">

Tiempo en Capital Federal

14° Max 11° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 69%
Viento: Este 14km/h
  • Viernes 5 de Junio
    Cubierto12°   15°
  • Sábado 6 de Junio
    Cubierto con lluvias14°   16°
  • Domingo 7 de Junio
    Despejado13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Desigualdades Norte-Sur

«Escuelas modulares» de media jornada en la zona sur y escuelas de material y jornada completa en el norte.

 

Por Victoria Reale
Email This Page
_DSC0929

Un repaso de las obras realizadas por el gobierno porteño durante este año muestra la brecha que existe entre las zonas norte y sur.

En el sur se construyeron tres escuelas de nivel inicial, dos de ellas modulares y sólo una de material. Todas son de jornada simple. Sig­nifica que los chicos pasan sólo tres horas y cuarto en la escuela, muy poco para las madres trabajadoras, que salen a buscar vacantes en otros distritos. Eso explica por qué en el complejo de Piedrabuena y Zuviría –inaugurado en junio– sólo están ocupadas la mitad de sus ocho aulas container.

En la zona norte, en cambio, fueron inaugurados tres nuevos jardines de ladrillo y cemento y se construyeron nuevas salas dentro de otras escue­las que sumaron 700 vacantes de jornada completa, que cubren seis horas y media diarias en los jardines maternales y preescolar.

La zona sur está siendo poblada de “equipamientos modulares”. En Fernández de la Cruz al 2600, frente a San Lorenzo, se colocaron nueve aulas modulares que albergarán cerca de 200 alumnos por turno. Y está en construcción el Jardín de Infantes Comunitario (JIC) Nº13 sobre aveni­da Roca, cerca de la Puerta 9 del Autódromo, donde colocarán ocho uni­dades modulares para 120 alumnos por turno. Esto quiere decir que para el año que viene en Villa Lugano y el Bajo Flores habrá 520 vacantes más, pero –como dijimos– serán de jornada simple y dentro de containers.

Estos módulos tampoco obran milagros. En las escuelas modulares de Lugano hay pocos baños para la cantidad de chicos que concurren por turno y el espacio de los comedores es insuficiente: tienen que or­ganizarse en tres turnos para que todos los chicos puedan comer. Por otra parte, las aulas container tienen mala acústica. Se trata de escue­las precarias. No todas cuentan, por ejemplo, con espacios techados fuera de las aulas. Cuando llueve, los chicos deben permanecer dentro de los módulos de chapa. Así se estudia en el sur porteño.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario