Tiempo en Capital Federal

28° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 67%
Viento: Nordeste 27km/h
  • Domingo 29 de Noviembre
    Parcialmente nuboso21°   31°
  • Lunes 30 de Noviembre
    Muy nuboso con lluvia17°   23°
  • Martes 1 de Diciembre
    Nubes dispersas20°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Educación: déficit en el nivel inicial

Capital y el resto del país comparten un problema: faltan vacantes en los jardines maternales.

Por laura-hojman
Email This Page

El ciclo lectivo 2010 finaliza con avances en algunas áreas de la enseñanza, pero con una fuer­te inmovilidad y estancamien­to en la cobertura educativa del Estado para niños de 45 días a dos años de edad.Los estudios conocidos en los últimos días por pedagogos de arrojaron que exis­te un «atraso» en el apoyo del a la creación de jardines maternales o escuelas infantiles para niños desde los 45 días de vida a dos años de edad, en todo el país.El informe concluye que con una gran can­tidad de niños en situación de vulnerabi­lidad, se considera imprescindible que los gobiernos creen ofertas socioeducativas para chicos que no están en edad de cursar la enseñanza formal.

Es un hecho cotidiano que hoy ambos padres trabajen y dejen largas horas a sus hijos que no cuentan con la edad corres­pondiente para asistir a salas de tres a cin­co años, nivel que aún tiene marcadas de­ficiencias, a pesar de un leve crecimiento. Eso hace que las más perjudicadas en lo per­sonal y lo educativo por esta situación sean las niñas, que como supuestas madres quedan al cuidado de sus hermanos, en una suerte de un encubierto trabajo infantil, que muchos padres desconocen o no quieren admitir.

Lo cierto es que en el mapa educativo argentino la oferta de este primer tramo de la educación inicial -45 días a 2 años de edad- está en manos de privados, religio­sos, ONG y algunos municipios, lo que oca­siona un gasto más para las familias.

Hay innovadoras experiencias, entre ellas la Escuela Infantil y Sala de Juegos, gra­tuita, de la Universidad Nacional de Gene­ral Sarmiento, que cubre San Miguel y José C. Paz, y donde la composición de sus estu­diantes son mayormente de barrios pobres con alta vulnerabilidad, algunos de ellos jó­venes padres y madres.

En la ciudad de Buenos Aires, en tan­to, a poco de asumir el gobierno, Mauri­cio Macri denunció la «desigualdad» educa­tiva en el distrito porteño, donde la mayor cantidad de escuelas y jardines de infan­tes se ubicaban en la zona norte (con me­nor densidad de población), mientras en el sur, con mayor número de habitantes y necesidades socioeconómicas la ofer­ta de nuevas aulas y vacantes es casi nula.Esta situación denunciada tres años atrás, aún no se revirtió y según Ctera hay una de­manda de 6.500 vacantes para chicos de ni­vel inicial. «No es obligación que los chicos de 45 días concurran a centros especializa­dos, pero sí que el dé cobertura y universalice ese nivel», aseveró la secretaria general de la Ctera, Stella Maldonado.

El aumento del financiamiento educativo, la inclusión de las tecnologías en el aula y entre los estudiantes, la creación de nuevas escuelas y nuevas universidades públicas seguramente son las mejores cartas con la que quiere jugar el gobierno nacional, sin embargo la forma­ción psíquica y social de las personas es gra­vitante en los primeros seis años de su vida.Ese sector desatendido, que no figura en los discursos y en las estadísticas oficiales, es la gran deuda educativa con la que finaliza un nuevo año lectivo.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario