Tiempo en Capital Federal

24° Max 20° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 45%
Viento: Suroeste 25km/h
  • Viernes 27 de Noviembre
    Despejado18°   27°
  • Sábado 28 de Noviembre
    Muy nuboso con lluvias21°   27°
  • Domingo 29 de Noviembre
    Parcialmente nuboso con lluvias23°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El PRO y el 8N: candidaturas y cacerolas

Macri se entusiasma con la protesta y reafirma sus aspiraciones 2015.

Por Laura Mendoza
Email This Page

Cuidando sus palabras -tratan­do de no ofender a Cristina, de quien depende la orden de fir­mar los avales para el emprésti­to de las obras del arroyo Vega, y eventual­mente para renovar el material rodante de los subtes-, Mauricio Macri se mostró en un acto en Lanús como la alternativa política para 2015. Lo cual no reviste novedad: Macri es el único candidato que confirma sus pre­tensiones electorales cada vez que puede. «A la Presidenta se le termina el mandato en 2015 y no saben quién puede sucederla. No­sotros somos el único espacio que tiene de­finido un candidato presidencial, y eso nos alcanza para recorrer todas las secciones de la provincia con nuestro mensaje», dijo el lí­der del PRO, mientras Emilio Monzó, encargado del armado político nacional y rival del intendente Jorge Macri, cuando se habla de qué estrategia seguir, tragaba bronca des­de el fondo del Club Porvenir, donde se ha­cía el acto.

El pequeño problema que se les presen­ta se llama 2013. La reticencia de Gabrie­la Michetti a competir en ese escenario y la necesidad de lograr allí una buena perfor­mance tienen a mal traer a los cráneos del PRO. ¿Será el propio Macri quien encabe­ce la lista de diputados? Y si es así, la suya ¿será una candidatura testimonial?

Anotados para la carrera provincial hay varios. Néstor Grindetti, ministro de Ha­cienda, sueña con ser intendente de Lanús pero también podría ser candidato a dipu­tado. La lista para ocupar esa cabecera que permita traccionar los votos anti-K incluye a Martín Redrado, Carlos Melconian (oriun­do de Valentín Alsina), el intendente Gusta­vo Posse y hasta el ministro Guillermo Mon­tenegro. Todos coinciden, sin embargo, en que Macri sería la garantía del éxito, pre­sión que el propio Macri intenta desalentar. Lo que alienta Macri desde el PRO es la pro­testa social del 8N, a la que poco y nada le queda de espontáneo. El cacerolazo, dice, «nos representa como argentinos y como hombres libres que queremos vivir mejor, con respeto, con tolerancia y poniendo la energía en construir y no en agredir».

El 8N fue alentado desde el GAPU (el grupo de acción que suma a macristas, peronistas di­sidentes y bullrichistas- bancado por econo­mistas, empresarios y sectores de la Iglesia. Federico Pinedo, Gabriela Michetti y Hum­berto Schiavoni agitaron junto a Eduardo Amadeo, Eduardo Mondino y Patricia Bu­llrich. La Solano Lima, agrupación de jóve­nes peronistas del PRO, activó con el auxilio logístico y financiero de sus referentes, en­tre ellos Cristian Ritondo, Jorge Garayalde y Roberto Quatromanno. Y el periodista Fer­nando Niembro, habitual difusor de la mo­vida cacerolera.

El intento de capitalizar el descontento extiende la influencia del PRO hasta la Fun­dación Despertar, que habría financiado la comunicación del 8Nen internet. El presi­dente de Despertar es el ex Sociedad Rural, Luciano Miguens. Y lo secunda el ex sub­director del diario La Nación, José Claudio Escribano.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario