Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 46%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   23°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Despejado18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Diego Pérez y Nación Ekeko: Magia de raíz

La mitad masculina de Tonolec presenta La danza, un álbum de pulso bailable que  homenajea a la Sudamérica indígena y chamánica.

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page
Diego Perez

Para quienes gustan de Tonolec, el proyecto Nación Ekeko de Diego Pérez, multiinstrumentista del dúo, les traerá sensaciones de una familiaridad que incluye lo nuevo. Y es que a través de siete piezas sonoras, que incluyen voces de narraciones o cánticos en general de base indígena sudamericana, “La danza” amplía aún más el viaje estético y ético que el grupo ya venía practicando en sus últimos trabajos. Así, poniendo como eje de unión de la diversidad cultural originaria de nuestro lado del continente a la figura religiosa andina de la abundancia, fecundidad y alegría, Pérez dibuja un trayecto que va desde La Pampa argentina hasta México, pasando por Perú y Bolivia. El disco se propone humanizar la electrónica y darle un carácter tanto bailable como reflexivo del tiempo en que vivimos como comunidad que empieza a rescatar sus raíces.

¿Qué tienen en común las voces que elegiste para el disco?
Son voces que me inspiraron mucho, pude viajar a través de ellas y crear un propio paisaje musical; además, creo que cuentan realidades muy profundas y representativas, puntos de vista conectados con su propio entorno natural.

¿Qué vinculación tenías con el Ekeko?
A veces me sentía un poco Ekeko llevando mis instrumentos en cada viaje de un lugar a otro, todos colgados y sin espacio para cargar nada más. Pero, en realidad, el símbolo es muy rico y profundo; data de tiempos prehispánicos. Cuentan los originarios que en el Altiplano boliviano vivía un hombre aymara llamado Iqiqu, que además de ser generoso y alegre, emanaba armonía, sabiduría y tranquilidad. Con la llegada de los blancos, se acabó esa felicidad. Los blancos lo apresaron, fue descuartizado y pusieron partes de su cuerpo en distintos lugares para que no pudiera volver a nacer. La historia cuenta que cuando se reúnan todas las partes del cuerpo del Ekeko, el pueblo aymara renacerá junto con él. Creo que esta historia ahora es más actual que nunca por el proceso de reencuentro y conciencia que estamos viviendo en Latinoamérica, y representa el renacer a partir de la reunión armónica de todas nuestras culturas.

Traés una dimensión ritual de las culturas arcaicas indoamericanas…
Creo que muchas cosas en la vida de uno y en los ciclos de la naturaleza son rituales. Sólo que muchas veces no somos conscientes o no nos damos tiempo de vivenciarlo. La idea es que con esta experiencia nos podamos regalar ese presente y reencontrarnos con el movimiento, la música, el entorno y los sentidos.

¿Cómo será la presentación?
En principio, existe una fuerte interacción entre la electrónica y la percusión en vivo. La tecnología está al servicio de la improvisación mediante controladores inalámbricos que me permiten modificar el sonido por medio del movimiento de las manos en el aire. Lo que se está gestando va a tener que ver más con un encuentro-experiencia que con un recital, entrar a un ámbito particular y vivenciarlo desde todos los sentidos, viajar a través del ritmo y la música. No te puedo adelantar mucho porque la idea es encontrarnos ahí, sin anticiparnos demasiado al acontecer (ríe), pero te puedo decir que los que confíen y vayan se van a encontrar con un lindo presente.

Diego Pérez presenta La danza. Miércoles 24,  a las 20, en Santos Dumont 4040. Entrada $80.

DZ/DP

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario