Tiempo en Capital Federal

28° Max 21° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 62%
Viento: Sureste 28km/h
  • Jueves 3 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   26°
  • Viernes 4 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Después de 6 años vuelve a funcionar la flor metálica en Palermo

Este miércoles 10 de junio volverá a abrir y cerrar sus pétalos la Floralis Genérica, estructura metálica de 22 metros de altura y 24 toneladas de peso ubicada a metros de la Facultad de Derecho.

Email This Page
floralis-arreglos-2

Los trabajos de recuperación, que comenzaron en septiembre del año pasado e incluyeron el arreglo del pistón subterráneo, que permite que los pétalos se abran y alcancen un diámetro de 32 metros; el apuntalamiento preventivo de cada uno de los seis pétalos –cada uno pesa 3.500 kilos y tiene 22 metros de altura–; el arreglo de los motores de la fuente que rodea a la escultura; el control y arreglo de los sensores de viento y agua que hacen que los pétalos se cierren cuando hay mucho viento y lluvia; y el refuerzo de las estructuras que componen los pétalos con placas de aluminio y soldaduras, para que puedan soportar fuertes tormentas.

“Para nosotros constituye un orgullo recuperar este ícono de Buenos Aires, como es la Floralis Genérica. Fue un desafío de gestión, de imaginación y un enorme esfuerzo y es un gran honor devolverle a la Ciudad un sofisticado monumento que combina la mecánica, el arte y un mensaje por la naturaleza y por la vida”, expresó el ministro de Ambiente y Espacio Público, Edgardo Cenzon.

La Floralis Genérica funcionó brevemente, luego de su inauguración en 2002, hasta que el mecanismo se rompió debido a que uno de los pétalos fue vencido por los vientos de una fuerte sudestada, lo que provocó la descompensación de toda la estructura. Desde entonces, los intentos de reparación fueron infructuosos debido a que la empresa que la había construido, la firma Lockheed Martin Aircraft, se fue del país, sin dejar planos. En el medio, el diseñador y donante de la monumental escultura, el arquitecto Eduardo Catalano, falleció, por lo que tampoco fue posible acceder a la información de respaldo que tenía en su poder.

A lo largo de los años, hubo numerosos intentos de reparación, pero debido a la falta de información sobre el funcionamiento del complejo mecanismo de la Flor, los costos de la obra y las dificultades técnicas de los trabajos, no se lograron concretar los arreglos.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario