Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 51%
Viento: Sureste 21km/h
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El otoño es la estación ideal para el buen sexo

Vera Killer asegura que un buen revolcón es perfecto en cualquier momento del año, pero acá detalla por qué hasta el 21 de junio le parece mucho mejor.

Por Vera Killer
Email This Page
vera

En lo que a sexo se refiere, una de las cosas más importante es la temperatura. Y no, no hablo de que me caliente mi partenaire (aunque claramente es condición excluyente). Queridos todos, hoy, en esta columna, y aprovechandome del exceso de confianza que se ha generado entre nosotros, he venido a hablar del clima. Sí, como en una charla de ascensor, pero para denunciar que los hombres y las mujeres no podemos ponernos de acuerdo con el termostato. ¿No? Estoy un poco desolada.

¿Qué es esa manía de los varones de poner el aire acondicionado a todo lo que da en un derretidor febrero y apagar  las estufas (incluso hasta abrir ventanas) durante un congelado agosto? ¿Acaso están locos? ¿Cómo vamos a revolcarnos felices de ese modo? ¿No sienten frío? ¿Por qué están siempre en remera, dementes?

Aristóteles decía que los hombres sienten mayor deleite sexual en invierno y las mujeres en verano. Oh, nombré a aristóteles (igual estoy hablando de sexo).  Desde mi punto de vista femenino el conflicto es sencillo: si tengo frío no quiero sacarme la ropa, estoy un poco tensa y/o me cuesta relajarme, me chorrea aguita de la nariz. No hay un “vení, entremos en calor” que me convoque si es posible prender la estufa o bajar el aire. Por más hermoso que seas. Porque si la temperatura baja, tengo frío. Y me pongo ídem.

Hace unas semanas, mi chico salió de la cama en medio de la noche para prender el aire acondicionado. Cuando le dije lo obvio, que era mayo en el hemisferio sur, que habitamos, alegó que el clima está loco, y que la temperatura era de verano. ¿Pueden creerlo? No importa quién ganó el eterno debate en el que entramos después, lo que sí tengo que contar es que no tuvimos sexo. Y no fue por enojo de mi parte, es que con guantes y medias pierdo sensibilidad, y libido.

Nos pasa al revés con el calor, hay que aceptarlo. Voy a usarnos a mi chico y a mí como caso testigo de este maniqueísmo climático para ejemplificar. Con la casa calentita se me caldea el alma, y el espíritu, y me dan muchas ganas de transpirar un poco más. Si es verano no me importa el horno urbano y si es invierno quiero la estufa al máximo. Tomo cerveza o vino según la estación y quiero revolcarme con vos (como dirían los Babasónicos).

A él, en cambio, el calor lo vence. En verano es una morsa y en invierno, un apagador serial de estufas. Si el clima sube de los 20 grados no quiere hacer nada más que mirar el techo (como diría Moris). Qué locura esta naturaleza, todo el tiempo jugando a desencontrarnos. Igual, por suerte están el otoño y la primavera para compensar. Estoy aprovechando esta estación como loca, acumulando como una ardilla porque este invierno va a ser duro, en todo sentido.

Este es uno de los otoños con temperaturas más bajas en años, pero aún así venimos logrando caldear los ambientes y los cuerpos con éxito. Quedan un par de semanas sin conflictos de termostatos y las pienso aprovechar. Después, si se pone muy jodida la cosa hasta la promavera, veremos. Me hago la recia ahora, peroseguro que pasaré el invierno revolcandome con gorro de lana si hace falta, porque ahora prender la estufa es un lujo asiático y por suerte tengo un chico muy lindo y caluroso.

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario