Tiempo en Capital Federal

29° Max 22° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 61%
Viento: Sureste 28km/h
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Eliminatorias Brasil 2014: La mejor defensa es el ataque

La selección exhibe un gran trío de delanteros, pero abajo siguen las dudas.

Por Alejandro Fabbri
Email This Page
maxi_rodríguez_selección_mundial_brasil_2014

Las mismas dudas que todos los futboleros teníamos cuando Alejandro Sabella dio a conocer cómo formaría la defensa de la selección de Argentina en el primer partido de las eliminatorias hace casi dos años, volvieron a surgir cuando el torneo clasificatorio para Brasil llegó a su fin. La Argentina ganó el grupo sudamericano, tal cual estaba previsto, habiendo ganado nueve de los dieciséis partidos que jugó, perdiendo apenas en Venezuela y Montevideo.

Hubo, entonces, ratificación de que tenemos el mejor trío delantero del mundo: Gonzalo Higuaín, Lionel Messi y Sergio Agüero. Con un acompañante tan letal e imprevisible como ellos, Ángel Di María. Con este cuarteto, no hay defensa que aguante. No hay discusión posible sobre la potencialidad de los cuatro muchachos que nombramos y eso se disfruta. Y dejando en el banco a Maxi Rodríguez, hoy por hoy, el mejor jugador del fútbol argentino en el torneo local.

Sin embargo, nos duele la defensa. Nos preocupa y nos deja un interrogante muy grande, el discretísimo trabajo de varios jugadores que son número puesto para el Mundial y que parecen convencer al técnico Sabella como los únicos disponibles. Desde el arco, Sergio Romero no entrega esa sensación de solidez que debería dar quien custodia los tres palos nacionales. Encima, va peor la cosa porque Romero no consiguió afirmarse en el arco de la Sampdoria italiana y por esa razón fue transferido al Mónaco francés, donde tampoco alcanzó la titularidad. ¿Vale la pena confiarle el arco a un arquero que no tiene competencia semanal? ¿Tiene Romero una distancia en jerarquía con quienes son sus suplentes como Andújar y Orión? Claramente, no.

Quizá el único defensor que tenga el puesto y además, el favor del periodismo y la gente, sea el lateral derecho Pablo Zabaleta. En una posición donde no hay casi variantes, el hombre del Manchester City se ha transformado, a fuerza de una evolución en su juego y su permanente idea de colaborar con el mediocampo y el ataque, en el mejor del fondo. Por el otro costado, Marcos Rojo no ha conseguido afirmarse y su juego no emociona ni provoca respeto a los adversarios. En la zaga, la dupla Federico Fernández-Ezequiel Garay ha sido elegida para transitar eliminatorias y amistosos, pero tampoco logra un nivel que transmita tranquilidad.

Sabella lo sabía, cuando arrancó la eliminatoria y quiso darles rodaje para que se pudieran entender mucho más. No han sido un desastre, pero tampoco han mostrado la seguridad que se podía esperar. Hay reemplazantes esperando atentos: Nico Burdisso, Fabricio Coloccini, Sebastián Domínguez, Hugo Campagnaro, José Basanta, Martín Demichelis, Nicolás Otamendi y Leandro Desábato. Si se pudiera votar nombres, nadie reuniría demasiadas menciones, tan fragmentada y volátil está la decisión del periodismo y la del público, al no haber nombres rutilantes ni figuras ausentes. Wálter Samuel, Gabriel Heinze y Daniel Díaz pertenecen a otra generación, ya fuera de la lucha por ir al mundial y no cuentan en la consideración.

Mientras la Argentina disfruta a sus delanteros y padece a sus defensores, los otros tres clasificados para el mundial no produjeron sorpresas. Al contrario, nadie podía dudar de que Chile, Colombia y Ecuador pelearían el pasaporte para Brasil junto con Uruguay. El equipo celeste sufrió una caída en el medio del torneo y no alcanzó a recuperarse, pero aprovechó la defección de los venezolanos y se metió en el repechaje, como siempre lo ha hecho desde que juegan todos contra todos, en partido y revancha. Chile logró con Jorge Sampaoli mejorar el juego y llevarlo a un nivel similar al que tuvo con Marcelo Bielsa. De hecho, el rosarino es el máximo referente del entrenador actual, formado en el mismo club, Newell’s Old Boys.

Ecuador sigue haciendo valer el tremendo peso de su localía en Quito y los últimos servicios de una generación de futbolistas que han crecido en todos los aspectos. Colombia ocupó la posición de Paraguay, que extraña demasiado a Gerardo Martino, pero también al grupo de futbolistas que se mantuvo vigente. Ya no hay futuro de mundiales para Paulo Da Silva, Roque Santa Cruz, Nelson Haedo Valdez y sigue la añoranza por Gamarra, Arce, Salvador Cabañas, Villar y Bogado. Paraguay necesita renovarse en serio y el trabajo le tomará tiempo.

Colombia se acordó de José Pekerman y le confió la conducción de su equipo nacional. El bueno de José cumplió, limó asperezas entre costeños y paisas, quitó influencia al vocinglero periodismo deportivo colombiano y con su sencillez, mesura y conocimientos, llevó a buen puerto a un plantel díscolo, ahora disciplinado, irregular pero ahora convencido de sus condiciones.

Los cuatro clasificados, más Uruguay –se supone que superará a los modestos hombres de Jordania– pueden darle varias plazas entre los ocho mejores al fútbol sudamericano. Será un desafío interesante y, sobre todo, posible.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Enrique Alejandro Fabbri (Caballito, Argentina, 1956) es un periodista deportivo especializado en fútbol, de larga trayectoria en los medios especialmente en la TV. Es uno de los periodistas con...