Tiempo en Capital Federal

8° Max 4° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 58%
Viento: Sureste 20km/h
  • Martes 20 de Agosto
    Muy nuboso  10°
  • Miércoles 21 de Agosto
    Cubierto  10°
  • Jueves 22 de Agosto
    Parcialmente nuboso  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El Puentecito, comedor popular con historia

En una esquina de Barracas, desde 1873, convoca a obreros de la zona y famosos de todas partes. 

Por Norma Rossi
Email This Page
el puentecito barracas el puentecito barracas

Desafía al tiempo desde vidriada esquina de Vieytes y Luján, todos los días del año, en horario corrido de 6 a 1. Y con igual éxito -a pocos metros del viejo Puente Pueyrredón-, supo desde siempre imponerse al Riachuelo, con los aromas de cocina casera.
Los platos son abundantes y el menú ronda los $120/150 por persona, con bebida y postre incluidos. Una lista que, en términos de preferidos, encabezan todos los frutos de mar imaginables, las clásicas costillitas de cerdo a la riojana, o ese puchero con los ingredientes “como los de antes”. Aunque, hay que decirlo, nada parangona al exclusivo “Pollo al Puentecito” –salteado, con papas, ajo, perejil, y otros ingredientes secretísimos. Tanto, que ningún chef de categoría ha logrado imitarlo. El cafecito suele ir de regalo.
Entre mitos y verdades, un viejo código del lugar reza que la parte izquierda del enorme salón, es sólo para los colectiveros de la línea 12, que siempre ocupan esas mesas. No es el único rumor. “Todavía se cree que El Puentecito debe su nombre a la intensa mole de hierro del Pueyrredón -dice Fernando Hermida, uno de los dueños-. Pero la verdad es que refiere a un pequeño puente de madera muy cercano –ya inexistente-, debajo del que corría un arroyo”. Con igual entusiasmo, Hermida relata mil historias que atesora su local, en una estructura arquitectónica casi intacta desde su origen.
También es motivo de orgullo el enorme patio trasero que da cuenta de sus años como pulpería, allá por 1750. Allí, los actuales dueños descubrieron un pozo de 5 metros de profundidad, donde en ese entonces se enfriaban las bebidas. En paralelo, dos hermosas arcadas, dan marco a “la matera”, con su techo negro de hollín. Era el sitio donde los gauchos se reunían a tomar mate a la espera de que les fueran cargadas sus carretas.
Después, el local fue sucesivamente despacho de bebidas y almacén; hasta que en 1873 reunió a familiares y socios para convertirse primero en fonda, y luego en el actual restaurante. Inicialmente se llamó “La cancha”, en virtud de ser la primera sede de pelota vasca. Del boceto de su frontón, todavía quedan rastros en el patio.
Alguna noche el restaurante fue escenario para que cantaran Carlos Gardel y Angelito Vargas. Y, en 1912, don Hipólito Yrigoyen, también llamado “El Peludo” lo eligió para, desde el balcón del primer piso, pronunciar el discurso cuando se postuló a la Presidenciae. Otro que usó con frecuencia esa tribuna para dirigirse a los trabajadores de la zona fue el primer diputado socialista de América latina, don Alfredo Palacios.
Más cerca en el tiempo, y ya presidente de la Nación, Raúl Alfonsín solía ir a El Puentecito a saborear sus platos predilectos.
A las mesas de El Puente suelen sentarse por igual los planteles de Racing e Independiente; tanto como Pedrito Rico o, cada vez que visitó la Ciudad Guy Williams, más conocido como El Zorro. Hoy hacen lo propio desde Norman Briski y Diego Capussotto hasta Carlos Menem y Jessica Cirio.
El Puentecito no tiene facebook ni página web, pero sus clientes han creado algunos para darlo a conocer. Así, se comparte anécdotas, fotos, personajes, recuerdos. Y, por supuesto, amigos.

Restaurante “El Puentecito”: Luján 2101 -esquina Vieytes- Barracas- Tel: 4301-1794

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario