Tiempo en Capital Federal

10° Max 5° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 48%
Viento: Suroeste 30km/h
  • Miércoles 28 de Julio
    Cubierto  11°
  • Jueves 29 de Julio
    Despejado  12°
  • Viernes 30 de Julio
    Despejado  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Discos: Mujeres al borde de un ataque de swing

Fernanda Lanza y Georgina Díaz, dos exponentes de la nueva camada de voces femeninas en el jazz local.

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page
georgina_diaz.jpg

En esos delicados límites estéticos donde el jazz se entremezcla con el soul, el blues, el music hall y hasta el country, discos como One de Fernanda Lanza o Suddenly, de Georgina Díaz & The Mornings, recientemente editados, reflejan un movimiento de nuevas cantantes argentinas de jazz que tiene una presencia cada vez más visible, con figuras hoy consagradas como Barbie Martinez. Las chicas están ganando en expresividad, en matices y visiones, en un movimiento de expansión constante, casi como la que tienen las galaxias al buscar otras regiones que habitar. Sin exageraciones cósmicas, digamos que es celebrable, en las comarcas cercanas de la escena jazz local, que la aparición de esta comunidad de mujeres le den ímpetu a ese espacio pleno de tensión melódica que esta música genera, con su mezcla de exigencia de novedad y tradición, características del jazz actual.

Seguramente, quien se encuentre con estos discos lo primero que hará será revisar la lista de temas, para apreciar qué clásicos abordarán con propuestas de renovación o de respeto melómano–religioso. En One, encontrar canciones como “Solitude” (pieza obligada en el repertorio de Duke Ellington) o “Somewhere Over the Rainbow” (la increíble melodía nacida para el film El mago de Oz en la década del 40), despertará la curiosidad del oyente de música popular de inmediato. Y pueden ser estos dos temas los que hagan que escuchemos con placer la manera en que Lanza las recrea, con una sutil combinación de aspereza y caricia en sus vocalizaciones, afinadas y de una pronunciación cuidadísima. Esa claridad hace que al llegar a la versión de “Temptation”, de Tom Waits, el mapa sonoro de One cambie de repente, y pase de la sensualidad algo melancólica del género a transitar con el mismo swing la potencia más descarnada del soul. En esas aguas abrevan justamente Díaz y sus The Mornings, con la delicadeza vocal propia de una “jazz lady” en la mayoría de temas, con picos estilísticos en temas como “It got it bad” (Ellington- Webster) o “Suddenly” (Monk-Hendricks), con versiones vocales donde el atractivo decir de Díaz delata su formación teatral, como actriz (e iluminadora). Lo bueno, en ambos discos, es que ese decir de la cantora sólo puede emocionar o seducir porque todos los músicos están jugando juntos, alineados con habilidad. Y mucho swing.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario