Tiempo en Capital Federal

22° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 89%
Viento: Sur 27km/h
  • Lunes 29 de Noviembre
    Nubes dispersas16°   26°
  • Martes 30 de Noviembre
    Despejado16°   25°
  • Miércoles 1 de Diciembre
    Cubierto17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 28/11/2021 07:45:12
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Elecciones abiertas y cansancio moral

Los resultados de las PASO y las distintas hipótesis y especulaciones políticas. La lupa puesta en la provincia de Buenos Aires, de cara a la batalla final. La capacidad de reacción oficial para anunciar modificaciones al impuesto a las ganancias y la renuncia de Ricardo Lorenzetti.

Por Eduardo Blaustein
Email This Page
lorenzetti

Días intensos para la política y el periodismo político, aun cuando nunca se sepa cuánto de esa intensidad y del ruido conmueve realmente al conjunto de la sociedad. Un proceso electoral que se va poniendo más y más interesante cuanto más abierto pinta su desenlace. Analistas quemándose las pestañas (o sanateando) para saber si en Capital y Santa Fe migrarán respectivamente los votos de Gabriela Michetti a ECO y los del radical Mario Barletta a Miguel del Sel. El kirchnerismo, tocado por haber obtenido el peor resultado electoral en la Ciudad en muchos años, y sin embargo fuerte a escala nacional. La consabida buena imagen de la Presidenta y de su más verosímil sucesor, Daniel Scioli. La macroeconomía mejor ordenada (mucho más flojo el crecimiento y la creación de empleo). Más reservas en el Banco Central. El blue planchado. Emisión de títulos del Estado e YPF exitosa, con fuerte participación de inversores europeos que aparentemente no les dan mayor relevancia a las movidas solemnes del juez neoyorquino Thomas Griessa. Capacidad de reacción oficial (más bien tardía, es cierto) para anunciar modificaciones en el Impuesto a las Ganancias, una bandera agitada desde hace años por referentes políticos y sindicales, incluyendo el relanzamiento de Sergio Massa desde la cancha de Vélez. Y si faltaba intensidad: la renuncia real o actuada de Ricardo Lorenzetti como presidente de la Corte Suprema.

Haciendo números
Hacer profecías sobre lo que puede suceder en Capital y Santa Fe sería simplemente aventurero. Pero aun cuando en la ciudad pinte muy difícil que el PRO no consiga el triunfo, no deja de llamar la atención que la candidatura de Martín Lousteau, sostenido en una alianza de conveniencias más bien endeble, pueda poner en duda ese resultado. El kirchnerismo pagó añares de un discurso inútilmente agresivo y hasta despreciativo hacia los porteños –y despreciativo también hacia las capacidades del PRO de hacer política y de sintonizar mejor con la cultura porteña–, aun cuando esa “cultura política” sea diversa. Demasiados candidatos y el más fuerte de ellos, Mariano Recalde, llegó tarde y sin un discurso afiatado. Final algo más abierto en Santa Fe, donde el PRO finalmente ganó raspando. El periodismo y los consultores especulan con la posibilidad de que los votos de origen radical que fueron a Mario Barletta se trasladen a Del Sel. El que escribe sólo se anima a preguntarse con alguna timidez hasta dónde Barletta influirá por sí mismo instruyendo a sus votantes y hasta dónde a esta altura de la historia existe realmente una “identidad radical”, y si acaso no pesará más un voto antikirchnerista. El FPV obtuvo un buen resultado en esa provincia, uno mucho mejor en Salta y otros igualmente interesantes en Mendoza y Neuquén. De cara a la batalla final todo el mundo mira hacia la provincia de Buenos Aires. Y ahí sigue flojo el PRO y en decadencia el Frente Renovador de Sergio Massa, quien finalmente intenta encontrar su lugarcito entre el ajuste del PRO y la catástrofe autoritaria y garantista del kirchnerismo.

Contraataque
No parece casualidad que el Gobierno al fin se haya decidido a modificar el Impuesto a las Ganancias tras la derrota en Capital, acaso el acto de Massa en Vélez, y además en contexto de paritarias. Es relativamente gracioso respecto de las paritarias que el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Sacco, haya reclamado “un aumento salarial por decreto” cuando se supone que, en una enorme falacia repetida, se acusaba a Cristina Fernández de Kirchner de gobernar a golpe de DNU. El anuncio del ministro de Economía es que los trabajadores que perciben un bruto de entre 15 y 25 mil pesos tendrán una menor deducción, más deducción cuanto menores sean sus salarios. En los cálculos oficiales, los cambios benefician al 68 por ciento de los asalariados que pagan Ganancias, lo que se traslada en más platita (entre un 5 y un 6 por ciento) para sus bolsillos. Buena movida oficial aunque, como se dijo, tardía. Una bandera menos para la política y el gremialismo opositor, aunque siempre se pueda pedir más.

Lorenzetti, el fatigáu
El lunes por la tarde se supo que Ricardo Lorenzetti decidió renunciar a la presidencia de la Corte Suprema. Curiosísimo, porque se había garantizado la cuarta reelección al hilo quince días atrás. Más aún, había anticipado esa movida no se sabe por qué y para qué (salvo interpretaciones que no por politizadas suenan pícaras y creíbles) y cuando le quedaba un tercio de recorrido a su tercera presidencia. Además de escribirle una carta personal a quien con más lucidez refirió a las irregularidades del trámite de esa re-re, el periodista Horacio Verbitsky, el supremo se ocupó prolijamente de hacer circular el secreto de una charla reservada con los dos colegas que se mantienen lúcidos y medianamente en pie, Elena Highton de Nolasco (con problemas de salud) y Juan Carlos Maqueda. “Cansancio y agobio moral”, dijo Lorenzetti, para anunciar semisecretamente su renuncia luego de una serie de notas publicadas por Verbitsky y de críticas que le dedicó el oficialismo.
¿Lorenzetti efectivamente se sentía moralmente fatigado? ¿Se cavó solo la fosa en su afán de acumular poder? ¿Se sintió demasiado expuesto por las presuntas irregularidades y acaso delitos que se produjeron en la votación, con Carlos Fayt lejos de la sala de acuerdos y en un estado de salud mental (97 años) fragilísimo y ausente? ¿Renunció virtualmente para que ocurriera lo que sucedió el martes, con los diarios conservadores y buena parte de la oposición saliendo a sostenerlo con el argumento del “ataque a la Justicia”?
Todo quedó resuelto en pocas horas, cuando la Corte emitió un comunicado mediante el cual los jueces ratificaron “total y absolutamente” a sus autoridades, con Lorenzetti como presidente del máximo tribunal hasta 2019.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Periodista, escritor, autor de Decíamos ayer. La prensa argentina bajo el Proceso.