabar la tensión que está sufriendo el otro y le recordamos que nada es tan tremendo, que lo que está pasando no es el fin del mundo. El problema, es que en algunas oportunidades la congoja es seria e intentar hacerla desaparecer o alivianarla mediante chistes hasta puede sonar cruel. En nuestro mundo donde “nada es demasiado” nos llevamos puesto el “todo” de la otra persona. Ahí es cuando comienza a volverse un problema nuestra condición.
Sobre el final de la canción la angustia se resuelve y Mariana canta liberada “¡Ya sé dónde ir! ¡Sí hay refugio de las cosquillas! No voy a sonreír, voy a llorar tranquila”. Quizás sea mejor dejar de intentar evitar que la persona que tenemos al lado llore tranquila. Quizás sea mejor dejar que nos enseñe a hacerlo nosotros.

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Categoría ’89. Nacido en Buenos Aires. Más precisamente en Parque Chacabuco City Rockers. Secundario incompleto por embole crónico. Ex asistente de producción de bandas de rock y programas de...