Tiempo en Capital Federal

19° Max 15° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 55%
Viento: Sureste 24km/h
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas10°   15°
  • Sábado 3 de Octubre
    Parcialmente nuboso  11°
  • Domingo 4 de Octubre
    Cubierto11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El tarifazo llegó por correo

Duplica la recaudación por ABL e Ingresos Brutos, pero no prevé aumentos de salarios.

Por Daniel Estévez
Email This Page
ABL

El PRO logró aprobar un Presupuesto 2013 que traslada todos los costos directamente a la ciudadanía. Lo hace a través del aumento los dos principales impuestos de la ciudad, Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) e Ingresos Brutos.Mauricio Macri pedirá disculpas, pero la presión tributaria supera los 13.000 pesos por habitante.

Con $ 40.500 millones, es un 20,7% mayor al Presupuesto 2012 pero sólo 11% superior respecto de las proyecciones de cierre de 2012. Esto preanuncia, dados los niveles de inflación, que en el curso del año será ampliado, tal como viene sucediendo todos estos años. Para alcanzar la cifra, se decidió, simplemente, duplicar la recaudación.

Temida factura verde

Los impuestos aumentan por adelantado y por las dudas. Las previsiones de ingresos –dado los cambios aprobados, en especial en Alumbrado, Barrido y Limpieza– están subestimados para esconder la verdadera presión tributaria. Los ingresos por este impuesto tienen una previsión de incremento del 23,1%, pero las boletas llegan por porcentajes superiores, de hasta el 90%.

El proyecto prevé recaudar casi $ 3.000 millones por ABL: el doble de los $ 1.535 millones ingresados en 2011 a un promedio de $ 2.800 por vivienda. De todas manera, el objetivo del gobierno es llevar el ABL al uno por ciento de la valuación de la propiedad, que se realiza con un criterio “de mercado” que nadie conoce. El tarifazo llega en una cada vez menos barrida y cada vez menos limpia.

El exprimidor fiscal

Con el Presupuesto, también se aprobó la Ley Tarifaria 2013 que fija las alícuotas correspondientes a cada impuesto obligatorio y la ley que modifica el Código Fiscal, que es el que determina el total de los impuestos obligatorios.

La principal fuente de recursos  es el impuesto a los Ingresos Brutos, $25.387,3 millones: un 21,1% más que lo estimado para el cierre de este año y más del doble de lo recaudado en 2010. La ley incluye  cambios en grandes contribuyentes de las actividades financieras, aseguradora, telefonía móvil, servicios y construcción, y permiten equiparar las alícuotas a las establecidas en la Provincia de Buenos Aires.

Además, con el pretexto de financiar el traspaso del subte, y sin descartar un nuevo aumento del boleto que ya subió un 127% a principios de 2012, el gobierno propone crear en 2013 un fondo a partir del aumento del 10% en las tarifas de los peajes de las autopistas porteñas y de un 5% del impuesto a la patente de los autos de alta gama, más un impuesto al combustible de entre 15 y 40 centavos por litro. 

Salarios, no

Según ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto), “el presupuesto no prevé aumentos salariales para ningún estamento de la administración pública. Públicamente se han supeditado los mismos a que la recaudación efectiva se ubique por encima de la presupuestada”. El bolsillo puede esperar.

Para que el Presupuesto parezca equilibrado, ASAP dice que los gastos suben el 11%, con “una marcada desaceleración en el gasto de capital (+4,2%)”. La estrategia, agrega, es “negociar sin pauta alguna los incrementos con los sindicatos y luego enviar un proyecto de ley modificatorio del presupuesto que incorpore los aumentos salariales y otras partidas que necesiten un refuerzo”. No es otra cosa que un dibujo presupuestario.

Escuelas, tampoco

Lo que pasa con la educación caracteriza al Presupuesto macrista. “La educación de gestión estatal crece levemente y se da una baja en los montos destinados a infraestructura escolar. Con relación al crédito vigente para 2012, el crecimiento de la función es del 5,7%”, precisa ASAP. Y agrega que el Ministerio de Educación figura entre los de menor crecimiento relativo, “junto con el Ministerio de Desarrollo Económico (+9,2%) y particularmente con el de Desarrollo Urbano, que cae un 30,4% como consecuencia de las restricciones al Gasto de Capital”.

La deuda, sí

Los intereses de la deuda sumarían $ 826 millones, 6 veces lo que se pagaba en 2008, duplicando su participación en el gasto total. El aumento es “por las distintas operaciones financieras ya concretadas por el Gobierno de la Ciudad o a concretarse en el corto plazo”, señala ASAP.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario