Tiempo en Capital Federal

13° Max 6° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Sábado 31 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  13°
  • Lunes 2 de Agosto
    Despejado  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El fervor de saber sobre la Patria

El aniversario de la Revolución de 1810 estimuló a los lectores y multiplicó la oferta editorial.

Por nahuel-mercado-diaz
Email This Page

El aniversario de la Revolución de Mayo quedará registrado como una marca: la marca Bicentenario. Los discursos, los diarios, las revistas, los libros, los programas de televisión abordan el tema desde todos los ángulos imaginables: el Bicentenario en la historieta, en las comidas regionales, en la poesía, en la pintura, el fútbol, las mujeres, la música, la moda. La lista es infinita. Existe un concurso de cuentos Vicente Nario, que exige que el protagonista sea un contemporáneo de la gesta de Mayo. Y un libro para chicos, Los cuentos de Vicente Nario, gaucho cósmico del Sur. También se han reeditado novelas, como La revolución es un sueño eterno, de Andrés Rivera, y biografías de los próceres.

Percibiendo el interés de la población, las editoriales lanzaron libros y colecciones escritos por periodistas, historiadores y ensayistas, que fueron recibidos con entusiasmo por un público numeroso, que se volcó a buscar textos vinculados con la fecha patria. El mismo clima se registró en la Feria del Libro, el evento editorial más importantes del país. Bajo el lema «Festejar con libros 200 años de historia», durante tres semanas, centenares de conferencias y presentaciones examinaron los días de Mayo y el Centenario. Y encontraron un público ávido por interiorizarse y saber más sobre los hechos que culminaron en la Revolución. Hasta los soldados del Regimiento de Patricios se convirtieron en las figuritas favoritas de cada foto, parados muy firmes y sonrientes frente al stand «Unidad Bicentenario».

La Feria fue vidriera del furor Bicentenario. La revista Caras y Caretas agotó su stock del libro Construir bicentenarios antes de que cumpliera las tres semanas de exposición. Otra revista, La Marea, publicó Argentina en el Bicentenario de la Revolución de Mayo. Historias y perspectivas, de Jorge Carrizo, que según el vendedor «mostró un reflejo muy importante en las ventas». La revista Barcelona, con su particular sentido del humor, aborda el tema desde El libro negro del Bicentenario, de Javier Aguirre. Un tomo muy buscado por los fanáticos de Barcelona pero también por el público en general, ya que cuenta la historia con un estilo narrativo tan corrosivo como actual y con un trabajo de fotos montadas fieles el espíritu de la revista.

Miradas plurales

El Ateneo lanzó la colección Claves del Bicentenario. Las obras difunden la historia política y social de las ideas en la Argentina: Breve historia de la sociedad argentina, de Félix Luna; Breve historia del sindicalismo argentino, de Santiago Senén González y Fabián Bosoer; junto con Breve historia del deporte argentino, de Ezequiel Fernández Moores, son algunos de los títulos más vendidos. También editaron Revolución. Mayo 1810, de Vicente Massot.

Desde otra perspectiva historiográfica, Felipe Pigna acaba de publicar 1810. La otra historia de la Revolución de Mayo, de Editorial Planeta, que recorre las rebeliones indígenas hasta llegar a la criolla. Y Colihue editó Verdades y mitos del Bicentenario. Una interpretación latinoamericana, de Norberto Galasso, que discute con la visión académica de la independencia. Según los expositores, ambos libros fueron los dos títulos más vendidos de la Feria.

Por la avenida Corrientes, las vidrieras de las librerías otorgan un lugar de exhibición importante a los libros sobre la temática y se encuentran algunas curiosidades: Huracán en el Bicentenario de la patria, de Susana Aradas. En él se vinculan acontecimientos vividos en el país con las glorias que pasaron por el club de Parque Patricios y con otros personajes del patrimonio cultural argentino como Homero Manzi y Horacio Ferrer, enamorados del barrio y del club.

El informe de los libreros es coincidente: «Crecieron las ventas por la demanda de este tipo de libros», «Buscan de todo. Son desde jóvenes curiosos por ‘la otra historia’ hasta abuelas preocupadas porque sus nietos no se queden afuera». Más allá del tono de satisfacción, nadie quiere dar cifras definitivas. Piensan que con la llegada del 25 de Mayo, el desfile y los festejos se redoblará el interés popular. El Bicentenario tiene cuerda hasta diciembre.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario