Tiempo en Capital Federal

18° Max 11° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 62%
Viento: Noroeste 15km/h
  • Viernes 17 de Septiembre
    Nubes dispersas12°   18°
  • Sábado 18 de Septiembre
    Despejado12°   18°
  • Domingo 19 de Septiembre
    Cubierto13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El invernadero: El fin de la sensibilidad

Una institución vertical -una sociedad- donde lo que rige es la indiferencia.

Email This Page
El Invernadero (5) 5

Agustín Alezzo ya había estrenado dos obras del dramaturgo inglés Ha­rold Pinter (La colección, en 2013 y El cuidador, en 2014). Pero la que estrenó ahora en El Ca­marín de las Musas, que completa la excepcional trilogía de ese autor, es superadora y uno de los hitos más destacables en la carrera teatral del maestro de actores. Se trata de El in­vernadero, una comedia de una inteligen­cia notable, al mejor estilo Monty Python, que transcurre en una institución cuya na­turaleza no se devela, presuntamente de­pendiente del Estado, en la cual a los pa­cientes se los conoce sólo por un número. En vísperas de Navidad, el director y sus funcionarios más cercanos deben lidiar con la muerte de uno de los pacientes y el naci­miento de un bebé de padre desconocido.

Esos acontecimientos desbarajustan el pesado funcionamiento burocrático de la institución y dejan a la vista la indiferencia y el autoritarismo de un sistema rígido, ver­tical, pero que todos sospechan que está a punto de explotar.

Como en otros trabajos del director, lo más destacado de esta puesta son las ac­tuaciones. Si Alezzo trabaja siempre con los mismos actores (Nicolás Dominici, Fe­derico Tombetti y Sebastián Baracco son fi­gurita repetida en sus espectáculos y ac­túan también aquí), es porque la confianza y conocimiento que tiene con ellos lo hace dar con sus gestos más notables.

En esta pieza, además, completan el elenco Edgardo Moreira, Georgina Rey, Bernando Forteza y Jorge Noya, que lo­gran un gran trabajo y dan calidad a esta pieza.

Con gran habilidad, el direc­tor marcó una puesta minimalis­ta en lo que refiere a la gestuali­dad de los rostros de los actores, que sin embargo es la justa para causar humor. Así, todos se des­tacan, logrando un trabajo me­jor que el otro. Se lucen el di­seño de iluminación a cargo de Félix “Chango” Monti, la esceno­grafía y el vestuario de Marta Al­bertinazzi y el diseño sonoro de Mirko Mescia, que terminan de completar el sentido global del espectáculo.

Con un texto superlativo en el que bri­llan la inteligencia de los diálogos y el uso original del humor absurdo, la pieza es de lo más recomendable de la cartelera porte­ña. Sin duda, Alezzo es uno de los directo­res que mejor entiende a Pinter y también uno de los que más hizo por difundirlo en la escena local.

El invernadero. Viernes a las 22 y sábados a las 19. El Camarín de las Musas, Mario Bravo 960. Entradas $150. Reservas al 4862-0655.

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario