Tiempo en Capital Federal

17° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 88%
Viento: Nordeste 31km/h
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   20°
  • Sábado 24 de Octubre
    Parcialmente nuboso17°   22°
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con probabilidad de lluvia19°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Elecciones: estrategias desde el estanque

Mientras la economía muestra amesetamiento, el gobierno nacional apuesta al blanqueo para moderar las presiones devaluatorias y a un proyecto de inversión en Vaca Muerta. Hace semanas que no circulan encuestas de consultoras críticas al kirchnerismo, un indicio de que el oficialismo aún conserva fortaleza.

Email This Page
cristina_matanza Télam Buenos Aires 14/05/2013 La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el acto de cierre del Congreso de Democratización de la Justicia, en la Universidad Nacional de La Matanza, donde enumeró los casos no resueltos por la Justicia. Foto: Juan Roleri/Télam/cf

La sensación más fuerte que se tiene del escenario político de las últimas semanas es que el gobierno ha perdido en parte uno de sus mejores atributos: el manejo de la agenda, la capacidad de iniciativa permanente. Las leyes de reforma del Poder Judicial tienen algunos puntos valiosos y otros que no, pero en términos generales no son percibidos como un avance sustancial excepto por parte de la nada desdeñable base electoral del kirchnerismo. El lanzamiento del plan de blanqueo masivo habla más de una salida forzada, tomada por un equipo económico fragmentado y debilitado, que de una apuesta convencida y coherente con lo mejor del discurso oficial. Implica un sinceramiento implícito de dificultades económicas que otras medidas no pudieron paliar, un retroceso importante del discurso y de la apuesta a la pesificación, una salida pragmática con mucho de “realismo sucio” cuyos eventuales efectos virtuosos, de concretarse, sólo podrán percibirse en la vida de todos los días cerca de fin de año. Aunque el cuadro económico general dista de ser grave, los también demorados efectos reactivantes del Plan Procrear y de la recuperación de YPF hablan de una situación de amesetamiento con pérdida de empleo, sobre todo en la construcción. El panorama general difícilmente se revierta de cara a las elecciones primarias y legislativas, con lo que el gobierno quizá afronte un futuro cercano algo más espinoso del que se podía prever hace pocos meses.

Lo curioso es que del otro lado la lenta formación de espacios electorales convergentes abre también interrogantes y habla de debilidades. Si finalmente, tal como muestran las últimas fotos de ocasión, una parte sustancial del llamado peronismo opositor, aunque más no sea la figura individual (e individualista) de Roberto Lavagna, no confluye en las elecciones con el PRO, entonces la oferta electoral del centro derecha y la derecha se fragmentará en dos espacios en mutua competencia. La emergencia confusa del FAP-radicalismo-socialismo sumará otra alternativa de voto posible aunque sin figuras potentes (en estos días una vez más Hermes Binner dijo y se desdijo acerca de la posibilidad de un acuerdo con el PRO). Capital Federal ya suma sus propios ruidos: la rara confluencia Pino Solanas-Elisa Carrió ya expulsó de un espacio preexistente a la fuerza de Claudio Lozano y al MST. El PRO, a falta de novedades, se encamina una vez más a postular a Gabriela Michetti como candidata a legisladora. La posibilidad de que emerjan alternativas de voto porteño como Carrió-Solanas o el peronismo opositor, más cierta consolidación de la candidatura de Francisco de Narváez en Buenos Aires puede que explique la sobreactuación de Mauricio Macri con su DNI en presunta defensa de la libertad de expresión o en búsqueda de más apoyo mediático.

Desdibujados

Lo descripto no habla de fortalezas electorales ni de novedades promisorias de las que se desprenda alguna idea de superación de lo que existe. Si bien el kirchnerismo más que seguramente seguirá marcando distancias como primera minoría y hasta podrá reforzar su fuerza en Diputados, aparece desgastado además por denuncias de corrupción. Es cierto que esas denuncias, en definición de Artemio López, llegan fundamentalmente a “audiencias redundantes”, es decir a un sector de la población fieramente antikirchnerista. Pero hay masas de votos flotantes en juego que el kirchnerismo ganó en la última presidencial y que seguramente serán más ariscas.

Llamativamente, en un país donde hasta los estudios de opinión pública se hacen poco creíbles por estar afectados por la polarización política, hace semanas que no circulan encuestas de consultoras críticas al gobierno, lo cual acaso hable de la vigencia relativa de la fortaleza del oficialismo. Desde su cercanía al kirchnerismo, el sociólogo Artemio López, de Equis, publicó en su blog un trabajo según el cual si Cristina Fernández fuera candidata a presidenta obtendría nada menos que el 51% de los sufragios, seguida por Hermes Binner (11,8%) y Mauricio Macri (10,1%). Los números parecen trasuntar algún optimismo oficialista, amén del detalle de que este año no se elige presidente sino legisladores, que en elecciones legislativas los votantes se toman otras libertades y fragmentan su decisión, y que Cristina reiteró el martes “con todas las letras”, que no piensa reformar la Constitución, la que habilitaría su re-reelección. Para López la imagen positiva de Cristina supera los 62 puntos, cuando otros consultores cercanos al oficialismo la ubican por debajo del 50 y hasta del 45%, lo cual no deja de ser una base muy sólida, especialmente si la economía saliera de su estancamiento (la variable nueva a favor parece ser una ligera disminución de la inflación).

Para aventar fantasmas

Hay novedades que acaso reanimen la economía y traigan más tranquilidad. Quizá la apuesta al blanqueo estabilice el cuadro cambiario y modere las presiones devaluatorias. La segunda noticia es el anuncio hecho por el titular de YPF, Miguel Galuccio, quien dijo que Chevron aparentemente cerrará un acuerdo para invertir entre 1.000 y 1.500 millones de dólares en el yacimiento Vaca Muerta. Este año podría destinar 600 millones. La meta a largo plazo, según el acuerdo suscripto en diciembre pasado, era de una inversión de 15.000 millones de dólares en cinco años. Una tercera novedad en la que se avanza desde el Banco Central es acordar con el Banco Popular de China un eventual canje de monedas que respaldaría las reservas internacionales de Argentina en caso de ser necesario y permitiría financiar importaciones con tasas muy bajas. El país necesita dólares, las reservas fueron disminuyendo en los últimos tiempos (casi 10% este año) aunque siguen siendo cuantiosas, la posibilidad del canje aventaría fantasmas.

Demasiados fantasmas y vaticinios de Apocalipsis existen en el país de la polarización rabiosa. El gobierno necesita reencauzar sus rumbos y nunca deja de dar pelea. Pero en estas semanas la estrategia –aunque también la necesidad– de confrontar con las corporaciones mediáticas es insuficiente para defender lo acumulado e iniciar un nuevo despegue de políticas virtuosas.

DZ/km

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Periodista, escritor, autor de Decíamos ayer. La prensa argentina bajo el Proceso.