Tiempo en Capital Federal

12° Max 5° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 57%
Viento: Noroeste 17km/h
  • Viernes 30 de Julio
    Despejado  13°
  • Sábado 31 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El Procrear llega a la Ciudad con 3800 viviendas

En Parque Patricios y Pompeya se construirán 3.841 viviendas nuevas a través del plan lanzado por el gobierno nacional. Se adjudicarán por sorteo y se pagarán en cuotas, con tasas del 4 al 7 por ciento anual. Estarán listas en 16 meses. Todos los detalles del proyecto.

Por Franco Spinetta
Email This Page
procrear_coidad

El sueño de la casa pro­pia es el desvelo de mi­les de porteños que padecen la falta de créditos accesibles. Para ellos, el anuncio realizado por la presiden­ta Cristina Fernández de Kirchner días atrás traerá una luz de espe­ranza: la adjudicación de dos de­sarrollos urbanísticos, en Parque Patricios y Pompeya, para la cons­trucción de 3.841 viviendas en el marco del Plan Procrear. Ambos barrios, ubicados en la zona sur, recibirán inversiones por $3.148 millones de pesos más la llegada de 16 mil nuevos vecinos.

El proyecto ya está en mar­cha. En los terrenos ferroviarios aledaños a las estaciones Bue­nos Aires y Sáenz del ferrocarril Belgrano Sur comenzaron las ta­reas preliminares, explicaron des­de la Anses a Diario Z. El plazo de construcción es de 16 meses. Las familias que no posean terre­no propio y deseen acceder a una de las viviendas construidas por el programa, pueden inscribirse vía web en procrear.anses.gob.ar/ proyecto-urbanistico/

El Desarrollo Urbanístico Iesta­rá ubicado frente a la estación Bue­nos Aires, en Parque Patricios, den­tro de un perímetro delimitado por las calles Mirave, Lafayette, Suá­rez, Vélez Sarsfield, Olavarría y La­vardén, frente a la cancha del Club Atlético Huracán. El ritmo del ba­rrio está marcado por la presencia de numerosos galpones y un inten­so tránsito de camiones. Frente al predio donde se construirán las vi­viendas hay un terreno de una hec­tárea donde el Club Huracán, ade­más, ampliará sus instalaciones.

Éste será el desarrollo de ma­yores dimensiones: se edificarán 2.941 viviendas sobre un terre­no de 309.904 m2. Serán depar­tamentos de 1, 2, 3 y 4 ambien­tes. La obra está dividida en 15 sectores y se prevé que el gobier­no porteño construya una escuela de nivel primario y medio y que la estación Buenos Aires se integre al conjunto de viviendas a través de puentes peatonales. La obra está a cargo de las constructoras Sud­americana del Oeste, Grenn SA, Riva SA y Conorvial SA, ganadoras de la licitación correspondiente.

En el Desarrollo Urbanístico II, mientras tanto, las viviendas que se levantarán son 900 y se construi­rán sobre 91.982 m2 correspon­dientes a los terrenos de la estación Sáenz, en Pompeya, ubicados entre las avenidas Sáenz y Perito Moreno. Ya se ha realizado el relevamiento de suelos –indispensable para co­menzar con la obra–, pero aún falta desalojar un depósito judicial, una dependencia de la Comisión Nacio­nal de Regulación del Transporte y un playón de la línea 128 de colecti­vos. También anidó allí una feria in­formal, del estilo de La Salada. Se­gún fuentes del Banco Hipotecario, el masterplan de esta obra incluye un centro de transferencia de pasa­jeros para ligar el servicio de la lí­nea H del subte con el tren y esta­ciones de colectivos. Las empresas encargadas de materializar el pro­yecto son Riva SA y Vidogar Cons­trucciones.

En ambos casos, la Nación transfiere a la Ciudad la terce­ra parte de los predios para que se construyan parques públicos de “uso irrestricto”. Es decir, más de un tercio del espacio será par­quizado. Según el mapa proviso­rio del plan, el más beneficiado en cuanto a espacios verdes será el barrio de Pompeya. Dentro del “equipamiento social” previsto, se incluye además la construcción de supermercados y locales comercia­les. Los bloques de vivienda no po­drán tener más de 24 metros de altura; los departamentos tendrán como máximo cuatro habitaciones e irán desde los 55 m2 hasta los 120 m2. Los edificios tendrán te­rrazas verdes: jardines que mejo­ran la temperatura interior, son ais­lantes acústicos y funcionan como esponjas que retienen el agua de lluvia. Además, hay un descuento de entre un 5 y un 20% del ABL, según los metros cuadrados ver­des que aporte el edificio.

Esta línea crediticia del Procrear está pensada para quienes no po­seen terreno. Pueden anotarse per­sonas o familias que residan en la ciudad o sus alrededores, siempre y cuando no tengan otros inmue­bles a su nombre. Gustavo Cento, de la Gerencia de Área Desarrollos Urbanísticos Procrear del Banco Hi­potecario, explicó a Diario Z que el “proceso de adjudicación se reali­zará durante la construcción de las viviendas”, y será por sorteo, a tra­vés de Lotería Nacional. La forma de pago será a tasa fija: la prime­ra etapa comienza en paralelo a la construcción de las viviendas y lue­go, una vez adjudicadas, habrá una financiación del saldo a pagar.

A modo de ejemplo: según la Encuesta Permanente de Hogares 2013 de Estadística y Censos de la Ciudad, el ingreso familiar prome­dio de los porteños es de $10.454. Para esa familia, por caso, las con­diciones del crédito serían las si­guientes: la cuota inicial arranca­rá en $1.015; los primeros cinco años, pagará una tasa de interés de 4% y, a partir del sexto año, pagará el 7% (el plazo máximo del préstamo es 20 años).

Los barrios de Pompeya y Par­que Patricios forman parte de la Comuna 4, y comparten los indi­cadores socioeconómicos del sur porteño. Allí, la falta de vivienda es más acentuada que en el resto de la ciudad, mientras que los ingresos per cápita y familiares están por de­bajo del promedio general. Menos de la mitad de las personas es pro­pietaria de su casa (44%), casi un cuarto vive en villas o asentamien­tos (22%) y el 33% alquila. Por otra parte, la población de la zona sur usa más los hospitales y las escue­las del Estado (el 75% de los chicos va a escuela pública y el 35% de la población se atiende exclusivamen­te en los centros de salud y hospita­les). Satisfacer la demanda de estos nuevos vecinos sobre los servicios públicos será el próximo desafío.

El camino hacia la casa propia

Para convertir los terrenos fe­rroviarios en futuros barrios del plan Procrear, la Legislatura por­teña tuvo que aprobar su rezoni­ficación. En diciembre de 2012, los bloques mayoritarios del PRO y el Frente para la Victoria llega­ron a un acuerdo mediante el cual se cambió la tipificación de cinco terrenos ferroviarios ubicados en Palermo, Caballito, Liniers, Pom­peya y Parque Patricios.

En total, 79 hectáreas de la Administración de Bienes del Esta­do fueron desafectadas de su ór­bita para destinarlas a las vivien­das sociales del plan Procrear y a otros desarrollos urbanísticos de carácter privado. Los términos del acuerdo incluyeron, además, la aprobación del Presupuesto 2012, la venta del edificio del ex Merca­do del Plata (para destinar ese di­nero a la construcción del Centro Cívico) y la cesión de 36 hectáreas del Parque Roca para un Centro de Transferencias de carga y descarga de camiones, entre otras leyes. Por esto fue muy criticado por el resto de las fuerzas políticas, que habla­ron de un “pacto PRO-K”.

Una vez sorteado el paso le­gislativo, durante 2013 la Anses y la Sociedad Central de Arquitec­tos llamaron a tres concursos na­cionales para el “Desarrollo del Plan en Playa Ferroviaria” en Li­niers, Palermo y Caballito. Los tres concursos ya tienen ganadores y se espera que pronto comience la construcción de las viviendas.

Estos emprendimientos ten­drán características diferentes de los de Pompeya y Parque Patri­cios, ya que serán desarrollados por el sector privado. Los tres te­rrenos fueron transferidos al Fon­do de Garantía de Sustentabili­dad de la Anses, creado en 2007, cuya cartera se compone de títu­los públicos, acciones de socieda­des anónimas y plazos fijos, entre otros activos. A través de un fidei­comiso, el gobierno nacional utili­zará el producto de su venta para financiar el soterramiento de la lí­nea Sarmiento de trenes.

La crisis habitacional

El anuncio de la construcción de 3.841 viviendas pone un poco de luz en la crónica crisis habita­cional porteña. No por reiterada, la protesta de las organizaciones nucleadas en el Congreso por el Derecho a la Vivienda pierde vi­gencia. Según sus estimaciones, hay unas 600 mil personas con problemas de vivienda de distin­ta gravedad y 17 mil directamen­te viven en la calle. Según la mis­ma fuente, unas 20.000 personas son desalojadas cada año.

El Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), por su parte, sube­jecuta los recursos que recibe: en­tre 2008 y 2012, dejó de utilizar mil millones de pesos de su presu­puesto. Pero, además, el gobierno porteño recortó los dineros que deberían utilizarse para construir viviendas sociales: el IVC pasó de llevarse el 3,8% del total del pre­supuesto 2008 a representar el 0,7% del previsto para 2014.

El gobierno porteño ofrece dos líneas de crédito hipotecario a través del Banco Ciudad. En junio de 2012, entró en vigor una línea llamada Primera Casa BA, para la compra de departamentos. Tiene una tasa subsidiada del 14% y el monto promedio que presta es de $350.000.

Un año después, en julio de 2013, se anunció otra línea de cré­ditos, Mi Casa BA, que según infor­mación brindada por el IVC prio­riza a “personas de clase media con sueldos netos familiares entre $10.800 y $18.000”. Es sólo para quienes ya viven en la ciudad.

Las dificultades para adquirir una vivienda propia en la ciudad coinciden, sin embargo, con un pe­ríodo de vertiginosa construcción. Entre 1991 y 2011 se construye­ron 37.699.047 m2 nuevos. Unos 800.000 departamentos de dos ambientes, en promedio. El vértigo de la construcción fue acompaña­do por el encarecimiento del sue­lo, que pasó de 555 dólares el m2 en 2001 a1.866,1 m2 en abril de 2014. La vivienda familiar propia es un sueño imposible para la mayoría de los habitantes de la ciudad, sin crédito ni capacidad de ahorro.

Se construyeron miles de vi­viendas, sí, pero destinadas a la inversión y a la especulación in­mobiliaria. El Censo 2010 registró 340.000 viviendas vacías. Y los in­quilinos pasaron, en diez años, de ser el 21 al 32%.

La llegada de los desarro­llos urbanísticos del plan Procrear acercan la esperanza para acceder a un techo propio.

El plan Procrear a nivel nacional

“Procrear es el plan de créditos más importante en los 125 años de historia del Banco Hipotecario. Supera­mos lo que hasta ahora era el plan Eva Perón, el más ambi­cioso de la historia del país.” La frase es de la presidenta Cristina Fernández y responde a una programa que está im­pactando fuerte, sobre todo en el interior del país. Desde el 12 de junio de 2012, fecha de lanzamiento del Procrear, se adjudicaron 110.015 crédi­tos que beneficiaron a más de 300 mil personas. Para 2014, el gobierno nacional anunció otro ambicioso objeti­vo: la adjudicación de 100 mil créditos hipotecarios más, que comenzará a materializarse el 10 de junio con el llamado para otro sorteo.

Los impulsores del Plan (el ministro Axel Kicillof y el titular de la Anses, Diego Bossio) crearon un fondo fiduciario con recursos de la Anses administrados por el Banco Hipotecario. El Procrear creó un nuevo esce­nario, con tasas accesibles y un recorrido inverso a la banca privada: menos ingresos tenés, menos pagás.

El plan tiene seis líneas crediticias, que contempla diversas realidades y ofrece distintas opciones para cada tipo de familia: Construcción (para quienes ya poseen un terreno propio o de un familiar directo); Ampliación y refacción; Refacción; Compra de terre­no y Construcción; Compra de Vivienda a estrenar, y Desarrollos Urbanísticos, como el que se anunció para la Ciudad. Los créditos son para vivienda única, familiar y de ocupación permanente. El monto máxi­mo es de 520 mil pesos y las tasas varían según los ingresos. En promedio, es de un 14%.

La Anses elaboró un perfil de quienes accedieron al crédito. El 73% trabaja en relación de dependencia, el 34% es autónomo y el 3% jubilados. La edad pro­medio es 37 años y casi la mitad (47%) son solteros. El monto promedio solicitado asciende a $273.725, con una cuota de $2.749. El ingreso familiar prome­dio es de $10.608 y el plazo ronda los 22 años.

 

 

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario