Tiempo en Capital Federal

17° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 67%
Viento: Sureste 15km/h
  • Martes 22 de Octubre
    Cubierto14°   21°
  • Miércoles 23 de Octubre
    Nubes dispersas14°   19°
  • Jueves 24 de Octubre
    Despejado14°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Drones: el cielo lleno de robots

Sacan fotos, filman o transportan cosas muy livianas. Aunque pueden ser peligrosos, no hay cursos para aprender a volarlos. Tampoco se necesita licencia, porque aún no existe legislación.

Por Lucas Bo
Email This Page
drones copy

Protagonista de recitales, publicidades, actos políticos y partidos de fútbol, el drone se viene robando las miradas de los espectadores, porque es la vedette indiscutida de las innovaciones tecnológicas.

El drone es un vehículo volador no tripulado que se pilotea electrónicamente a distancia desde tierra. Armado con una cámara de alta definición GoPro, su peso varía entre los 3 y 20 kilos de acuerdo con el modelo, que puede tener cuatro, seis y hasta ocho hélices. Su valor va desde los tres mil hasta los 40 mil dólares.

Si bien su origen es militar, en los últimos años se masificó la venta de drones y hoy sus usos son diversos: verificar niveles de contaminación de un río, controlar el tránsito, medir la humedad del suelo o conocer el tipo de semilla que se siembra en un campo, entre otras opciones.

Son muy visibles últimamente, por ejemplo, al sobrevolar recitales o partidos de fútbol para sacar fotos aéreas. Y en Suiza el correo se asoció a la empresa Matternet, especializada en la fabricación de drones, para realizar entregas de paquetes de hasta un kilo por hasta 20 kilómetros.

La marca principal de drones es la compañía china DJI, que produce la popular línea Phantom. Otra de las firmas populares es la francesa Parrot AR. En la ciudad de Buenos Aires, los drones y sus repuestos se consiguen en Technical Importation (Gorriti 3665, Palermo) y en RC Online (Avenida Franklin Roosevelt 5596).

Con respecto a la proyección del mercado de drones en el mundo, la asociación estadounidense CEA (Consumer Electronics Association), que engloba a más de dos mil empresas tecnológicas, prevé para este año una recaudación de 130 millones de dólares con más de 400 mil unidades vendidas, y estiman que podrían alcanzar la cifra de mil millones de dólares para 2018.
Sin embargo, la popularización de esta tecnología no va de la mano de la regulación de su uso. El año pasado se paralizaron los vuelos en el aeroparque Jorge Newbery, porque un drone, operado por una productora televisiva que filmaba una publicidad para el gobierno porteño, obstaculizaba la ruta aérea. Durante la convocatoria Ni Una Menos, que se realizó el 3 de junio frente al Congreso, hubo tres drones que volaron por sobre miles de personas sin garantía de que no caerían sobre la multitud, por ejemplo.

“Ninguno tenía seguro, porque no hay nadie que te asegure un drone”, afirma Carlos González, quien junto a Alejandro Carra creó On Top, una empresa que se dedica al relevamiento fotográfico y de video con drones.

Aunque no es sencillo volarlos y no hay cursos que enseñen a conducirlos, ante la falta de legislación cualquiera puede manejar un drone, ya que no se requiere una licencia. “Hay que investigar en Internet, ser autodidacta y saber de electrónica, porque el 90 por ciento de los drones viene desarmado, así que hay que configurarlos con la computadora”, explica González.

Lo que sí se reglamentó hasta ahora es el uso del contenido obtenido por drones. La Dirección Nacional de Protección de Datos Personales establece en la disposición 20/2015 que, con las imágenes obtenidas con un drone y que incluyan información privada, deben tomarse los mismos recaudos que con las bases de datos de información personal; o sea, deberá realizarse con el consentimiento de las personas filmadas, salvo que sea un acto público o en un hecho de interés general.

DZ/DP

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario