Tiempo en Capital Federal

29° Max 22° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 66%
Viento: Este 31km/h
  • Miércoles 25 de Noviembre
    Muy nuboso con llovizna21°   29°
  • Jueves 26 de Noviembre
    Despejado21°   26°
  • Viernes 27 de Noviembre
    Despejado18°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Elecciones 2015: Scioli-Zannini, la fórmula sorpresa

Daniel Scioli puso los pelos de punta en el establishment: su vice será Carlos Zannini, ex maoista y preso político, mano derecha del matrimonio Kirchner desde los inicios de la democracia, altura Río Gallegos. En tantom el PRO espera el recuento de votos del triple empate en Santa Fe.

Por Eduardo Blaustein
Email This Page
zannini

A poco de que el PRO anunciara una fórmula amarilla y porteñaza para la gobernación bonaerense, Daniel Scioli anunció algo que puso los pelos de punta en el establishment: su vice será Carlos el Chino Zannini, ex maoísta y preso político, mano derecha histórica del matrimonio Kirchner desde los inicios de la democracia, altura Río Gallegos.

Se hace algo difícil pensar que Scioli, como dijo con su tono manso y yogui, haya sido el que tomó la decisión de que su compañero sea Zannini. Trascendió que hubo reunión con la Presidenta en la Casa Rosada; habrá que suponer que el acuerdo se tomó allí. Salieron rápido los opositores a lamentarse y pronosticar futuros oscuros.

Efecto secundario: la precandidatura de Florencio Randazzo quedó más que debilitada. Mientras se escriben estas líneas, el renovador del sistema ferroviario está en la Rosada y la creencia generalizada es que desistirá de su candidatura. Si es por la tropa kirchnerista más combativa, la noticia sobre Zannini derramó felicidad. Agustín Rossi tiró una frase útil: “Con la presencia de Zannini en la fórmula de Scioli, una diferenciación tan tajante como la que planteaba Randazzo se diluye”.

Simplificando, hay dos modos presuntos de proyectar la decisión Cristina-Scioli. La oposición concluye que habrá continuidad del tipo aciago y condicionamientos crueles sobre la eventual presidencia del ex motonauta. Podría, sin embargo, refutarse esa lectura –sólo por jugar un poco– con esa frase que dice que el presidente del Senado es un tonto dedicado a hacer sonar una campanilla. Hay una tercera proyección posible: los condicionamientos que el kirchnerismo paladar negro pueda ejercer sobre Scioli no pasan exclusivamente por un presidente del Senado, segundo en la línea sucesoria; pasan por la cantidad de legisladores que se tenga en el Congreso, con la posibilidad de que Cristina siga siendo conductora del “movimiento nacional”, por la potencia y consistencia política que conserve el FpV, por la militancia en las calles, que ningún espacio político disfruta.

Polenta mágica
No pasaron ni 24 horas del triple empate santafesino y ya la Presidenta volvió a usar la cadena nacional para afianzarse por enésima vez como dueña del ring, de la iniciativa política y de la implementación concreta de esas políticas. No sólo fue el anuncio sobre la AUH, respuesta a un reclamo algo desmayado de parte de la oposición y de sectores del propio kirchnerismo. Fue también el anuncio de un aumento poderoso: 30 por ciento. El monto que cobrarán los beneficiarios (promedio de dos hijos) es de 837 pesos, más lo que corresponde a ayuda escolar. El universo de beneficiados: 3,6 millones de pibes y pibas.

En cuanto a los comicios en Santa Fe, puede que no sea muy científico el método a la hora de desentrañar qué será finalmente del casi “triple empate” derivado de las más que relevantes elecciones santafesinas.

El domingo tarde a la noche quien escribe atendió a dos señales y no sólo a los números duros. La primera: el gesto más bien apocado de Miguel del Sel cuando su jefe político, Mauricio Macri, encomiablemente sereno y acaso resignado, daba sigilosamente a entender que el resultado puede ser adverso para el PRO, aun cuando pataleó –cuidando mucho los modos– diciendo que los matemáticos de su partido le daban una diferencia exigua al ex Midachi: 0,7 por ciento de los votos. Otra derrota del PRO: por decisión de la Justicia, las urnas que se abrirán no serán todas. Cuesta creer que esté en riesgo el triunfo socialista, por ajustado que vaya a ser.

La segunda señal: hasta muy tarde en la noche el diario Clarín prefirió dedicar sus títulos principales de portada digital a los premios Martín Fierro, y a los galardones obtenidos por productos y figuras del Grupo.

Las elecciones de Santa Fe eran y son relevantes. El gobierno socialista, muy venido a menos, enfrentaba un cuadro difícil. El FpV fue a los comicios con problemas internos que hicieron que su candidato Omar Perotti llegara débil, tarde y mal en la vuelta anterior. Y fundamentalmente: existía la firme esperanza del PRO de que el macrismo ganara una provincia importante, esa necesidad de salir del vecindario porteño y mostrar que pueden expandirse a escala nacional.

En pocos días se sabrán los resultados definitivos. Debe resaltarse que si se comparan los datos de los comicios del domingo pasado con los de las elecciones de hace cuatro años, perdieron muchos votos tanto la fuerza “vieja” –los socialistas– como la “nueva”: el PRO. Los socialistas habían obtenido casi el 39% de los votos. El PRO, el 35,2. Bajaron ambos, remontó mucho el kirchnerismo, en un distrito no sólo adverso, sino emblemático: el de los cortes de ruta, y huevazos y producción tirada en las rutas cuando el conflicto por la 125. Perotti sumó 166.917 sufragios más respecto de las primarias. Puede que haya arañado votos de todas partes y seguramente también del Frente Renovador. Esos tres puntos y monedas que obtuvo el massismo, a su vez, pudieron hacer ganador a Del Sel. Hoy en el PRO se discute con ceño fruncido si Durán Barba no metió la pata.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Periodista, escritor, autor de Decíamos ayer. La prensa argentina bajo el Proceso.