Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 46%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   23°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Despejado18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El peligroso éxito de las picanas

Son armas, pero se encuentran en locales a la calle o por internet. Falta de regulación y control.

Por daniel-castelo
Email This Page

Se las encuentra en por­tales web, negocios a la calle, galerías y, por unos pesos más, vía delivery. Podría decirse, también, que los números difundidos en los me­dios de comunicación sobre la in­seguridad, sumados a la decla­rada intención del gobierno de Macri de nutrir de pistolas Taser a la Policía Metropolitana, han lo­grado imponer la picana como un nuevo objeto de consumo entre los porteños, siempre permeables a las modas pasajeras.

Poseer un arma que descar­ga 400 mil voltios hoy es tan fá­cil que resulta inquietante. Como ejemplo, introducir la palabra «picana» en las páginas de su­bastas online da un resultado de más de 40 opciones de compra. Así de simple.

«Picana eléctrica compacta 100.000 voltios $89» reza uno de los avisos, que asombra por lo ex­plícito. En ninguno de los casos se trata de las afamadas Taser, pero sí de imitaciones chinas que, según las publicaciones, provocan «dolo­res, contracciones musculares, es­pasmos y desorientación mental», entre otras beldades. Además, se asegura que el arma «traspasa cual­quier prenda, incluso el cuero».

«¿Qué precio me hacés por cinco picanas?», pregunta en uno de los avisos online una potencial compradora que, si busca, puede encontrar valores y modelos de lo más variopintos.
Los locales que venden estas armas se dedican a productos para caza, camping y hasta re­zagos militares (pueden hallar­se atemorizantes picanas usa­das) e incluso comercios que venden productos para comba­tir plagas.

«No es mortal, lo dejás medio tonto nomás, salvo que tenga un marcapasos; ahí lo podés matar», afirma sin mosquearse el vende­dor de uno de estos locales, ubi­cado en el centro porteño y que entre sus artículos incluye pisto­las eléctricas de 200 mil voltios.

La justicia porteña prohibió el mes pasado el uso por parte de la Metropolitana de las Taser X-26 «por consistir en un elemento de tortura» que «viola los derechos a la vida, integridad física y salud», según el fallo. Sin embargo, el go­bierno porteño envió en los últi­mos días un proyecto a la Legis­latura en el que se busca aprobar por ley el uso de las picanas. «Es posible disminuir el número de personas heridas o muertas du­rante las detenciones mediante el correcto uso de armas electróni­cas de incapacitación motora no letales como uno más de los nue­vos elementos que la tecnología pone a nuestro servicio», afirma el texto del proyecto PRO, que ade­más asegura que sólo serán utili­zadas en caso de legítima defensa propia o de terceros.

Aunque tam­bién en «situaciones en las que exista peligro grave para la vida de las personas protegidas o para evitar la comisión de un delito». Es decir, un uso que quedará a crite­rio del agente.

Dice la ley

El Código Penal, en su artícu­lo 189 bis (modificado en 2004) indica como delito la portación y tenencia de armas de fuego (para los que prevé penas de en­tre seis meses y ocho años de prisión), pero no hace mención a otro tipo de elementos, como las armas eléctricas. Un verdadero vacío legal que permite que cual­quiera pueda comprar una pi­cana y, aún peor, que cualquier particular pueda permitirse ven­derla. De hecho, la falta de nor­mativa al respecto hace que el comerciante en cuestión pueda venderle el producto incluso

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario