Tiempo en Capital Federal

21° Max 19° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 91%
Viento: Sureste 25km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado14°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado14°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El hombre fundamento de Las Leonas

Entrevista a Sergio ‘Cachito’ Vigil.

Por leandro-balassini
Email This Page

Cuando se habla de Las Leonas, es inevitable remitir a Sergio Vigil, el padre de la «criatura». Desde Rosario, donde viajó para disfrutar del Mundial de hockey sobre césped y dictar un curso para entrenadores sobre alta competencia y análisis de partidos, Cachito dialogó con Diario Z y responde sobre todo: las posibilidades del seleccionado, su presente y la inevitable comparación con el fútbol. Con un discurso que trasciende lo deportivo, resaltando los valores e imponiendo una filosofía de vida en el juego más allá de la victoria, es, sin duda, un exponente de esta generación dorada.

¿Qué características reconoce de Las Leonas que las hace diferente al resto de los seleccionados?

Tienen mucha confianza, gran potencial, están enfocadas y lo sustentan con algo fundamental: hambre de gloria. Ahora se viene la parte más difícil del torneo, que son las semifinales. Son muy duras porque cuando llegás a la final, estás en el templo de la gloria e, irremediablemente, descomprimís. En cambio, en la instancia previa falta un compartimiento, lo cual genera más nerviosismo. De todas maneras, estoy seguro de que la Argentina va a levantar su segunda copa del mundo.

Más allá de las cualidades técnicas, ¿cuánto influye el factor mental para ganar el torneo?

Como en todos los deportes, es sumamente importante. Las Leonas llevan una mochila muy cargada. En este equipo la presión se convierte e desafío y estas situaciones
son combustible para su naturaleza. Los que conducimos grupos, sabemos que los aspectos técnicos, tácticos, físicos, son fundamentales; pero la mente es determinante. Por eso, deben estar felices dentro y fuera de la cancha.

Siempre ha destacado los valores dentro de un campo de juego. ¿Se considera un formador más que un entrenador?

A mí me apasiona la alta competencia, pero me gusta mucho más todo lo relacionado con el educador. Siempre le digo a mis dirigidas que el oponente es un colega que busca lo mismo que nosotros. Siempre intento que el proceso de aprendizaje nos ayude a superar todos los límites. Por eso destaco la búsqueda del campeonato de la vida antes que la del campeonato
mundial.

¿Qué siente al ver una copa del mundo sentado desde la tribuna?

Me siento muy feliz. Una de las cosas que he aprendido en la vida es a «soltar». Para encontrar nuevos espacios y vivir nuevas experiencias, es necesario «soltar» lo anterior. Hay ciclos muy lindos, en los cuales uno ha disfrutado muchísimo, pero si uno no suelta, es imposible que vengan otros.

Entonces no volvería a dirigir a Las Leonas.

Nunca pienso en el futuro, trato de disfrutar el presente. Hoy no imagino esa posibilidad. Pero no lo descarto completamente. Aquella etapa significó para mí un enorme aprendizaje, tanto desde lo deportivo como desde lo humano.

¿Es inevitable que al entrenador actual y a los que vengan lo comparen con usted?

Soy un convencido de que cada uno de nosotros (jugadores, cuerpo técnico, dirigentes) realizamos un buen trabajo, pero siempre el próximo período puede ser mejor. Dentro de diez o quince años me llenaría de gratitud mirar para atrás y decir «qué bueno lo que se hizo en determinado momento.
Pero qué bueno que cada año que pasó fue mejor que el anterior». Ojalá que podamos recordar que cada momento nos dejó un cimiento donde pararnos para ir hacia un nuevo espacio.

El hockey y el básquet construyeron a partir de una base y hace años que se suceden los triunfos. ¿Por qué cree que el fútbol no puede lograr estos resultados?

Porque se construye desde la punta del iceberg. Se mira el suceso y no el proceso. Lo más parecido al fútbol es lo que nos pasa como sociedad, donde hay urgencias, intereses que contaminan la esencia de lo que se debe buscar. Lo único que interesa es ser el número uno, entonces va hacia el fracaso. El fútbol tiene exponentes excepcionales, personas de una gran capacidad, pero es tanta la exigencia que el deportista se desarrolla bajo una presión constante. diferencia de lo que muchos creen, no es un deporte individualista. Lo que es egoísta es el negocio, no el juego.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario