Tiempo en Capital Federal

17° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 83%
Viento: Suroeste 29km/h
  • Lunes 28 de Septiembre
    Despejado11°   19°
  • Martes 29 de Septiembre
    Parcialmente nuboso14°   19°
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Parcialmente nuboso15°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Zunino Singh: “El subte sólo sirve si está bien diseñado”

El experto en el tema analiza los medios de transporte en la ciudad y dice que deberían estar integrados. Advierte que más subte no se traduce necesariamente en menos colectivos.

Por Juan Pablo Csipka
Email This Page
_DSC6101
_DSC6102
_DSC6063
_DSC6096
Anterior Siguiente

La cuestión del transporte es central en una ciudad como Buenos Aires. En un distrito con tres millones de habitantes, y otros tantos que llegan del conurbano todos los días, la movilidad es uno de los aspectos más relevantes. El sociólogo Dhan Zunino Singh se especializa en el tema y focaliza su atención en el subte.

-¿Cómo se explica que el subte no haya llegado aún a los límites geográficos de la Ciudad?

Cuando la Municipalidad planifica el subte en 1905, estaban definidos los límites de Buenos Aires pero no estaba la General Paz, que recién nace en los años 30. La ciudad construida llegaba hasta la calle Medrano pero la Municipalidad planificó una red que llegaba hasta los límites geográficos. Sin embargo, en 1913, lo que se terminó haciendo fue un sistema radiocéntrico, como el que tenemos hasta hoy, pensando en la gran mayoría de la gente moviéndose hacia el mismo lado en las horas pico. La idea fue un medio para la zona más densamente poblada.

-¿Sería factible que llegue hasta la General Paz y al Riachuelo?

Es problemático. Siempre que se extendió una línea de subte, se incorporó mucha gente al uso del servicio, y eso lo complica. Hay que ver qué pasa ahora que se aproxima la culminación de la obra de la línea H. Claro, se la pensó en el año 2000, cuando había otras características, y ya estamos en 2016. No se terminó y las condiciones ya no son las mismas que cuando se planificó. Tal vez hubiera sido más interesante empezar con la línea F, por las avenidas Callao y Entre Ríos. Igual, es relativo eso de que el subte debe llegar a todos lados.

-¿Cómo sería eso?
-Una ciudad como Buenos Aires no puede atarse a una única solución en materia de transporte. El subte sirve como respuesta siempre y cuando esté bien diseñado. Hace décadas que mueve siempre una cantidad similar de personas, el 10 por ciento de la masa, que viaja en transporte público. Se podrían poner túneles, si hubiera capacidad para afrontar semejante inversión en infraestructura. Pero más subte no necesariamente se traduce en menos colectivos. Si el subte logra liberar espacio en la calle, seguro se incrementa el uso del automóvil.

-O sea que deberían convivir diversos medios de transporte.
-Sin duda. En muchas partes del mundo, como Londres, se intenta evitar la entrada de autos a la ciudad. Acá se intentó, pero es muy difícil. La Argentina se cuenta entre las primeras naciones en adoptar el uso del auto, en los años 20, y es difícil cambiar esa mentalidad. Mucha gente prefiere viajar más tiempo en auto, con todo el gasto que eso conlleva, antes de usar un medio público. La alternativa al subte ha sido el Metrobus, porque es más barato de hacer, pero no ha funcionado ni como parche.

-¿Por qué no funciona el Metrobus como reemplazo del subte?
Porque no fue implementado como un sistema, como en otras ciudades. Para tomárselo en serio deberían ser un sistema de colectivos eléctricos. El macrismo controla la Nación, la Ciudad y la provincia. Es un escenario inédito y tiene las herramientas para combinar cambios por ese lado.

-¿Cómo evaluás el proyecto de la Red de Expresos Regionales, que planea conectar los ferrocarriles urbanos debajo del Obelisco?
Es un proyecto viejo. Pero para cualquier proyecto de tal envergadura tiene que darse un debate muy amplio. Si puede observar lo que pasó con el sistema que implementó Chile, que cambió la movilidad, y que al principio no rindió y tuvieron que dar marcha atrás porque fue planificado a puertas cerradas. Yo no veo mal el proyecto en sí bajo la 9 de Julio. Ahora, ¿hacer una estación central justo abajo del Obelisco? Ahí tengo mis dudas. Es una obra demasiado ambiciosa, con riesgos ambientales. Cuando se erigió el Obelisco se pensó ese punto como el centro de la ciudad y hoy lo sigue siendo, cuando en verdad hubo un enorme crecimiento. Entre otras cosas se debería mirar más hacia el sur.

¿Por qué se estancó el desarrollo del subte?
-Fue un fenómeno mundial por el auge del auto, en los 40. El transporte automotor pasó a ser central. Y acá el auto tiene un enorme peso cultural, no sólo en nuestra tradición de grandes corredores, como Fangio, o el TC, sino como propiedad privada y status.

¿Qué perspectivas ves para mejorar la situación del transporte?
-Una buena medida fue subsidiar la demanda a través de la SUBE. Una segunda instancia sería unificar tarifas de tren y subte, como alguna vez se hizo. Sería algo que a la larga beneficiaría al usuario. Se podría llevar el Premetro hasta Puente La Noria y que se integre a los colectivos, que perderían pasajeros, mediante una red mixta de transporte. La solución pasa por saber combinar las alternativas, no hacer sólo más autopistas o más metrobuses o más subtes.

Perfil:

-Sociólogo, egresado de la UBA y doctorado en la Universidad de Londres.
-Es investigador del CONICET.
-Experto en transporte, integra una red de historiadores especializados en el tema.


Fotos: Guille Llamos

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario