Tiempo en Capital Federal

13° Max 6° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Sábado 31 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  13°
  • Lunes 2 de Agosto
    Despejado  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El factor gran cuñado

.

Email This Page

«Hasta que tu papá no me siente en la mesa como a uno más, no me caso.» Néstor Daniel Leonardo, un hombre al que le sobra un nombre de pila y le falta un apellido, de profesión parapsicólogo devenido hoy en asesor de empresas, re­pitió durante siete años la misma frase an­tes de llevar al altar a Sandra Macri en la muy poco fashion iglesia de Morón, para el horror de don Franco. El final feliz de la historia de amor de una niña muy rica (es una de las herederas de una fortuna calculada en casi 500 millones de dólares) y el muchacho de barrio que puede ver el futuro -hasta ahí nomás, como revela el escándalo- terminó en la Justicia y no faltó siquiera el ingrediente de un intento de robo que casi le cuesta la vida sin en­contrar nunca a los responsables.

Cuando supo que le habían pinchado el celular, no tuvo problemas en revelar su turbio drama familiar al juez Norberto Oyarbide. Las cintas con sus conversacio­nes privadísimas las retiraba Ciro James, hombre del Fino Palacios quien debería ser, de acuerdo con la determinación de su cu­ñado Mauricio, jefe de la Policía Metropo­litana. Demasiados personajes enredados en juego de espías torpes. Y un jefe de go­bierno porteño que no tiene demasiadas palabras para explicar por qué se usan los servicios del Estado en función de necesi­dades familiares para perseguir a un posi­ble heredero despreciado por el clan.

Y de acuerdo con el fallo del juez, Nés­tor Leonardo declaró así en su juzgado: «Atribuyo la pinchadura del teléfono a la relación que tengo con la familia Macri, por medio de mi esposa Sandra Cristina Macri, ya que desde el inicio de nuestra relación, el padre, se opuso… es por ellos que creo, sin posibilidad de error, que el Sr. Franco Macri habrá hablado con Mauricio Macri a los efectos que violaran mi intimidad por medio de pinchadura de teléfono».

Más adelante, en su declaración pos­terior al ataque que sufrió debido al sospe­choso intento de asalto en el cual terminó con una herida de bala en la mano y en la ingle, confesó: «Mauricio y Mariano Ma­cri, la habían llamado a Sandra con tono agresivo para decirle que cómo era que yo los había involucrado. Asimismo, Mauricio le refirió que ya tenía todo lo que yo había declarado. Al día siguiente… ella (Sandra) me hace entrega de un papel refiriendo: «Esto te lo da Mauricio mandalo a la pren­sa urgente». En otro tramo de su relato, Leonardo dijo que: «(…) a su entender los atacantes creyeron que lo habían matado ya que… quedó tendido inconsciente en la entrada de su dormitorio. Que a su cri­terio este hecho se trató de un atentado contra su vida». Demasiados personajes extraídos de lo peor del realismo mágico, para destrabar un drama en el que dinero e impunidad son sinónimos. Y sí, alguien merece ir preso. Y otro al rincón, por bu­rro. La moral y los códigos éticos, otra vez ausentes. Cuando nadie es inocente, es porque el culpable está a la vista.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario