Tiempo en Capital Federal

30° Max 21° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 61%
Viento: Sureste 32km/h
  • Lunes 30 de Noviembre
    Parcialmente nuboso16°   21°
  • Martes 1 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   26°
  • Miércoles 2 de Diciembre
    Cubierto con lluvia20°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Descontrol en el reino de las grandes farmacias

Cadenas como Farmacity, Dr. Ahorro o Vantage tienen el 34% del mercado y expulsan a las boticas trad

Por Patricio Eleisegui
Email This Page

Incentivadas por la ausencia de leyes que regulan su proliferación, y aprovechando la libertad de poder instalarse en los puntos geográficos más redituables, las cadenas de farmacias siguen ganando posiciones en la ciudad de Buenos Aires, y en la actualidad ya controlan casi el 34% de la venta local de medicamentos.

Con más de 400 puntos de comercialización distribuidos en los principales barrios de Capital Federal, nombres como Farmacity, Dr. Ahorro o Vantage, acumulan ventas por más de 330 millones de dólares anuales. Y poco a poco comienzan a acorralar a la farmacia tradicional, que por razones de volumen y caudal de ventas negocia en desventaja la compra de stock a los laboratorios.

El inicio de esta ola expansiva, señalaron a Diario Z desde el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, fue en 1991, cuando la desregulación de los principales resortes de la economía alcanzó también al segmento de los medicamentos.
«Desde entonces, han sido 20 años de crecimiento en la Ciudad, de manera desproporcionada, y en detrimento de las farmacias tradicionales, que dejan lugares que luego son ocupados por las grandes cadenas», indicaron desde la entidad.

Marcelo Peretta, presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos y director de la Escuela de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Maimónides, no titubea: «No existe una regulación para las cadenas. El modo en que se distribuyen deja en claro que existe una total falta de organización en la actividad. Hoy, en pleno centro porteño, podés llegar a tener tres farmacias funcionando en cuatro esquinas».

El directivo explicó que, como contracara, hay barrios como Lugano en los que para encontrar una farmacia es preciso caminar 20 cuadras. «La falta de restricciones a los movimientos de las cadenas no sólo afecta a las tradicionales, sino que también vulnera la función de servicio público que debe prestar la farmacia», comentó.

ESPALDAS MÁS ANCHAS

Las áreas elegidas por estas compañías para instalar bocas de venta comprende el microcentro y los barrios de la ciudad con mayor densidad de población y poder adquisitivo. Según precisó Peretta, autor del trabajo de investigación «Reingeniería Farmacéutica», en Buenos Aires existen 1.500 farmacias habilitadas, de las cuales «más del 33% pertenecen a alguna cadena o red».

«Estas compañías entran al negocio con muchas facilidades. Entre ellas, la posibilidad de comprar un número muy amplio de productos, con la consiguiente capacidad de negociación frente a los laboratorios. Ahí se genera la primera desigualdad respecto de las farmacias chicas», indicó.

Los principales actores, según el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, son Farmacity, propiedad del grupo Pegasus, con alrededor de 90 sucursales en Capital Federal. Detrás se ubican Vantage, con 44 bocas de expendio, Dr. Ahorro (42 locales), Pharmakus (33) y Zona Vital (19).

Para Nelson Pérez Alonso, analista de Claves Información Competitiva, una prueba del atractivo de Buenos Aires como plaza para las grandes cadenas es el inminente desembarco de la venezolana Locatel, una red que apunta a los sectores bajos y cuenta con una agresiva política de descuentos para sus clientes en la compra de medicamentos.

 

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario