Tiempo en Capital Federal

26° Max 17° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 61%
Viento: Nordeste 25km/h
  • Miércoles 2 de Diciembre
    Cubierto con lluvias20°   28°
  • Jueves 3 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   27°
  • Viernes 4 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El caso Acevedo

.

Email This Page

Si bien Ana María Acevedo tenía 20 años, no sabía leer ni escribir porque no había ido a la escuela y sus tres hijos -de 4, 2 y 1 año-, dependían de un plan social.

El calvario de Ana empezó en mayo de 2006, cuando llegó al centro de salud de Vera, en Santa Fe, con un fuerte dolor en el maxilar derecho. La atendie­ron en el servicio de odontología durante cinco meses y le sacaron una muela. Pero el dolor seguía, cada vez más fuerte. La trataron con antibióticos y analgésicos. Y nada.

Ana y su familia decidieron ir al hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe. La internaron inmedia­tamente y descubrieron que tenía un cáncer en la zona del maxilar. La derivaron al hospital Iturraspe, junto con su historia clínica y la indicación clara de tratamiento con rayos y quimioterapia. Pero allí no le realizaron el tratamiento indicado ni mantuvieron a Ana in­ternada, sino que la hacían ir cada quince días. Y Ana quedó emba­razada.

Detectado el embarazo, los médicos se negaron a realizarle el aborto terapéutico que la ley con­templa en casos como éste. El Co­mité de Bioética propuso inducir el embarazo a las 24 semanas para retomar los tratamientos. Como el tratamiento contra el cáncer no podía aplicarse a una embarazada sólo se podía esperar.

La inducción del parto se pro­dujo el 26 de abril, pero el bebé murió 24 horas después. Al otro día Ana recibió la primera sesión de quimioterapia, pero su salud estaba demasiado deteriorada. El 17 de mayo de 2007 murió sin haber tenido la oportunidad de pelear contra el sarcoma.

El caso de Ana María Acevedo es hoy en un emblema para las or­ganizaciones de mujeres que de­nuncian la negligencia estatal en los casos de aborto no punible.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario