Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Sureste 38km/h
  • Miércoles 21 de Octubre
    Cubierto13°   17°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Muy nuboso17°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Diez años de un granizo histórico

El 26 de julio de 2006, los bloques hielo más grandes que se recuerden cayeron del cielo provocando destrozos en la ciudad.

Email This Page
lectores6

La mañana del miércoles 26 de julio de 2006 amaneció fría y nublada en Buenos Aires. El pronóstico anticipaba frío y posibilidades de lluvia. En ningún parte se alertó sobre la posibilidad de granizo, y de haberlo hecho era imposible prever la magnitud de lo que ocurriría después de las cuatro de la tarde.

La lluvia se había vuelto parte del paisaje de ese día cuando, de pronto, comenzó a caer granizo.  A los pocos minutos el granizo era cada vez más grande. Así cayeron bloques de entre 7 y 10 centímetros de diámetro, algo sin precedentes. Toda la ciudad y parte del conurbano se vieron afectados y para los automovilistas la jornada se convirtió en una pesadilla.

Vidrios rotos, capota abollados y 14 heridos fue el saldo de esos 20 minutos antológicos. Luego vendrían las críticas hacia el Servicio Meteorológico Nacional, que se escudó diciendo que no es factible determinar el tamaño del granizo.

En los días siguientes comenzaría la odisea de los automovilistas afectados por los bollos. En la avenida Warnes, símbolo de los repuestos automotrices, los “sacabollos” cobraron sumas exorbitantes por los arreglos. Peor lo pasarían aquellos con daños mayores: los seguros no quisieron hacerse cargo y comenzó a contemplarse la posibilidad de sumar una póliza contra granizo, como en el campo para proteger las cosechas.

Flores, Belgrano, Palermo y Núñez y el centro fueron los zonas más afectadas, allí donde tuvo que trabajar Defensa Civil. La bronca por el fenómeno climático, que no volvió a repetirse en una década, mutó por sonrisas casi un año más tarde, con la histórica nevada del 9 de julio de 2007. Para entonces, aun había autos con signos de haber sufrido el rigor de aquel granizo antológico.

DZ/JPC

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario