Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 66%
Viento: Este 25km/h
  • Jueves 2 de Diciembre
    Nubes dispersas17°   23°
  • Viernes 3 de Diciembre
    Muy nuboso18°   24°
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias20°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/12/2021 14:57:54
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El PRO defiende la gestión en educación

El Legislador José Luis Acevedo cree que la tendencia de fuga de la matrícula hacia la escuela privada esta cambiando.

Por José Luis Acevedo
Email This Page
Jose_Luis_Acevedo

Desde la década del 60, observamos la salida paulatina y en algunos períodos, abrupta, de la matrícula de las escuelas de gestión estatal hacia la educación de gestión privada. Tal como afirman varios pedagogos, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se constituyó en un caso paradigmático por tener más de la mitad de sus alumnos en escuelas privadas.
Después de más de siete años de gestión de Mauricio Macri como jefe de Gobierno porteño podemos observar una tendencia que comienza a revertir esta situación. Actualmente, la ciudad es una de las pocas jurisdicciones que está logrando controlar la “fuga de estudiantes” con políticas educativas claras que tienen como objetivo central fortalecer la educación pública con inclusión y calidad.
Un ejemplo que ilustra el fortalecimiento de las políticas educativas es la implementación de la enseñanza de una lengua extranjera desde primer grado. En la ciudad, aprender un idioma era un privilegio que sólo tenían aquellas familias que podían pagar una escuela de gestión privada o acceder a alguna de las escuelas bilingües de gestión estatal. Incorporar la enseñanza de una segunda lengua desde primer grado permitió promover “justicia educacional”; lo que significa, básicamente, la capacidad de garantizar la distribución del bien social educación que redunde en una mejora en la posición de todos los miembros de una sociedad y de los sectores más postergados, en particular.
En el mismo sentido, se fueron consolidando otras políticas con el mismo objetivo: una computadora por alumno, la creación de la Unidad de Evaluación de la Calidad Educativa, universalización de la sala de 4 años, la inscripción on line para que el sistema e ingreso de los alumnos sea más transparente, el reacondicionamiento de la infraestructura escolar –recordemos la promulgación de la ley de emergencia edilicia en el año 2007 por el estado calamitoso en que se encontraban los edificios escolares– y la creación de nuevos establecimientos, la mayoría localizados en la zona sur de la ciudad.
Muchos padres que viven en el conurbano observan que, mientras las escuelas bonaerenses son corroídas por la desidia y el discurso retórico, en la Ciudad algo distinto está pasando; y no dudan en inscribir a sus hijos en una escuela de gestión estatal porteña para ofrecerles un futuro mejor.
Hoy, pensar en la escuela pública significa aunar esfuerzos con los distintos sectores de la sociedad para brindar una educación sensible a las necesidades específicas de cada sector, compensando las desigualdades, facilitando el acceso, la permanencia y el progreso a aquellos que más lo necesiten desde una lógica de la redistribución.
Hay que seguir trabajando para mejorar la calidad educativa y volver a tener una escuela pública donde convivan el hijo del obrero con el del comerciante, del empresario, del médico, etc. Una verdadera igualdad de oportunidades que nos haga sentir orgullosos.

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario