Tiempo en Capital Federal

28° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 40%
Viento: Noroeste 29km/h
  • Martes 26 de Octubre
    Despejado19°   31°
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   28°
  • Jueves 28 de Octubre
    Cubierto21°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Después de los 60

Terminado el tiempo de las hazañas, la sexualidad puede ser una fuente de gratas sorpresas si se apuesta a las caricias antes que a la genitalidad. 

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
sexo a los sesentas sexo a los sesentas

El deseo sexual permanece a lo largo de toda la vida, contrariamente a lo afirmado por los mitos populares, más allá del legendario temor de los hombres a no tener suficiente erección y a la falta de lubricación vaginal suficiente que padecen las mujeres luego de los cincuenta años. Ambos géneros pueden disfrutar de la vida sexual, mientras se adapten a los requerimientos de su edad, se entiende.
Después de los 50, la mujer tiene un miedo mayúsculo a no sentirse atractiva. Y hay que decir que la publicidad, los avisos por los medios de comunicación y todo el aparato publicitario se focalizan en la juventud, en las pieles lisas y bronceadas, en la firmeza de los músculos, todo sin una arruga. 
Poco se menciona que una vida sexual plena no sólo se realiza en la llamada “tercera edad” sino que hasta prolonga la vida misma.
El sexo no es cuestión exclusiva de la juventud. El sexo en la tercera edad puede ser una fuente de gratas sorpresas que abra una puerta a nuevas dimensiones insospechadas.
Es justamente en estas etapas cuando se pone de manifiesto que la vida sexual no es en manera alguna una cuestión de penetración vaginal y orgasmo. Se trata de la sexualidad y no de la genitalidad.
Será necesario tomar en cuenta –y muy en cuenta– que con la edad aumentan notablemente la cantidad y variedad de medicación que una persona necesita tomar: antihipertensivos, anticolesterolémicos, diuréticos y analgésicos, entre muchos otros. Y que los medicamentos –algunos más, otros menos– suelen afectar la respuesta sexual. Por lo tanto, pretender tener erecciones, orgasmos y desempeños como se los tenía decadas atrás será una pretensión ingenua e imposible. 
Sin embargo, el tiempo disponible para el cariño efectivo y las caricias proporcionadas e insistentes son “medicaciones” altamente efectivas y estimadas, que proporcionan vasodilataciones tan importantes como el mejor de los medicamentos. El laboratorio de la naturaleza todavía no ha sido superado en cuanto a proporcionar la elevación de la autoestima. A cualquier edad, y mucho más en las últimas décadas de la vida.

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.