Tiempo en Capital Federal

22° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 70%
Viento: Sureste 33km/h
  • Sábado 23 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   20°
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado11°   22°
  • Lunes 25 de Octubre
    Cubierto16°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El mito del dialoguismo PRO

Matones, burlas e insultos: la respuesta de la directora del San Martín, Gabriela Ricardes, a los talleristas que resisten.

Email This Page

El estilo PRO para dialo­gar puede verse cada vez con mayor nitidez. Demás está citar la pa­rrafada vulgar del “crédito” san­tafesino Miguel del Sel, cuando se refirió a la Presidenta como vie­ja-chota-hija-de-puta para argu­mentar por qué no mantendría un diálogo con ella, en una situa­ción hipotética.

¿De qué habla el PRO cuan­do se muestra permeable y dialo­guista? ¿De la destrucción incon­sulta de la 9 de Julio, de la tala de árboles indiscriminada? ¿De la negativa a recibir a los vecinos in­dignados? ¿O tal vez la forma de dialogar sea como la de su nuevo socio en el conurbano, Jesús Cari­glino, acusado de enviar matones a reprimir protestas ante casos de mala praxis en sus hospitales?

Algo similar pasó el jueves pa­sado en el Centro Cultural Gene­ral San Martín, cuando un grupo de patovicas identificados con ca­misas o remeras negras apretaron y luego reprimieron a un grupo de militantes culturales que de­fienden el espacio de la Sala Al­berdi como punto de reunión y trabajo de los talleres populares de la Ciudad.

Aquí la perla –negra– vino de la mano de la directora de CCGSM, Gabriela Ricardes, una actriz y dramaturga de formación profesional cuyos roles más logra­dos son los de la burla, la descali­ficación, y, como se verá, la de ac­tuar la fibra antidemocrática que recorre su intelecto privatista.

Como se sabe, artistas y talleris­tas que se autogestionan y trabajan en la Sala Alberdi, en el sexto piso del complejo, fueron desalojados a principios de enero por las autori­dades del San Martín. Los talleris­tas se resistieron y la cosa derivó en una toma que lleva ya casi 40 días. Los cerebros PRO prometieron otra sala en Chacarita, pero la insólita decisión de privar a la gente de ese espacio, que es público, derivó en un conflicto de proporciones. Los artistas denuncian que detrás de la medida (el argumento oficial era el de remodelar la sala), la intención es correrlos y usar esa sala, incluso, para actos particulares.

Finalmente, la Justicia prohi­bió el desalojo y descalificó los argumentos oficiales. Desde en­tonces, ni el ministro de Cultura Hernán Lombardi ni la directora, Gabriela Ricardes, se prestaron al diálogo.

El jueves 7 militantes de or­ganizaciones populares y talleris­tas (que ocupan la Sala Alberdi), se presentaron en el acto oficial de inauguración de la temporada. Lombardi se comprometió a char­lar con ellos, pero desapareció an­tes de finalizar. Y allí quedó Ricar­des (que fue filmada en un video que puede verse en YouTube). En­tre otras lindezas, Ricardes llamó “salame, sos una salame” a una joven. Y como definición política, soltó: “El espacio de la Sala Alber­di no tiene por qué ser para todo el mundo”.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario