Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Nordeste 12km/h
  • Miércoles 14 de Abril
    Despejado17°   21°
  • Jueves 15 de Abril
    Despejado18°   22°
  • Viernes 16 de Abril
    Despejado18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Emiliano Espasandín: ‘Buenos Aires resiste, asimila y se repone’

El arquitecto revela cinco lugares mágicos de la Ciudad. Y defiende la identidad de cada barrio.

Por Cecilia Alemano
Email This Page

Yo soy un tipo de ciu­dad. Me gusta vivirla, respirarla, caminar sus zonas céntricas… To­dos los centros son imperfectos, y a la vez muy bellos. Tienen esa cosa de marginalidad -fuera del horario laboral- que marca contrastes muy fuertes con su ajetreo diurno.» Así, como un ser urbano, se presen­ta Emiliano Espasandín, arquitecto (UBA), director de Palo Arquitectu­ra, profesor y columnista en Metro y Medio, el programa de radio de Sebastián Wainraich (lunes a vier­nes de 18 a 21). «Ésta es de las po­cas ciudades en Latinoamérica que le pertenece más a la Humanidad que a la Nación. Durante la prime­ra mitad del siglo XX no había lu­gar en el planeta que tuviera su po­tencial. Pero desde el principio, fue una ciudad agredida, a donde los europeos venían a hacer negocios. Por suerte resiste, asimila, se repo­ne. Se parece a lo que somos noso­tros como sociedad», explica apa­sionado por la temática.

¿Por ese origen es que no se respeta demasiado su patri­monio histórico?
Claro, es que nunca se la consagró como lo que es: la capital del sur de América. En París o Roma no podés tocar nada. Esta administra­ción -la de Mauricio Macri- tiene el mismo desconocimiento de los últimos 40 años. No saben cuál es la posición que hizo tan dominan­te a Buenos Aires en el escenario internacional.

¿Por cuáles lugares demolidos o abandonados te lamentás?
El principal: el bar El Navegante, en Viamonte y el Bajo, que se de­molió. Es un caso testigo de la indiferencia de la ciudad. Como ése, se pierden por ahí dos o tres edificios por año. A veces son anónimos, pero son los que de­finen el perfil porteño. ¡El turis­ta no viene a ver la última torre sobre Libertador o el nuevo Star­bucks! También la casona de Be­noit, quien hizo la planificación urbana de La Plata, en Indepen­dencia y Defensa, que tenía un mural. Otro lugar es Colonia Solá en Barracas, junto a la estación: un conjunto de viviendas de esti­lo inglés, hechas para operarios ferroviarios. Hoy las casas están tomadas y casi en ruinas.

¿Cuál debería ser el criterio de preservación?
Hay una ley que dice que lo an­terior a 1942 -año en que se de­clara la Ley de Propiedad Horizon­tal- va a revisión. Yo no soy un conservacionista acérrimo porque no quiero que Buenos Aires sea una ciudad donde el área central sea intocable. Pero la idea es tener una posición dura sobre nuestra identidad: catalogar los sectores que forman parte del patrimonio y defenderlos. ¡Es fácil de hacer!

Top 5 porteño
Espasandín se presta al juego de elegir sus cinco lugares preferi­dos de Buenos Aires.

1. Avenida de Mayo. Ahí en­tendés la potencia de la Ciudad. Cuando abren esta avenida como una de las calles de la República se explica por qué Buenos Aires se transforma en una megametrópolis.

2. La Boca. No hay sitio den­tro de la ciudad donde me sien­ta más cómodo en relación con el río. Desde Almirante Brown don­de están los dos puentes hasta la zona de Vuelta de Rocha es increí­ble. Ahí el Riachuelo es parte del paisaje urbano. Lástima la abun­dancia de camiones.

3. Estación Yrigoyen. La pri­mera estación pasando Constitu­ción. Otro lugar mágico. Ahí está la esquina del Polaco Goyeneche. Te encontrás en medio de un pa­raíso urbano, con una calle muy ancha y poca actividad.

4. La Galería Güemes: En Florida 150, entre Perón y Mitre. Fue el primer rascacielos porteño, de principios del siglo XX. Lo hizo Gianotti, el mismo de la Confite­ría del Molino. Hoy se puede lle­gar hasta el mirador, que tiene una vista de 360 grados impresio­nante. Yo creo que si Blade Run­ner se hubiera filmado en la Ar­gentina, la batalla final se habría hecho acá.

5. Barrio Rawson. Un barrio obrero que ocupa ese triangulito pegado a Agronomía. Al caminar por ahí ya no sentís que estás en una ciudad. ¡Se escuchan los mu­gidos de las vacas!

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario